Plebiscito: Diputados UDI presentan proyecto para eliminar de la papeleta la opción Convención Constitucional y cambiarla por un “Congreso Constituyente”

El plebiscito constitucional tiene fecha para el 25 de octubre. Foto: Mario Téllez

La iniciativa impulsada por el gremialismo busca generar un "ahorro fiscal", modificando las opciones de órganos que puedan redactar la nueva Constitución.




Diputados de la bancada de la Unión Demócrata Independiente (UDI) anunciaron que presentarán mañana martes un proyecto de ley que busca eliminar de la papeleta del plebiscito del próximo 25 de octubre la opción “Convención Constitucional” -conocida como Asamblea Constituyente- y reemplazarla por un “Congreso Constituyente”.

Según se lee en el documento, la iniciativa fue impulsada debido a la preocupación de los legisladores por el “importante gasto fiscal que significará para nuestro país el calendario electoral de este y el próximo año, así como también el gasto que implicará el proceso de redacción de la nueva Constitución”.

“Así las cosas, el presente proyecto de reforma busca generar un ahorro fiscal, modificando las opciones de órganos que puedan redactar la nueva constitución, reemplazándose la alternativa Convención Constitucional por la de Congreso Nacional, a fin de que sea la ciudadanía quien tome dicha decisión”, consigna el el texto.

En concreto, la iniciativa busca modificar el inciso tercero del artículo 130 de la Constitución Política de la República, conforme al siguiente texto: reemplácese la expresión “Convención Constitucional” por “Congreso Nacional” y la expresión “integrada exclusivamente por miembros elegidos popularmente” por “integrada exclusivamente por parlamentarios o parlamentarias en ejercicio”.

Según argumentan los legisladores, la Convención Constitucional tendría un costo total superior a los $4.500 millones en remuneraciones, si el funcionamiento de la instancia se extiende por un año.

“Con todo, el cálculo anterior no es completo, puesto que no se han considerado otro tipo de gastos a los que tienen derecho quienes asuman tales funciones, como son las asignaciones reglamentarias, gastos de alimentación, de transporte y viáticos para quienes provengan de regiones”, aseguran.

Desde el partido enfatizan también que “en el contexto en que nos encontramos inmersos, resulta necesario replantearse la procedencia o no de este gasto”.

En este sentido, agregan, “surge como alternativa natural, la de otorgar mandato para la redacción de una nueva constitución al Congreso Nacional, dado que este órgano cuenta con recursos humanos, financieros y técnicos suficientes para hacer frente a esta importante tarea”.

Desde la UDI insisten en que el proyecto de reforma constitucional “no busca desconocer los acuerdos alcanzados por los distintos partidos políticos en octubre del año 2019″, sino que “perfeccionar y adecuar el mismo”, puesto que las condiciones fácticas que hoy rodean al plebiscito son diametralmente distintas a las que se encontraban vigentes en el año pasado.

Gobierno perseverará en lo alcanzado el 15 de noviembre

Consultado por este tema, el ministro del Interior, Víctor Pérez, insistió en que el Ejecutivo perseverará en el acuerdo alcanzado el pasado 15 de noviembre que establece que los órganos entre los que tendrá que elegir la ciudadanía son la Convención Constitucional o la Convención Mixta.

“No hay por parte del gobierno ninguna decisión de modificar eso y el debate en el Congreso determinará la viabilidad de esa reforma”, sostuvo.

Oposición rechaza la propuesta

El anuncio de la UDI fue rechazado desde la oposición. El líder del Partido Socialista, Álvaro Elizalde, lo calificó como una “jugarreta para impedir que la voz de las chilenas y los chilenos que está comprometida con una nueva Constitución se exprese nuevamente en las urnas”.

Desde Revolución Democrática, la presidenta de la colectividad, Catalina Pérez, sostuvo que “la UDI está desesperada intentando boicotear la democracia, buscando impedir la Convención Constitucional por secretaría”.

“Le tienen miedo a la voluntad de la gente, no es que les preocupe el uso de los recursos. Saben que el pueblo unido le pondrá fin a este modelo injusto y ya no saben qué hacer para defenderlo”, agregó.

Comenta