¿Quiénes votaron Apruebo o Rechazo? Encuesta UDP muestra reducida fuga de votos de centroizquierda contra la propuesta de nueva Constitución

Ballots are seen on a table as votes are counted at a polling station during a referendum on a new Chilean constitution in Santiago, Chile, September 4, 2022. REUTERS/Ailen Diaz

Los resultados del sondeo, aplicado semanas antes del 4 de septiembre, reflejan que quienes cambiaron su postura respecto del plebiscito de entrada fue poco menos del 10%, el segmento se compone más por hombres que por mujeres y provienen fundamentalmente del rango etario de 30 a 54 años. Además el estudio permite pensar que el segmento que no responde la pregunta respecto al referéndum terminó votando por la opción Rechazo.


La Universidad Diego Portales (UDP) acaba de presentar los resultados de una encuesta que aplicó justo antes del plebiscito de salida, junto a DATAVOZ y la Fundación Friedrich Ebert. El sondeo -que no tuvo como objetivo predecir el resultado electoral- permite acercarse a la pregunta sobre cuál es el perfil de las personas que votaron Apruebo o Rechazo el pasado domingo 4 de septiembre.

La encuesta presencial se aplicó entre el 22 de julio y el 1 de septiembre. La muestra fue de 1100 personas mayores de 18 años que son residentes de zonas urbanas del país. La tasa de respuesta fue de 63,5% y el margen de error de 3,2%.

“Dos son quizás los hallazgos centrales. Por un lado, quienes dicen votar Rechazo tienen claras preferencias de derecha en temas económicos y culturales, mientras quienes dicen votar Apruebo marcan posturas muy nítidas de izquierda en temas económicos y culturales. Por otro lado, existe un segmento importante, aproximadamente un tercio de los encuestados, que no responde o no sabe su preferencia respecto al plebiscito y se trata de personas que, en promedio, tienen bajo interés en la política, provienen de sectores de bajo nivel socioeconómico, no han participado en los procesos electorales anteriores y tienen posturas más bien de centro frente a temas económicos y culturales”, explica el académico de la UDP Cristóbal Rovira.

Los resultados

Ante la pregunta sobre por cuál opción votará en el plebiscito, los resultados fueron los siguientes. El 33,7% respondió que votaría Apruebo, el 30,7% Rechazo, el 29,4% es indeciso o no vota y 6,1% dijo que votaría nulo o blanco.

Si bien es cierto que la encuesta muestra una leve ventaja del Apruebo sobre el Rechazo, aproximadamente un tercio de los encuestados no responde o dice que no va a votar. Sobre ese hallazgo, los investigadores plantearon tres hipótesis. Por un lado la teoría del espiral del silencio, es decir, que la gran mayoría prefirió no revelar su postura, por otro lado la posibilidad de que los electores hayan tomado una decisión tardía de último minuto y un tercer elemento apunta al impacto que tuvieron los hechos previos al plebiscito.

“Visto así, es plausible pensar que justamente este segmento del electorado se inclinó a favor del Rechazo y esto explica la masiva derrota del Apruebo. Una lección importante de estos datos es que el voto Rechazo no debe ser visto como el reflejo de una sociedad polarizada ni como un triunfo de la ultraderecha, sino que más bien como el resultado de una inusitada movilización de personas que normalmente no votan y que tienen posturas más bien cercanas al centro político”, agrega Rovira.

Fuga de votos

Los datos reflejan además que hubo una reducida fuga de votos de votos de quienes votaron por el cambio constitucional en el plebiscito de entrada en 2020 y que en el plebiscito de salida se decantaron por la opción Rechazo. Se trata de poco menos del 10% de quienes respondieron la encuesta.

Rovira complementa ese dato: “Se trata de un segmento reducido de personas en nuestra encuesta, que se compone más por hombres que por mujeres y provienen fundamentalmente del rango etario de 30 a 54 años. Sienten perjudicada su economía personal y la del país, lo que probablemente los ha conducido a una mala evaluación de gobierno y son el grupo que más repudia la inmigración. Al revisar sus posturas ideológicas, son personas más cercanas a las ideas de la derecha frente a temas económicos y culturales. Estos datos permiten pensar entonces que quienes marcaron Apruebo en el plebiscito de entrada y Rechazo en el plebiscito de salida son por lo general personas de derecha y no tanto de centro-izquierda cercanas al mundo de la antigua Concertación”.

¿Si el grueso de los votantes serían moderados y cercanos al centro político, qué pasó en la elección que eligió a los convencionales? Rovira se aventura en una hipótesis. A su juicio “cabe pensar que en la elección de constituyentes concurrieron a votar más personas de izquierda, lo cual en parte explica la composición ideológica de la convención y las consecuencias que esto tuvo en la confección del texto constitucional”. En esta parte del análisis entra a jugar el elemento del voto obligatorio. “El masivo voto Rechazo se explica entonces porque el voto obligatorio solo se implementó para el plebiscito de salida, pero no para el plebiscito de entrada ni para la elección de constituyentes. Moraleja: usar el voto obligatorio de manera intermitente genera significativas distorsiones de representación democrática”, concluye Rovira.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.