Tribunal supremo del FA cede tras intervención de la directiva y presión de lista de Winter

Valparaiso, 18 de marzo de 2024. Gonzalo Winter y Diego Ibanez durante la Sesion de la Camara de Diputados Sebastian Cisternas/Aton Chile

Durante la tarde de este martes, la instancia partidista aceptó la solicitud de ampliar el plazo de inscripción de candidaturas al comité central, que realizó la mesa dirigida por Diego Ibáñez. Con ello se soluciona otra de las polémicas del nuevo partido y se dará la esperada medición de fuerzas este fin de semana.


No han sido fáciles los primeros días de existencia del nuevo partido del Frente Amplio.

Si la disputa de dos sectores por la secretaría general de la lista única, que encabeza Constanza Martínez, fue un primer escollo, la segunda valla, en menos de dos semanas, se ha personificado en los problemas de inscripción que tuvo una de las listas que busca competir en la elección del comité central: la que lidera el diputado Gonzalo Winter y que cuenta con el respaldo del grupo interno “Desbordar Lo Posible”, que integra el Presidente Gabriel Boric.

Fueron al menos dos las ocasiones en que su postulación fue rechazada por el tribunal supremo provisorio de la nueva colectividad, integrado por nueve personeros del FA y presidido por Amanda Valenzuela. ¿El problema de origen? El grupo que representa a Winter inscribió de forma tardía -más allá, incluso, de la extensión del plazo- la nómina de candidatos al comité central, espacio que es considerado como la verdadera medición de fuerzas del nuevo partido, integrado por 102 personas y que se votará este 13 y 14 de julio.

El tema estaba álgido y el segundo rechazo a su inscripción -determinado minutos antes de que terminara la jornada de este lunes-, removió aún más la situación. Tanto así que tuvo que intervenir la directiva nacional provisoria que preside el diputado Diego Ibáñez, que reunió a sus 11 integrantes durante la mañana de este martes.

Allí se exploraron distintas soluciones al tema. La idea, se planteó en la discusión, era no excluir de la competición a la lista liderada por el diputado Winter, que también incluye a otros personeros como la ministra de Desarrollo Social, Javiera Toro; los subsecretarios del Trabajo, Giorgio Boccardo, y de Pesca, Julio Salas; la jefa de bancada del FA en la Cámara, Camila Rojas; la exvicepresidenta de CS, Ximena Peralta, y los exintegrantes de los procesos constitucionales Jaime Bassa, Fernando Atria, Constanza Schönhaut y Yerko Ljubetic.

Y se llegó a una conclusión, alzar su solicitud al tribunal supremo provisorio, mediante una carta que, en la reunión, solo rechazó la diputada Claudia Mix; Ximena Peralta, en tanto, se abstuvo al ser candidata al comité central. El resto de la directiva provisional aprobó la medida, que comenzó diciendo que “en nuestra calidad de Directiva Nacional Provisoria del partido Frente Amplio tenemos el mandato de supervisar el éxito del proceso electoral por la unidad del partido Frente Amplio. Por ello, nos dirigimos respetuosamente a este honorable Tribunal Supremo Provisional con el propósito de solicitar la reconsideración de la decisión de no inscripción de diversas candidaturas que en forma o plazo no se encuentran aceptadas para las elecciones generales del partido”.

“Los partidos políticos tienen la obligación de promover la mayor representación posible y favorecer la democracia interna. Esta responsabilidad recae también sobre el Tribunal Supremo de cada partido, que debe garantizar un proceso electoral interno inclusivo, representativo y transparente, respetando principios como la inclusión, representación, y rendición de cuentas. El Auto Acordado y las circulares emitidas tienen como objetivo permitir a la militancia decidir, con su voto, a sus representantes en el Comité Central, y deberán en ese sentido apostar por la más masiva participación de la militancia y la más amplia parrilla de candidaturas que representen diversas sensibilidades del partido”, prosiguió el mismo documento.

Finalmente, se reforzó que “por estas razones, solicitamos respetuosamente la reconsideración del proceso de inscripción de candidaturas al Comité Central abriendo un plazo extraordinario y acotado de inscripción y rectificación en pos de garantizar un proceso electoral inclusivo y representativo dentro de nuestro partido”.

Al cierre de esta edición, la fórmula propuesta por la directiva nacional provisoria que lidera Ibáñez fue aceptada por el tribunal supremo del FA, y con eso se subsanó la polémica.

La cronología de una molestia

Las 23.59 horas del pasado 4 de julio. Ese era el plazo fatal que se designó en el FA para la inscripción de listas que quieran competir para las elecciones de la directiva nacional y de los primeros 102 integrantes del comité central.

Cuando llegaba la hora del cierre, el tribunal supremo provisorio del Frente Amplio -encabezado por Amanda Valenzuela, proveniente de Convergencia Social- extendió el plazo hasta las 2.00 horas del 5 de julio, ya que prácticamente todas las listas que buscaban competir por el comité central estaban atrasadas.

Pero hubo una lista que se pasó más allá del plazo extendido: la que encabezaría el diputado Winter. Desde este sector se intentó contactar a Valenzuela por esas horas, para evaluar la posibilidad de extender el plazo una vez más. Pero no hubo suerte. En la lista también se detectaron problemas desde el tribunal partidista, respecto de la paridad, ya que tenían seis mujeres más.

Al no figurar entre las listas que oficializó el primer comunicado que emitió la instancia revisora, el grupo de Winter decidió apelar.

La apelación presentada por este sector fue discutida, y resuelta, minutos antes de la medianoche de este lunes. En ella, el voto dirimente que inclinó la balanza hacia el rechazo de la reclamación fue el de la presidenta Valenzuela.

El tema generó incomodidad en la nómina que estaría integrada por 36 dirigentes, lo que se reflejó en los grupos internos del sector. “Compañeros y compañeras. Cerca de medianoche nos enteramos que el tribunal supremo provisorio rechazó nuestra apelación, dejando fuera de competencia nuestra lista nacional al comité central. Realmente, esto es inexplicable”, se comentó en uno de esos espacios.

“En la apelación del día sábado invocamos el principio de buena fe (ampliamente aceptado en el derecho chileno y también en nuestra historia partidaria), ya que el retraso en la inscripción tuvo que ver también con las fallas de la plataforma de inscripción (y el hecho de que nuestra lista llevaba 36 personas, era la más grande)”, decía el mismo mensaje a la militancia.

“Esto nos parece una decisión arbitraria con consecuencias graves para el partido”, advirtieron en la misma línea. En el sector resienten que no solo se excluyó al entorno más cercano al Presidente Boric, sino que también a los distintos movimientos que se anexaron al FA para ser parte del nuevo proyecto político. Además, la lista tenía como objetivo ser la más votada en la elección del comité central.

Para conseguir ese objetivo, el sector Winter retomó su alianza histórica con los autonomistas que vienen del extinto partido Comunes y sumaron a los exmovimientos “Fuerza Común”, de Fernando Atria -quien incluso hizo campaña para que votaran por él, desde Reino Unido-; “Plataforma Socialista”, de Jorge Arrate, y a sectores como “Autonomía y Dignidad”, “Unir” y “Ukamau”.

Además, advierten que, según el mensaje difundido en grupos de “Desbordar lo Posible”, “se deja sin opción de representar a 1/4 de la militancia del FA” y que “se pone en riesgo la participación. Es posible que no se alcancen los 10.000 votos”.

Desde otros sectores incluso advierten que el tribunal supremo se abrió a aprobar la nómina de “Desbordar Lo Posible”, pero aplicando sanciones simbólicas, lo que habría sido rechazado.

Todos impugnados: la arremetida de Mix

Mientras el tribunal supremo provisorio sesionaba para dirimir sobre la carta enviada por la directiva de Ibáñez, les llegó una nueva solicitud. Se trataba de la diputada Claudia Mix, cabeza de serie de la lista “Sumar”, la única que se inscribió de forma correcta, antes de las 23.59 horas, para competir por el comité central del FA.

El tema ha sido recalcado por Mix, cuyo entorno considera como “irregular” todo lo que ha ocurrido tras el vencimiento del primer plazo para anotar las candidaturas.

El punto fue planteado por la parlamentaria en la reunión que sostuvo en la mañana la directiva provisoria del FA. De hecho, Mix fue la única que rechazó la carta enviada al tribunal supremo.

La diputada llegó a plantear una fórmula: que su lista, integrada por nueve dirigentes, compita como la única que fue bien inscrita. Con eso, se llenarían nueve de los 102 cargos del comité central, por lo que se tendría que convocar a elecciones complementarias. Pero su idea no encontró buena recepción en las otras listas.

El tema escaló a tal punto que poco antes de las 18.30 horas, la lista “Sumar” impugnó ante el tribunal supremo provisorio “tres de las cuatro listas aprobadas para disputar el comité central nacional del nuevo partido Frente Amplio”; una que lidera la ministra Antonia Orellana, “Horizontes Socialistas”; otra que encabeza Giorgio Jackson, “Creer para Crear un Frente Amplio”; y otra comandada por Gael Yeomans, “Con Fuerza y Esperanza”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.