Juan Pablo Letelier: “Si creen que me van a sacar de la política están muy equivocados”

Autor: Isabel Caro

Letelier
El senador socialista Juan Pablo Letelier se reunió con el fiscal nacional el pasado 19 de noviembre. Foto: Rodrigo Gálvez

Legislador asegura que no hizo ninguna gestión ante el fiscal nacional para favorecer a los ministros suspendidos, acusa una “conspiración” en su contra y apunta hacia el interior de su partido.


En su casa en Providencia y a solo algunas horas de haber aterrizado en Santiago, el senador socialista Juan Pablo Letelier aborda su polémica reunión con el fiscal nacional, Jorge Abbott; su relación con los ministros suspendidos de la Corte de Apelaciones de Rancagua por posibles casos de corrupción, y acusa un complot en su contra.

¿Hizo gestiones ante el fiscal nacional para favorecer a alguno de los tres jueces suspendidos?

Nunca. Nada. Yo trabajo muy intensamente en mi región, la gente que me conoce, incluso mis adversarios, lo saben. Y en ese momento, se habían generado una cantidad de dimes y diretes en la región y yo sentí que era oportuno informárselo al fiscal nacional. Por eso, de manera formal, a través de la Ley de Transparencia, pedí una audiencia, que no duró más de 15 minutos, duró 13. Ahí estaban el fiscal nacional y la señora Marta Herrera, quienes han dicho lo mismo. Que no solamente no se les pidió nada, sino que no se habló de los ministros en particular. Y, por tanto, aquí lo que se ha hecho es crear una noticia falsa a partir de una reunión que no tuvo ninguna de las connotaciones que algunos han querido darle. A mí, por cierto, me hace pensar cuál es la motivación que hay detrás de esto.

¿Cuáles motivaciones?

Hay muchas personas a quienes les gustaría causarme un daño político, matarme políticamente, crucificarme, con el fin evidente de sacarme de la carrera electoral de mi región. A mí no me cabe la menor duda de que aquí hay una operación política.

Volviendo a la reunión con el fiscal, usted dice que no hizo ninguna gestión. ¿De qué hablaron?

De los dimes y diretes que había en la región.

¿Dimes y diretes en qué sentido, de quiénes?

Yo fui a hablar del clima que había en la región que afecta a las instituciones.

¿Pero hablaron del caso específico que en ese momento llevaba el fiscal Arias?

No existía en ese momento caso específico. Había dimes y diretes en la región. Yo se lo planteé al fiscal y me dijo de inmediato: ‘sí, estoy al tanto, conozco de estos antecedentes’ y se acabó.

Senador, le insisto, a qué se refiere con dimes y diretes, ¿al fiscal Arias y la investigación que él llevaba?

Primero, esos antecedentes que usted menciona son posteriores a la reunión. Segundo, no fueron motivo de la reunión y, tercero, a la fiscalía le corresponde hacer su trabajo. Si hay algo que amerita investigación, lo tienen que hacer.

Le reitero la pregunta. ¿A qué dimes y diretes se refiere?

Si yo recordara todo lo que estaba pasando en la región… Había temas sobre las acusaciones de la Iglesia Católica, por ejemplo, pero mire, esa región, durante los últimos años, ha tenido todo tipo de casos y situaciones múltiples que se han arrastrado. Y lo único que hice fue explicarle (al fiscal) ‘mire, esta conflictividad que hay está generando un mal funcionamiento de las instituciones, la gente está preocupada’.

Usted dice que los hechos que le señalo son posteriores a su reunión con el fiscal. Pero ese 19 de noviembre, justo luego de su reunión, Abbott cambia al fiscal que llevaba la primera arista contra los jueces Elgueta y Vásquez, que termina en lo que se destapa ahora.

La suspensión a los fiscales fue ahora. Esta reunión fue el año pasado. La suspensión fue por una investigación que hacía una ministra de la Corte Suprema, es otra arista. Pero a mí me sorprende la ligereza que ha habido, porque ha habido una conspiración para tratar de involucrarme. ¿Quién está detrás? ¿Para qué? ¿Crucificarme políticamente, dañarme políticamente? Esa es la única explicación que yo tengo.

¿Qué relación tiene usted con Elgueta? ¿Lo conoce bien?

Tal como conozco a todos los ministros de la corte de mi región.

¿Se considera cercano a él?

A ningún ministro de la Corte de Apelaciones he invitado a mi casa y no he ido tampoco a las suyas, es una relación como la que tengo con cientos de autoridades de la región. Ese es mi nivel de relación con el señor Elgueta, no es más ni menos.

¿Y con Vásquez y Albornoz?

Son siete los miembros de la Corte de Apelaciones, los conozco a todos, al igual que conozco a gente de la fiscalía, de la Defensoría Pública, alcaldes, en fin, mi relación con unos es la misma que tengo con todos. Los conozco, no son amigos míos.

Un militante de su propio partido lo llevó al Tribunal Supremo del PS. ¿Cómo lo recibe? ¿Se refiere a él cuando habla de una operación?

Hay diversas personas… El Partido Socialista está ad portas de sus elecciones. Los que presentan la denuncia son todos de un sector político del partido (Nueva Izquierda) que no es de mi sector. La persona que hace la presentación tiene su propio prontuario e historial. Así es que, de quien viene lo tomo.

¿Qué prontuario?

No voy a decir más. Pero aquí, evidentemente, hay una cosa interna partidaria. Si tienen una prueba, que lo digan, que lo demuestren, que lo presenten, porque se van a encontrar conmigo y les voy a preguntar si van a sostener lo mismo respecto de todos los socialistas que han ido a pedir audiencias con el fiscal nacional o si es otro el motivo.

Senador, le reitero la pregunta. Cuando usted habla de que acá hay una operación política, ¿a quién se refiere? ¿A sus propios compañeros de partido?

No, no solo. Mira, hay una foto que salió donde hay cuatro diputados (los UDI Javier Macaya e Issa Kort, la regionalista Alejandra Sepúlveda y el socialista Juan Luis Castro) que están proponiendo una comisión investigadora, tres de ellos quieren ser candidatos a senadores, qué curioso. Dos de ellos han tenido reuniones con el fiscal nacional y miran al techo. Y el otro, ha hecho sus declaraciones a su gusto (…). Acá hay dos fenómenos, uno es las elecciones internas y un sector que está muy asociado a una de las personas que quieren disputarme (en la senatorial) y las otras dos personas que evidentemente están en los mismos intereses.

Con todo lo que ha ocurrido esta semana, ¿volvería a reunirse con el fiscal?

Si hubiese sabido lo que iba a ocurrir, si pediría la reunión con el fiscal, es evidente que no. Esto es lo más absurdo que hay, están haciendo un daño a instituciones republicanas como la fiscalía y a la democracia.

Este es uno de los escándalos más complejos que ha enfrentado el Poder Judicial, ¿que esperaría que pasara con este caso?

Que se investigue. Yo me he sorprendido de lo que ha salido estas semanas, no tenía idea de ninguna de las cosas por las cuales se les está acusando. Si fuese cierto, eso se tiene que investigar y las personas se defenderán. Si fuera cierto me parece gravísimo.

#Tags


Seguir leyendo