“Se vienen horas complejas”: ministro Valenzuela alerta sobre eventuales remociones en masa, desbordes y cortes de rutas en Región de Coquimbo

El ministro de Agricultura, Esteban Valenzuela, encabezó este miércoles la reunión del Cogrid en la Región de Coquimbo.

Tras una reunión del Codrig regional, el titular de Agricultura hizo un llamado a la corresponsabilidad de la población, además de pedir a las empresas mineras de la zona que contribuyan con maquinarias y equipos para enfrentar la emergencia meteorológica.


“Queremos decir que vienen horas muy complejas que requieren corresponsabilidad de la comunidad. Si uno suma los tres días de precipitaciones, vamos a tener más de 100 mm en las distintas provincias, y que con todos los puntos críticos que existen hacen la situación difícil”, expresó el ministro de Agricultura, Esteban Valenzuela, al cabo de una reunión del Comité de Gestión del Riesgo de Desastres (Cogrid) de la Región de Coquimbo.

Valenzuela, al término de la cita en la que también participaron el delegado regional, Galo Luna, y otras autoridades de la zona, además de representantes de las FF.AA. y Carabineros, indicó que la situación no sólo es crítica por las intensas lluvias que se pronostican, sino que también por las características geográficas de esa zona del país.

“No sólo está el riesgo en la bajada de aguas lluvia por las quebradas, porque como uno conoce el territorio, sino que también en muchas viviendas construidas en cerros que tienen remoción de masa. Además, recordemos que los pronósticos de ráfagas de viento son de 70 a 80 km por hora en algunas zonas. Por eso, un llamado a a la CGE a reforzar sus cuadrillas de reposición de alumbrado público y de energía en caso que haya cortes, que va a ser lo más probable”, agregó.

Luego manifestó que “es muy importante, en el caso del mundo de la agricultura, que las personas salgan y no tengan sus animales en cursos de ríos”. Al respecto aseveró que organismos especializados del ministerio dan pronósticos que indican una elevación de hasta tres metros cúbicos por segundo en varios de los afluentes del río Limarí. “Entonces, hay una situación de bastante peligro”, expresó.

También señaló que las autoridades locales han puesto la alerta por los relaves que han generado inundaciones. “Queremos hacer un llamado, y haremos las coordinaciones, a las empresas Teka, en el caso de Andacollo y Pelambres que contribuyan con maquinaria y equipos en esta emergencia”, indicó.

Por su parte, el delegado presidencial regional, Galo Luna, detalló que “estamos tomando distintos cursos de acción para afrontar la emergencia. Nos preocupan principalmente las altas precipitaciones que vamos a tener en un corto período de tiempo, y además se nos adiciona el riesgo que van a aumentar su intensidad durante la madrugada de este jueves, partiendo por la provincia del Choapa. Acabamos de sostener una reunión con todos los alcaldes y equipos técnicos de la región, donde hemos visto los principales puntos críticos donde se pueden generar cortes de camino y suministros”.

“Pero hoy -agregó- la principal preocupación es alertar a la población que habita en zonas de riesgo, en cercanías de cauces de canales de ríos y también en quebradas. Es importante llamar al autocuidado, pero además transmitirles a la comunidad que estamos preparándonos para poder intervenir y desplegar todas las capacidades para prevenir mayores riesgos”.

Luna precisó que “tenemos levantados 1.400 puntos de riesgo en la región, de los cuales 260 son de alto riesgo. El principal está en la remoción en masa que se puede dar por la activación de quebradas, pero también los asociados al aumento de caudales de canales y ríos”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.