Anuncio de Piñera de poner urgencia a proyecto de matrimonio igualitario divide a Chile Vamos

Consultados sobre este tema, los ministros salieron a desdramatizar los cuestionamientos. "Hay opiniones diversas sobre esta materia, no es la única que existe y son muy respetables”, dijo el titular de Justicia, Hernán Larraín. El jefe de la Segpres, Juan José Ossa, sostuvo que “esperamos contar con los votos", pero enfatizó que "respetamos profundamente las convicciones de cada uno de los miembros de Chile Vamos y del Congreso en general”. En tanto, los presidenciables de la coalición Sebastián Sichel, Mario Desbordes e Ignacio Briones apoyaron la medida.




Reacciones divididas provocó el anuncio del Presidente Sebastián Piñera quien en la cuenta pública realizada este martes informó que pondrá urgencia al proyecto de matrimonio igualitario, ingresado al Congreso en 2017, durante el gobierno de Michelle Bachelet.

“Pienso que ha llegado el tiempo del matrimonio igualitario en nuestro país”, dijo Piñera, y agregó que “pondremos urgencia al proyecto de ley que lleva años en el Congreso”.

Desde las bancadas de la UDI y Renovación Nacional varias figuras salieron a rechazar la decisión, argumentando que esta iniciativa no estaba contemplada en el programa de gobierno y que además provocaba tensión al interior del oficialismo. Una de las frases que más se repitió fue que se vieron “sorprendidos” por la noticia. Sin embargo, desde La Moneda salieron a desdramatizar los cuestionamientos.

Los senadores gremialistas fueron de los primeros en manifestar su descontento con el anuncio. El expresidente de la UDI, Juan Antonio Coloma, manifestó que en lo personal no lo comparte. “A mí en lo personal no me parece. No es que yo lo apoye o no, acá hay una coalición que planteó un avance de la sociedad de otra naturaleza, dejando los espacios para que cada uno tenga su opinión, pero en ese punto no hubo acuerdo porque el matrimonio como tal, para muchos, es entre un hombre y una mujer”, sostuvo.

En esa línea, el senador Iván Moreira expresó que “el Presidente tiene prioridad para el matrimonio gay, para anunciar la agenda de la izquierda”, y aseguró que “no hay ninguna noticia relevante para la postergada clase media”, situación que además calificó como “injusta”. En tanto, la legisladora Luz Ebensperger dijo que “es un tema que nos divide como sociedad y como coalición. En un tiempo que necesitamos unidad, no me parece prudente poner en la palestra temas que nos dividen”.

Desde la denominada bancada ‘evangélica’ de RN, los diputados también expresaron su rechazo al proyecto. “Chile no está pidiendo matrimonio igualitario”, sostuvo la legisladora Francesca Muñoz, quien agregó que “es un gran error ponerle urgencia a este proyecto”. En tanto, su par, Leonidas Romero, aseguró que de haber estado presente en la cuenta pública -la siguió vía telemática debido a la pandemia- se habría retirado. “Traicionó a los cristianos que votamos por él”, dijo.

El senador Francisco Chahuán comentó que “este es un tema que no había sido conversado con la coalición de gobierno, es un tema que hay que estar a la espera de cómo llegue el proyecto. Nosotros sostenemos que el matrimonio es una institución entre un hombre y una mujer y ya habíamos avanzado en un Acuerdo de Vida en Común”.

Pero tanto los ministros, como el presidente de la Cámara de Diputados, Diego Paulsen, desdramatizaron los cuestionamientos. El titular de Justicia, Hernán Larraín, reconoció que en el oficialismo “hay opiniones diversas sobre esta materia, no es la única que existe y son muy respetables” y explicó que “lo que ha hecho el Presidente es hacerse eco de una inquietud muy generalizada en nuestro país, en la ciudadanía, de dar espacio a las personas que libremente quieran expresar sus afectos de una manera más institucionalizada”.

En tanto, el ministro de la Segpres, Juan José Ossa, expresó que “esperamos contar con los votos (de Chile Vamos), pero también respetamos profundamente las convicciones de cada uno de los miembros de Chile Vamos y del Congreso en general”.

Sobre lo anterior, Paulsen recordó que “en muchos proyectos la coalición de gobierno ha estado dividida, no es el primer tema en que vamos a tener divisiones entre nosotros”, sostuvo, y ejemplificó esta situación con los retiros del 10% de los fondos de AFP.

“Yo voy a estudiar el proyecto, y una vez que llegue a la Cámara y viendo como esté, votaré a favor o en contra. Creo en la libertad de las personas, creo en el amor entre las personas, y no soy quien, para que aun cuando profese una determinada religión, estar en contra de un determinado proyecto”, agregó.

Los presidenciables y figuras de Chile Vamos que apoyan el anuncio

Los candidatos presidenciales oficialistas Sebastián Sichel, Ignacio Briones y Mario Desbordes salieron a pronunciarse sobre el tema, entregando su respaldo al anuncio. El abanderado de la UDI, Joaquín Lavín, es el único que hasta el momento no ha manifestado su opinión.

Junto con reconocer que hay molestia en sectores conservadores de su partido, Desbordes (RN) se mostró a favor de la iniciativa. “Yo estoy a favor, pero entiendo que había un grado de compromiso de no impulsar esto. Ahora, hay que estar acorde con los tiempos. Creo que hay que tener ojo y avanzar también en profundizar la libertad religiosa, la igualdad entre las iglesias que hoy no está. Conversé recién con algunos parlamentarios evangélicos, quieren ver el proyecto, quieren estar seguros de que un pastor no va a estar obligado si llega una pareja del mismo sexo que le pida contraer matrimonio, con él de ministro de fe”.

“Creo que esas cosas van a estar claras no va a haber problema en eso y, por lo tanto, ojalá que podamos avanzar en algo que me parece razonable. Yo respeto a quien no está de acuerdo. Respeto al que cree que no es el adecuado, que el matrimonio es solo entre el hombre y la mujer”, sostuvo.

Sichel (Ind), por su parte, comentó que “no hay familias incorrectas o correctas, hay familias donde existe amor y donde el Estado debe brindar protección. Siempre lo he pensado y lo pensando y lo he defendido, buena noticia la urgencia al proyecto de matrimonio igualitario”.

Briones (Evópoli) dijo que “por fin avanzaremos en el matrimonio igualitario. No podemos tener ciudadanos de primera y segunda clase, en cuanto a sus derechos. Y no se trata solo de parejas, sino que de familias desprotegidas por el Estado: la adopción debe ser parte del proyecto”.

En esa misma línea se manifestó la excandidata presidencial de la UDI, Evelyn Matthei, quien sostuvo en Twitter que “saber que las familias de las futuras generaciones podrán amar, libres y sin discriminación, me llena de felicidad y donde lo único que importe sea el amor y el respeto”.

Y parlamentarios oficialistas también salieron a celebrar la noticia. La senadora RN, Marcela Sabat, valoró el anuncio y sostuvo que “no sólo está a tono con los cambios culturales, sino q hace realidad visión de una sociedad libre y diversa que respeta los distintos proyectos de vida. Lo tramitaremos con celeridad en el Senado”, escribió en su cuenta de Twitter.

Fue también el caso del diputado de Evópoli, Francisco Undurraga, quien enfatizó que desde su creación su partido “ha luchado por el reconocimiento a las distintas familias y hoy día damos un paso adelante. El Presidente dio un paso 10 años atrás con el Acuerdo de Unión Civil, y hoy día volvemos a dar un paso con el matrimonio igualitario. Esperemos que se le dé pronta discusión en el Senado para que pase a la Cámara de Diputados y pueda ser ley”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.