Ossa defiende urgencia a Matrimonio Igualitario: “El impulso que se está dando a este proyecto no es una bandera, no es una táctica política, es una convicción”

FOTO: LEONARDO RUBILAR CHANDIA/AGENCIAUNO

El titular Segpres participó de esta jornada de la Comisión de Constitución del Senado donde se discute el proyecto, junto a sus pares de Justicia, Hernán Larraín y de Desarrollo Social, Karla Rubilar. Por otro lado, el gobierno dejó claro que -por ahora- no presentaría indicaciones a la iniciativa




Durante esta jornada diversos ministros de Estado participaron telemáticamente de la Comisión de Constitución del Senado, donde se debate el proyecto de matrimonio igualitario.

La iniciativa, que llevaba años “durmiendo” en la Cámara Alta, retomó celeridad en el Parlamento luego de que el Presidente Sebastián Piñera anunciara -durante su cuenta pública del 1 de junio- que le pondría urgencia legislativa. Situación que se concretó el pasado 3 de junio, cuando se ratificó la “suma urgencia” al proyecto, lo que se tradujo en que el Senado tendría 15 días para despacharlo.

En ese contexto, y en el marco de la tercera sesión que la Comisión de Constitución -liderada por Pedro Araya (Ind.)- destina a discutir este tema, es que este martes los ministros de la Segpres, Juan José Ossa; de Justicia, Hernán Larraín; y de Desarrollo Social; Karla Rubilar, acudieron a la instancia para defender el proyecto de ley.

En las dos sesiones anteriores se ha escuchado la opinión de expertos y se comenzó la discusión en particular de la iniciativa. Se espera que en la sesión de mañana miércoles se continúe con el debate de indicaciones.

La exposición de los secretarios de Estado tuvo como contraparte la opinión de los senadores UDI, Luz Ebensperguer e Iván Moreira, quienes manifestaron su rechazo al proyecto y exigieron explicaciones al gobierno respecto a la urgencia que se le dio a esta iniciativa.

“¿Cuál es la razón de fondo por la que le han dado urgencia a este proyecto? ¿Por qué ha optado por este por sobre otros?”, planteó Ebensperguer ante los secretarios de Estado.

Frente al emplazamiento, Ossa tomó la palabra y aseguró que “el impulso que se está dando a este proyecto no es una bandera, no es una táctica política, es una convicción”.

El ministro agregó: “yo quisiera decir que esta urgencia no se opone para nada respecto a las otras que hemos impulsado en esta comisión, y yo quisiera hacer un llamado a que se respeten”.

También planteó que “al Gobierno le asiste la convicción de discutir y avanzar en esta materia, sin perjuicio de lo cual entendemos como Gobierno que existen distintas posiciones, distintas sensibilidades de forma transversal respecto de aspectos generales y de aspectos específicos de este proyecto, y en ese sentido somos especialmente respetuosos de las opiniones de cada uno en esta materia, sin perjuicio del deseo y la determinación de Gobierno de avanzar en esta discusión y de impulsar este proyecto”.

Postura de ministros Rubilar y Larraín

En la misma línea que Ossa se mostraron sus pares de gabinete, Rubilar y Larraín.

El titular de Justicia afirmó que “el gobierno está dispuesto a participar en este debate” y agregó que “el proyecto va a ser conducido técnicamente por este ministerio y la coordinación va a ser entregada a la subsecretaria (de Derechos Humanos) Lorena Recabarren”.

Planteó además que “la voluntad del Presidente es, junto con otorgarle suma urgencia, permitir que este debate avance” y que “no estamos en el ánimo de presentar indicaciones por ahora, si se abre el debate lo haremos”.

Mientras que Rubilar aseguró que se trata de “un tema que atañe a las profundas creencias y convicciones personales, sin duda alguna, desde el ámbito personal y obviamente en las discusiones en materia de libertad de creencia y culto, no hay ninguna discusión, pero estamos hablando de un debate que tiene que ver no con eso, sino con los derechos civiles que entrega el Estado y que debe ser a todos igual”.

Recabarren, por su parte, aseguró que “hoy 2021 a través de esta iniciativa legal se da un paso más en fortalecer a las familias y la igualdad al interior de ellas, realzando el valor de la libertad personal y terminando con una situación arbitraria que impide a determinadas parejas que se aman y desean unirse a través del matrimonio, por toda la vida, con el fin de vivir juntos y de auxiliarse mutuamente, de procrear, por el solo hecho de estar constituidas por dos personas del mismo sexo. Por ello, esta reforma constituye una medida concreta para adecuar las normas de derecho interno, que su aplicación práctica derivan en actos discriminatorios en contra de las personas”.

Críticas de la UDI

En tanto, los senadores Ebensperguer y Moreira dejaron en claro su postura sobre el proyecto, con fuertes recriminaciones al Ejecutivo.

Mientras la parlamentaria se mostró contraria a la iniciativa -“creo en la no discriminación, pero también creo que hay cosas que son distintas”, dijo-, Moreira emplazó a los representantes del Ejecutivo. “Quiero decirles a los ministros que están aquí que me siento engañado por el Presidente Piñera (...) Todos sabemos que lo que buscó, más allá de sus convicciones, fue generar un mejor ambiente, trató de ganarse simpatías. Que el gobierno tenga sumamente claro, señores ministros, que de ahora en adelante, por lo menos conmigo, no cuentan de la misma forma con que contaban conmigo anticipadamente”, afirmó.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.