Dieta de parlamentarios será equivalente a la que recibían en 2010 y pasa del segundo al séptimo lugar entre países de la OCDE

30 de Octubre del 2018/VALPARAISO Fotografias de la Fachada del Congreso Nacional de Valparaiso, tomada desce la punta del Molo. FOTO: RODRIGO SAENZ/AGENCIAUNO

Esto luego de que este martes el Consejo de Alta Dirección Pública (CADP) informara que se determinó reducir en un 25% la dieta actual de los congresistas y secretarios de Estado; y en un 10% la del Presidente de la República, intendentes y subsecretarios.




Esta jornada el Consejo de Alta Dirección Pública (CADP) informó las nuevas remuneraciones transitorias que tendrán autoridades como parlamentarios, ministros y el Presidente de la República, entre otras.

De esta manera se comunicó -tras un mes de trabajo donde se escuchó a expertos, académicos y la sociedad civil- la decisión de reducir en un 25% las dietas actuales de los diputados, senadores y secretarios de Estado; y en un 10% la del Presidente, los intendentes y subsecretarios.

Estas dietas (sueldos) -que comenzarán a aplicarse a partir del mes siguiente a que el decreto sea publicado en el Diario Oficial- regirán hasta que se conforme la comisión de cinco miembros, designados por el Presidente y con el acuerdo de los dos tercios de los senadores en ejercicio, que deberá establecer el monto de las dietas por cuatro años. Dicha instancia estará integrada un exministro de Hacienda, exconsejero del Banco Central, excontralor o subcontralor, expresidente de alguna de las cámaras del Congreso Nacional y un exdirector Nacional del Servicio Civil.

En el informe final dado a conocer hoy, el CADP entregó una serie de argumentos técnicos y jurídicos para justificar su determinación.

Por ejemplo que “el Consejo considera que el porcentaje de rebaja de la remuneración percibida que se establece, es importante y, al mismo tiempo, permite asegurar “una retribución adecuada a la responsabilidad del cargo” y “garantizar la independencia para cumplir sus funciones y atribuciones”. El porcentaje determinado, dicen, “no pone en peligro lo anterior”.

Pero además, se realizan en dicho texto una serie de comparativas, como por ejemplo, las dietas de las autoridades chilenas en relación a la que perciben sus pares de los países que conforman la OCDE y de Latinoamerica.

En ese sentido, se indicó que los montos que recibirán los parlamentarios y ministros de Estado -de $9.349.853 a $7.012.388 brutos- “se aproximan a los valores nominales que recibían dichas autoridades en moneda del año 2010 ($7.134.102)”.

También se plantea que “la rebaja que se efectúa a la dieta parlamentaria y la remuneración de Ministros de Estado se traduce en que la relación entre sus montos y otros indicadores de la fuerza laboral, se modifica en los siguientes términos: disminuye la distancia con el sueldo mínimo, de 29 a 22 veces; y se reduce la distancia con el promedio de las remuneraciones de los ocupados, de 16 a 12 veces”.

“Adicionalmente, al comparar internacionalmente las dietas brutas nominales de los Diputados, Chile pasaría de ocupar el actual segundo lugar de la OCDE con US$13.638 mensuales (Estados Unidos), a un nuevo séptimo lugar, con US$10.229, justo por debajo de Israel. A Paridad de Poder Adquisitivo (US$ PPA 17.517), pasaría del primer al tercer lugar y en Latinoamérica ahora Colombia tendría los parlamentarios mejor remunerados”.

Respecto de las dietas brutas de los diputados (ver tabla) no se cuenta a Japón, que aparece primero, ya que ese monto informado incluye el dinero que se entrega para las asignaciones parlamentarias.

En el caso de los senadores el informe hace la salvedad de que “la mayor parte de los estudios no realiza comparaciones entre las distintas cámaras altas de los países, ya que en algunos casos estas cámaras cumplen con una función consejera más que legislativa. Además, al tratarse de cámaras altas que no cuentan con un verdadero poder legislativo, no suelen ser electas por sufragio universal directo. Finalmente, en muchos casos estas cámaras no cuentan con una dieta propiamente tal”.

Con todo, sí se realizó una comparación de las dietas brutas de los representantes de la Cámara Alta con aquellos países que cuentan con dicha información. En esa línea, se informa que los senadores chilenos ganan hoy “US$ 13.638, siendo solo superada por la dieta bruta de los Senadores estadounidenses (US$ 14.500)”.

Ahora, con lo que será la nueva remuneración de los legisladores nacionales, éstos bajarán tres puestos, superando a países como Australia, Italia y Alemania.

En tanto, respecto a los ministros (ver tabla 2) se indica que sus ingresos ahora se ubicarán “por debajo del promedio de los países de la OCDE (US$10.229 en Chile vs el nuevo promedio de US$12.966 en la OCDE)”.

Para hacer estas tablas comparativas, el CADP, ocupó “datos de fuentes oficiales de los países o Global Leadership Project y correcciones con datos de Fondo Monetario Internacional”.

En mayo pasado, La Tercera dio a conocer un informe, elaborado por la Biblioteca del Congreso Nacional, que recopiló datos respecto de los sueldos de otros legisladores pertenecientes a naciones de la OCDE, en el cual se concluía que la dieta de los parlamentarios chilenos es la más alta de los países de dicha organización y que equivalía a 38 sueldos mínimos.

Comenta