Las oportunidades que se abren para emprender después de los 60

Paulina Pozo, de SeniorLab UC; Dagoberto Álvarez, fundador de helados Vegice, y Tania Vera, de Jubilab, participaron de la conversación.

La popularización de los programas de alfabetización digital, el aumento de fondos de financiamiento y una cada vez mayor valoración de la experiencia están pavimentando el camino para que hombres y mujeres que quieran emprender luego de jubilar concreten sus ideas. ¿El gran desafío? Solo que más y más personas se atrevan.


Las cifras hablan por sí solas: en Chile, una de cada seis personas decide comenzar un emprendimiento después de jubilar; de este grupo, una de cada tres lo hace por necesidad, ya que su pensión no es suficiente para vivir. ¿Cómo abrir espacios para que cada vez más hombres y mujeres sobre los 60 años que quieran incorporarse en este mundo puedan hacerlo? ¿Por qué los economistas hablan cada vez más del concepto de “Economía plateada” y el necesario espacio que las personas mayores deben tener dentro de la sociedad?

Ese fue el tema central de El ABC del emprendimiento -primer bloque de Transformadores, el webshow- con invitados como Dagoberto Álvarez, quien luego de trabajar por 30 años en una organización decidió, a los 62, crear junto a su hermana Gladys Vegice, una línea de helados veganos.

Paulina Pozo, directora de SeniorLab, laboratorio de innovación social de la Universidad Católica que busca promover la inclusión de las personas mayores en la fuerza económica, destacó el testimonio de Dagoberto Álvarez como un buen ejemplo sobre cómo se pueden aprovechar las oportunidades de llevar a cabo proyectos personales luego de la jubilación. Eso sí, hizo hincapié en la necesidad de que, por ejemplo, programas como Corfo y otros organismos que entregan fondos de financiamiento pongan sus ojos en los emprendimientos seniors, estimulándolos y apoyándolos en el camino.

En esa misma línea, Tania Vera, creadora de Jubilab, que trabaja por la transformación digital de los emprendimientos de personas mayores, habló sobre la importancia de que los programas de alfabetización en nuevas tecnologías para los emprendedores sobre 60 años se adecuen a sus conocimientos, expectativas y ritmos de aprendizaje. Asimismo, valoró las iniciativas de organismos y empresas que buscan acercar las herramientas de digitalización a este segmento etario.

Una iniciativa a destacar es la de Providencia, comuna que tiene un convenio con la empresa Claro para sus vecinas y vecinos mayores de 60 años que tengan la tarjeta Vecino Soyprovidencia. Ellos pueden acceder a planes con 100 GB de alta velocidad, minutos libres a 300 números, y 20 minutos para hablar en larga distancia internacional por $3.800 mensuales, tanto para líneas nuevas como para números que decidan portarse a la compañía.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Desde 2014, Food For the Future está creando alimentos para animales -como gallinas y pescados- que tienen como base proteínas obtenidas de moscas soldado negro, las que a su vez son alimentadas con las mermas de tiendas y supermercados.