Los sectores que impulsaron a la economía chilena en el primer trimestre: servicios y comercio

13 Septiembre 2019 Fachada Banco Central Foto : Andres Perez

De acuerdo al Banco Central, el PIB del primer cuarto del año creció 7,2%, siete décimas menos respecto al cierre preliminar del Imacec (de 7,9% a 7,2%), siendo el menor crecimiento desde el primer trimestre de 2021. Entre los sectores que menos aportaron está la minería y el agropecuario-silvícola.




La economía está dejando atrás definitivamente las cifras de crecimiento experimentadas en 2021. Así, la expansión del Producto Interno Bruto (PIB) del primer trimestre fue de 7,2%, siete décimas menos respecto al cierre preliminar del Imacec (de 7,9% a 7,2%), siendo el menor registro desde el primer trimestre de 2021, según lo revelaron las Cuentas Nacionales del Banco Central.

Las Cuentas Nacionales tienen como objetivo principal presentar, de manera resumida y coherente, los flujos de producción, consumo y acumulación que se dan en un país. Todo ello, durante un determinado período de tiempo. Es una información más completa que el Imacec mensual, ya que incluye la evolución de las principales variables de la actividad económica.

El aumento de 7,2% en la actividad económica estuvo impulsado, principalmente, por los servicios personales, de transporte y empresariales y el comercio, que fueron los que más aportaron al crecimiento del PIB de enero-marzo.

En el detalle, el informe del Banco Central menciona que servicios personales fue el que más contribuyó con 2,19 puntos, y creció 19,5% en el trimestre. Su resultado se explicó, principalmente, por el aumento de la educación pública, debido a una mayor cobertura y por una baja base de comparación producto de la crisis sanitaria. Por su parte, cifras desestacionalizadas dieron cuenta de una aceleración en los servicios personales.

Adicionalmente, se menciona que los servicios de salud privada registraron un incremento en la prestación de servicios ambulatorios y hospitalarios no esenciales. En el resto de la actividad destacaron las actividades culturales y de esparcimiento, afectadas durante la pandemia.

Servicios de transporte ocupó el segundo lugar, con una incidencia de 1,17 puntos y un alza de 21,5%. En el detalle, se muestra que este aumento en gran parte se debe a una baja base de comparación debido a las mayores restricciones sanitarias que había en el primer trimestre de 2021. Destacaron por su incidencia los servicios conexos y el transporte terrestre de carga y aéreo En términos trimestrales, la actividad continuó exhibiendo variaciones positivas según cifras desestacionalizadas. El aumento de los servicios conexos fue liderado por los componentes de agencia de naves y carreteras. En el primer caso, debido a una mayor demanda de servicios logísticos y en el segundo, a una mayor movilidad urbana e interurbana de personas.

Y en tercer lugar estuvo servicios empresariales con una incidencia de 1,12 puntos y un incremento de 13%. Según el Central, la expansión en los servicios empresariales fue determinada por las actividades profesionales –consultorías y publicidad– y, en menor medida, por las administrativas, donde destacaron los servicios de obtención y dotación de personal y de agencias de viajes.

Ya en el cuarto lugar aparece el comercio, con una incidencia de 0,70 puntos y un alza de 7,4%. Este aumento fue menor al observado en trimestres anteriores. Todos los componentes crecieron, destacando las ventas minoristas, que estuvieron impulsadas por las ventas en almacenes especializados de vestuario y calzado y equipamiento doméstico. También contribuyeron al resultado de la actividad las ventas en supermercados, almacenes de comestibles y grandes tiendas. La agrupación mayorista, en tanto, creció liderada por las ventas de enseres domésticos, en particular de textiles, vestuario y calzado. Finalmente, el comercio automotor aumentó incidido principalmente por las mantenciones y ventas de repuestos. En menor medida, las ventas de vehículos también contribuyeron al crecimiento de la actividad.

En la vereda contraria, se sitúa la minería con el menor aporte, ya que en el trimestre su contribución fue negativa con una merma de 0,84 puntos y una baja en su actividad de 4% en dicho período. Según el BC, la caída estuvo incidida mayormente por la extracción de cobre. En contraste, el resto de la actividad creció impulsada por la minería no metálica, compensando en parte lo anterior.

La segunda que menos aportó fue la actividad agropecuario-silvícola con -0,50 puntos y una caída de 4,7% explicada por una menor producción en todos sus componentes, con excepción de la fruticultura.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.