Chilesaurio, el dinosaurio más extraño del mundo, es el “encargado” de reabrir las puertas del Museo Nacional de Historia Natural

Chilesaurus diegosuarezi en el Museo Nacional de Historia Natural. Crédito: MNHN

Tras el fin de la cuarentena en la comuna de Santiago, el recinto fundado en 1830 reabre al público con todas las medidas sanitarias correspondientes y grandes atracciones paleontológicas.




La expectación era grande. Si bien la apertura oficial estaba programada para 11 de la mañana, antes de esa hora ya había personas aguardando la reapertura del Museo Nacional de Historia Natural (MNHN) cerrado desde marzo pasado. El recinto fundado en 1830 se volvió a encontrar con el público, y con su gran estrella como protagonista: el Chilesaurus diegosuarezi.

Desde que fue presentado en 2015, los paleontólogos señalaron que el chilesaurio (Chilesaurus diegosuarezi) era una especie extraña. El dinosaurio de 1,60 m de alto, vivió hace 150 millones de años y tenía características de varias especies, como los sauropodomorfos (dinosaurios de cuello largo), ornitisquios (con cuernos) y terópodos (carnívoros bípedos), pero era vegetariano.

El grupo que lo describió lo clasificó como un terópodo, un pariente del tiranosaurio rex, pero que comía plantas.

Señalaban que la especie -única en el mundo- revolucionaba lo conocido sobre los dinosaurios, y desde entonces se convirtió en una de las especies más célebres de esta extinta categoría de animales, de la que aún quedan muchas dudas.

Esta especie y todas las otras atracciones del museo, están disponibles para público a partir de hoy. El Museo Nacional de Historia Natural, institución dependiente del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, reabrió sus puertas, luego de que la comuna de Santiago ingresara a Fase 2 de acuerdo al Plan Paso a Paso.

Mario Castro, director del Museo Nacional de Historia Natural, señala que como museo “estamos muy contentos de reencontrarnos con nuestros visitantes. Sabemos que estos tiempos de cuarentena no son fáciles de sobrellevar, por lo que poder compartir en nuestro tradicional edificio el patrimonio natural que resguardamos, y que las personas lo disfruten, nos llena de alegría”.

Inicialmente la atención en el museo será dos días a la semana, los martes y los jueves, manteniendo las estrictas medidas sanitarias del Plan Paso a Paso en todo el edificio, especialmente en su exposición permanente Chile Biogeográfico y Salón Central, con dispensadores de alcohol gel en variados puntos, tótems para tomar la temperatura de quienes ingresen, pediluvios con amonio cuaternario y basureros especiales para desechar mascarillas.

Asistentes al museo recibiendo instrucciones por parte del personal. Crédito: MNHN

Las visitas al museo tendrán una duración de 40 minutos, divididas en los siguientes tramos: 11.00 a 11.40; de12.00 a 12.40; 14.00 a 14.40 y de 15.00 a 15.40. Entre cada tramo se realizará una desinfección y de 13.00 a 14.00 se realizará desinfección y limpieza profunda. Esta modalidad se mantendrá hasta mediados del mes de junio y las modificaciones en la atención serán informadas oportunamente por los canales formales del MNHN.

Castro establece que “hemos implementado todas las medidas para que la experiencia sea totalmente segura para quienes nos visitan, así como para quienes trabajamos en el MNHN. Estaremos felices de recibirlos, con dos réplicas del dinosaurio chileno, Chilesaurus diegosuarezi”.

Por ahora, la visita solo permite el acceso al primer piso, en una sola dirección, esto es a través de la exposición permanente Chile Biogeográfico y Salón Central del Museo, lugar en el que podrán encontrar dos ejemplares del dinosaurio Chilesaurusdiegosuarezi, uno adulto y otro juvenil.

Habrá audioguías disponibles, solamente para descarga en www.chilebiogeografico.cl, no se entregarán audífonos. Tampoco se realizarán visitas con actividad educativa, ni charlas mediadas, explica el museo.

Representación artística del Chilesaurus diegosuarezi. Wikipedia

Los primeros fósiles de Chilesaurus, una vértebra y una costilla, se descubrieron el 4 de febrero de 2004 en la comuna de Aysén, por un niño de siete años llamado Diego Suárez, que acompañaba a sus padres, los geólogos Manuel Suárez y Rita de la Cruz. En 2008 se descubrieron nuevos especímenes, pero se creyó que pertenecían a varias especies de dinosaurio diferentes.

Posteriormente se dieron cuenta de que pertenecían a la misma especie con una extraña combinación de rasgos. En 2015, la especie tipo Chilesaurus diegosuarezi, fue nombrada y descrita por el paleontólogo argentino Fernando Novas y sus colaboradores. El nombre hace referencia a Chile y el nombre específico honra a Diego Suárez.

Catalogado originalmente en el clado Tetanurae, este género muestra una curiosa mezcla de rasgos normalmente presentes en celurosaurios, sauropodomorfos basales y ornitisquios.

Una clasificación alternativa indica que el Chilesaurus podría ser un ornitisquio basal, y los ornitisquios a su vez serían más cercanos a los terópodos que a los sauropodomorfos, formando un grupo conocido como Ornithoscelida.

Para asistir al museo, es necesario reservar previamente la visita, la que solo podrá ser coordinada con 24 horas de anticipación. Las reservas pueden realizarse mediante el correo electrónico reservas@mnhn.gob.cl y también vía telefónica llamando al +56229979229.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.