“Es algo para que la gente no piense, para atontarte”: La entrevista en CNN donde el nuevo ministro de las Culturas hacía duros cuestionamientos al Museo de la Memoria

La crítica que Mauricio Rojas hizo al museo en el libro "Diálogo de Conversos" no es la única sobre el tema. En 2016, sostuvo en un programa de CNN en Español que "ése es un museo de la izquierda, para contar una versión falsa de la historia de Chile".


“Más que un museo (…) se trata de un montaje cuyo propósito, que sin duda logra, es impactar al espectador, dejarlo atónito, impedirle razonar (…) Es un uso desvergonzado y mentiroso de una tragedia nacional que a tantos nos tocó tan dura y directamente”.

La cita, una fuerte crítica al Museo de la Memoria, es del hoy ministro de las Culturas, Mauricio Rojas, en un extracto de “Diálogo de Conversos” (2015), su libro de conversaciones con el actual canciller Roberto Ampuero. Y es la declaración que este sábado le ha causado su primera polémica, a dos días de jurar en el puesto.

Porque si bien Rojas en ese momento firmaba la crítica en su condición de intelectual, hoy es la autoridad responsable de dicho museo. Y luego de que la frase volviera a la luz en un artículo publicado por La Tercera, los cuestionamientos han llegado desde figuras tanto del mundo cultural como el político, como el Premio Nacional de Literatura Raúl Zurita y la senadora PS Isabel Allende.

Pero el episodio no fue la única oportunidad en que Rojas cuestionó directamente al Museo de la Memoria. El 18 de noviembre de 2016, el historiador -quien hasta el jueves era el jefe de contenidos del Segundo Piso de Sebastián Piñera- publicó en su cuenta de Twitter la siguiente frase: “El Museo de la Memoria de Chile oculta el cómo llegamos a odiarnos tanto. Imagínense lo que la izquierda debería reconocer ante Chile”.

Junto a esa publicación, Rojas subió un video de un minuto y 34 segundos: un extracto de una entrevista junto a Ampuero hecha en un espacio de CNN en Español -el programa “Camilo”, conducido por el periodista Camilo Egaña-, y donde el tema principal es, justamente, el Museo de la Memoria. Un intercambio en que Rojas no escatima críticas.

“Es una forma de crearte un verdadero trauma”

-En el Chile de hoy están renaciendo estas tendencias, que parecen no haber aprendido nada ni olvidado nada del pasado. En Chile hay que luchar fuertemente para restaurar la memoria, y también para crear una esperanza… -dice Rojas al inicio del extracto, para ser interrumpido por Camilo Egaña.

-Bueno, pero hicieron el Museo de la Memoria, que es una cosa maravillosa…- afirma Egaña.

-No, esa es una… Eso es algo para que la gente no piense, para atontarte. No hay ninguna explicación de cómo se llegó a dónde llegamos.-, responde Rojas, interrumpiendo de vuelta al periodista.

-O sea, el Museo de la Memoria empieza post Pinochet-, consulta Egaña.

-¡Pero claro! Ésa es una forma de crearte un verdadero trauma-, es la respuesta de Rojas.

Al ser consultado sobre de quién era la responsabilidad de eso, Rojas plantea que “ése es un museo de la izquierda, para contar una versión falsa de la historia de Chile, porque oculta esa parte importante: cómo llegamos a odiarnos de tal manera”.

Y luego, se explaya en sus cuestionamientos, y por qué le reprocha a la izquierda su conducta. “Imagínate lo que tienen que reconocer. Imagínate lo que tienen que decir frente a Chile. Y lo que tienen que perder en cuanto a ese capital político, cuando tú dices “yo soy la víctima, aquí están los únicos culpables”, cuando tú dices “yo soy culpable”. Cierto: yo no torturé, ni hice desaparecer, ni maté, como este señor que tenía las armas, pero yo propicié, yo creé el camino por el cual transitaron los tanques”, plantea.

“Decir eso, ¡qué bien le haría a Chile! Qué bien le haría a la juventud chilena, que ha nacido con este cuento, y que hoy día, ¡claro!, reproduce esto mismo y no tiene ninguna conciencia real de lo que pasó”, es la frase final de la entrevista de Rojas.

Seguir leyendo