Patricia Rojas, presidenta de venezolanos en Chile: “Pensar que el voto extranjero esté casado con una ideología, no es estar viendo bien la película”

Gobierno anuncia veto a proyecto de elección en 2 días.

Frente al debate que ha marcado esta semana el voto obligatorio y la posibilidad de que ello corra para todos los migrantes en el país, las asociaciones de residentes extranjeros se pronuncian sobre la presunción de tendencia ideológica a la que han apuntando algunos parlamentarios.


Frente al debate sobre el voto obligatorio derivado de la discusión por las elecciones en dos días que ha marcado esta semana y que podría traer como consecuencia que los migrantes en el país terminen siendo forzados a sufragar, algunas asociaciones de extranjeros de distintas latitudes señalan estar sorprendidos por su posible participación obligatoria. Y, al mismo tiempo, se pronuncian sobre la presunción de tendencia ideológica a la que han apuntando algunos parlamentarios.

“Es un debate que no tiene mucho sentido porque cuando se aprobó en las últimas elecciones el voto obligatorio no hubo una discusión de que los extranjeros votáramos de manera obligatoria o no. Era obligatoriedad para todas las personas que teníamos que ejercer el derecho al voto. Entonces, en esta discusión nos sorprende que estemos conversando entre electores extranjeros y electores chilenos, cuando la norma debería ser para todos en general”, afirma a La Tercera la presidenta de la Asociación de Venezolanos en Chile, Patricia Rojas.

La venezolana apunta al hecho de que distintas voces han comenzado a interpretar si es que el carácter obligatorio y una posible punta es solo a los ciudadanos chilenos o a “electores”, en vista de que hoy los inmigrantes pueden sufragar en la medida que cumplan años de avecindamiento en el país.

El artículo 14 de la Constitución establece que “los extranjeros avecindados en Chile por más de cinco años, y que cumplan con los requisitos señalados en el inciso primero del artículo 13, podrán ejercer el derecho de sufragio en los casos y formas que determine la ley”.

Pero además diversos parlamentarios han admitido en privado que también a la hora de discutir la obligatoriedad y sus respectivas sanciones han mirado de reojo una consideración electoral y cómo puedan votar los migrantes, de los que principalmente se cree podrían volcarse a la derecha.

Sin embargo, Rojas descarta una tendencia política hacia ese sector en la comunidad venezolana. “Es difícil hablar de un voto heterogéneo o un voto con una tendencia ideológica en Chile. Para nadie es un secreto que la comunidad se ha visto movilizada forzosamente a otros paises por un régimen con tendencia de izquierda. Sin embargo, los venezolanos tienen distintas maneras de ver la política. Asumir que el voto venezolano esté casado con una ideología, no es estar viendo bien la película. El llamado entonces es a la clase política a trabajar por esos votos, que es lo que se hace en democracia”, cierra.

Desde la Asociación de Peruanos Profesionales en Chile, su presidenta Iris Gálvez señala que en Perú el sistema de voto es obligatorio y si es que uno no lo hace se aplica una multa, “entonces al menos por ese lado de los ciudadanos tenemos esa costumbre que el voto es un derecho, pero también es un deber”.

Respecto a una potencial tendencia ideológica a la hora de votar, Gálvez responde que el “sector peruano esta dividido en el voto (...) hay grupos de derecha, otros muy de izquierda, pero diría que es variado, no está con cierto sector político, sino que es diverso”.

Desde la Organización de Colombianos Refugiados en Chile, en tanto, indican que “cualquier interacción de la población migrante con el Estado tiene que tener como premisa una política de regularización”, ante lo que agregan que “es importante que se fomenten la participación política de parte de la migración, o sea, para que la migración participe dentro de las decisiones del Estado chileno ya que también formamos parte. No se puede no pensar en una perspectiva intercultural”, según dice uno de sus representantes, Manuel García.

Al ser consultado sobre una presunta tendencia política, García señala que “una política de participación que contemple a las personas extranjeras no debe ser pensada con mayorías circunstanciales; finalmente si hoy me conviene que los migrantes voten y mañana no me conviene”. Y sentencia que “la premisa de que los migrantes tendrían cierta tendencia política hacia un color u otro... somos tan diversos como la población chilena”.

Para finales de 2022, el Instituto Nacional de Estadísticas registraba 1.625.074 personas extranjeras que residían en Chile. Respecto a lo anterior, la población inmigrante con más presencia correspondía a Venezuela (32,8%), dejando en segundo lugar a Perú (15,4%), seguido por Colombia (11,7%), Haití (11,4%), Bolivia (9,1%) y Argentina (4,9%).

En el caso del plebiscito de 2022, había cerca de 500 mil extranjeros con derecho a voto, de los cuales votaron 315.537, es decir, un 61%.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.