Ministra Siches anuncia estado de emergencia “acotado” para la Macrozona Sur: “Es evidente que en el último tiempo hemos tenido un aumento de los actos de violencia en las rutas”

La medida, anunciada por la secretaria de Estado en el marco de un conjunto de iniciativas para buscar disminuir los hechos delictivos en La Araucanía y en las provincias de Arauco y del Biobío, permitirá la utilización de las FF.AA. para patrullar las rutas de la zona. Asimismo, el Ejecutivo solicitó un fiscal con dedicación preferente para la investigación de organizaciones criminales que se dedican al narcotráfico y al robo de madera en este sector del sur del país.


La ministra del Interior, Izkia Siches, dio a conocer esta noche una serie de medidas para hacer frente al alza de hechos de violencia en la Macrozona Sur, incluyendo, tal como lo adelantó La Tercera, la declaración de Estado de Emergencia “acotado” en La Araucanía y en la provincias de Arauco y Biobío, lo que permitirá el despliegue de las Fuerzas Armadas para el resguardo de las rutas en el sector.

“Es evidente que en el último tiempo hemos tenido un aumento de los actos de violencia en las rutas. Hemos sido testigos de cobardes ataques, como el que sufrió Ciro Palma. También hemos visto cortes extendidos de carreteras que ponen en riesgo el libre tránsito y cortan las cadenas de suministro, aumentando el costo de la vida en las zonas más rezagadas de nuestro país”, sostuvo.

En este sentido, indicó que desde el gobierno solicitaron al Ministerio Público “un fiscal con dedicación preferente” para la investigación de organizaciones criminales que se dedican, entre otras cosas, al narcotráfico y al robo de madera, para dar “garantías a todas las partes que se perseguirán los delitos como la ley mandata”.

Asimismo, indicó que el gobierno de Gabriel Boric decidió hacer uso de “todas las herramientas del Estado para dar seguridad a nuestros ciudadanos y ciudadanas, decretando Estado de Emergencia para el resguardo de las rutas en la provincia de Arauco y del Biobío, y en la Región de la Araucanía, para permitir el libre tránsito de las personas, el abastecimiento y la ejecución de las políticas que puedan mejorar la calidad de vida de los habitantes de estos territorios”.

Otras medidas

La secretaria de Estado comenzó su alocución reconociendo que en la Macrozona Sur existe un “problema complejísimo que no se solucionará de la noche a la mañana”, y que para hacerle frente, “debemos actuar de forma coordinada como sociedad”.

En este sentido, enfatizó que la administración de Boric está comprometida con una agenda de reconocimiento de los pueblos indígenas, con el que “tenemos una deuda centenaria”.

Al respecto, destacó que la agenda para hacer frente a esta deuda con el pueblo mapuche, incluye la restitución de tierras. “Como gobierno hemos mandatado a las nuevas autoridades de Conadi para reactivar la compra de predios, duplicando el presupuesto asignado a la compra de tierras”. Además, Siches informó la implementación de nuevos mecanismos para agilizar este proceso.

Así, el presupuesto pasará de $17 mil millones a $35 mil millones. El gobierno está considerando la adquisición de 20 mil hectáreas de predios forestales, en 39 predios que irán en beneficio de 19 comunidades. Es el Ministerio de Desarrollo Social el que estará a cargo de esta tarea y dentro de tres meses debe iniciar el proceso de compras.

También anunció que se reactivará la tramitación del proyecto de ley que crea el Ministerio de Pueblos Indígenas, “para fortalecer la capacidad del Estado para atender las necesidades de nuestros pueblos”.

Como segundo componente de la agenda, la ministra Siches sostuvo que se buscará reanudar los diálogos entre el Estado y el pueblo mapuche, para llegar a acuerdos que respondan a muchas de sus demandas históricas.

“Para el impulso de estos encuentros interculturales, ya solicitamos el acompañamiento del sistema de Naciones Unidas e iniciaremos en el mes de julio estos diálogos”.

Finalmente, indicó que este año se invertirán más de $ 400 mil millones, para mejorar la calidad de vida de los habitantes de La Araucanía y de las provincias de Arauco y del Biobío, en la Región del Biobío.

“Con estos recursos construiremos obras públicas, infraestructuras para el agua potable rural, mejores capacidades en materia de salud, entre otros”, cerró la autoridad.

Reacciones

El anuncio fue de inmediato valorado por Sergio Pérez, presidente de la Confederación Nacional del Transporte de Carga Terrestre de Chile (CNTC), aunque criticó la demora en la toma de esta decisión.

“Nos parece bien que el Presidente Boric haya escuchado nuestro clamor y el de los chilenos, que exigimos seguridad ante la escalada de violencia que afecta al país y a los transportistas”, sostuvo.

No obstante, lamentó que el Ejecutivo “haya estado dando vueltas en círculos para llegar al mismo punto que le veníamos exigiendo hace meses. Se dio la vuelta larga con un proyecto de ley improvisado que ni siquiera alcanzó a entrar al Congreso e hizo perder tiempo valioso para enfrentar la violencia”.

“Estamos ante un gobierno que conduce en medio de la niebla, con visión de corto alcance. Corto como este estado de excepción acotado, que anuncia sólo para salir del mal paso en que se encuentra porque no existe una hoja de ruta que guie sus decisiones”, cerró el dirigente.

Asimismo, desde la Multigremial Nacional valoraron también la medida anunciada por el Ejecutivo.

“Valoramos que el Presidente Boric haya escuchado el llamado de los gremios de conductores de camiones y trabajadores de regiones para implementar el Estado de Excepción, descartando soluciones parches intermedias que no solucionaban el conflicto de fondo. Hoy era el momento de poner por delante a las víctimas del terrorismo y dejar de lado las trincheras, para combatir con decisión y firmeza este flagelo”, manifestaron.

La organización indicó que espera que la medida “no sea acotada y que se extienda todo lo necesario con la finalidad de contribuir al resguardo de las familias y trabajadores de la Macrozona Sur”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

A mediados del siglo XVI, los tejedores de Nimes en Francia, intentaron replicar un tejido italiano llamado Gene, y aunque fallaron, lograron desarrollar una tela única y resistente, que se ha convertido en una prenda indispensable en los closets del mundo.