Emprendimientos infantiles que hay que conocer esta Navidad

Bárbara Espejo y Simón Espinoza, creadores de Había una voz, y Trinidad Jove, creadora de Magia y Cartón.

Barbara Espejo y Simón Espinoza –creadores de Había una voz– junto con Trinidad Jove –diseñadora y fundadora de Magia y Cartón– compartieron las inspiraciones detrás de sus emprendimientos, el camino que han recorrido y cómo lo han hecho para darse a conocer.


La Navidad debe ser uno de los períodos de venta más importantes del año para muchos emprendedores y emprendedoras. Es durante diciembre cuando muchos negocios dedicados a los niños realizan los mayores volúmenes de venta del año, por ejemplo. “Navidad es para mí un 30% de la venta anual, un 20% es para el Día del Niño”, detalló Trinidad Jove, fundadora de Magia y Cartón, un emprendimiento que se dedica a conectar a niños y niñas con su creatividad a través de decenas de proyectos elaborados con cartón como material base, para que los niños puedan armar, colorear y disfrutar.

Junto con Jove, también estuvieron Bárbara Espejo y Simón Espinosa, fundadores de Había una voz, unos dispositivos especiales para que los niños y niñas escuchen cuentos e interactúen con ellos sin la necesidad de utilizar otro dispositivo, como un smartphone o una tablet, y que además cumple con muchos requisitos, como ser de plástico reciclado, contar con un empaque compostable y con baterías recargables. “Los cuentos de los pájaros se los escribí yo a mi hijo Pedro para enseñarle los pájaros de Chile y tenia esta aspiración, el desafío, de hacer algo para niños, que es el público más difícil”, dice Espinoza.

¿Cómo nacieron? ¿En qué se inspiraron? ¿Cómo funcionan para Navidad? De esto y mucho más estuvieron conversando en una nueva edición de Transformadores, el webshow.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Desde 2014, Food For the Future está creando alimentos para animales -como gallinas y pescados- que tienen como base proteínas obtenidas de moscas soldado negro, las que a su vez son alimentadas con las mermas de tiendas y supermercados.