Depuran aguas residuales junto a río Cruces con humedales artificiales

Uno de los humedales depuradores de agua artificiales ya construidos en la Región de los Ríos.

En la región de Los Ríos, el Centro de Humedales Río Cruces de la Universidad Austral de Chile (CEHUM), es pionero en la materia construyendo el primer humedal depurador de aguas servidas




Los humedales son ecosistemas donde habitan muchas especies de flora y fauna. Además, una de sus principales funciones es retener y almacenar agua, lo que es vital en medio de la crisis hídrica por la que atraviesa el planeta.

Hasta hace muy poco, mucho de ellos no se valoraban, por lo que se rellenaban con tierra e inclusive se ha llegado a construir sobre ellos.

Los hay naturales y también es posible construirlos de forma artificial, como una solución basada en la naturaleza o infraestructura verde, lo que promete ser una alternativa eficiente y económica para limpiar aguas servidas o grises.

Ahora, un proyecto de construcción de humedales artificiales depuradores de aguas residuales del Centro de Humedales Río Cruces de la Universidad Austral de Chile (CEHUM) va en ayuda de esta causa. El objetivo de este cauce de agua de 125 kilómetros, es buscar una solución para combatir el cambio climático y la crisis hídrica.

Los humedales son clave en la solución a la crisis hídrica, “porque son unas verdaderas esponjas que son capaces de absorber una gran cantidad de agua y depurarla, es decir, limpiarla y luego soltarla muy lentamente”, explica Ignacio Rodríguez, ecotoxicólogo y director del CEHUM, responsable del proyecto.

La iniciativa contempla la construcción de tres humedales depuradores de agua en la Región de los Ríos -uno de ellos ya está construido en el terreno del CEHUM- como prototipos experimentales, para que puedan ser visitados con el objetivo que sean modelos para conocer su tecnología, traspasar el conocimiento y poder replicarlos e implementarlos en distintas regiones de Chile.

Estas soluciones basadas en la naturaleza son claves para mitigar los efectos del cambio climático, tanto en zonas urbanas como rurales. “El humedal depurador que construimos, imita lo que pasa en un humedal natural, por eso es una solución basada en la naturaleza, porque es una solución de ingeniería pero que copia algo que pasa naturalmente en un humedal”, señala Rodríguez.

Añade que “en vez de tener una poza séptica en zonas rurales, puedes tener un humedal depurador, éste te permite reutilizar el agua y hacer mejor gestión del recurso hídrico, y no malgastarlo en riego o para su uso en baños”.

Rodríguez establece que el objetivo de este proyecto es que sea el inicio de nuevas alianzas e iniciativas para realizar acciones concretas como construir humedales y capacitar a más capital humano, “para demostrar que este tipo de soluciones son clave para contrarrestar los efectos del cambio climático en lo que se podría llamar el cinturón de sequía de la costa del sur de Chile. La expansión urbana en la zona costera de Valdivia requiere de mucha planificación, ya que evidentemente, más habitantes necesitan usar más agua y producirán mayor volumen de aguas servidas, y aquí, los humedales depuradores son una alternativa eficiente”.

Transferencia tecnológica que replique la experiencia en otras regiones

El proyecto contempla además, una serie de talleres sobre construcción y beneficios de los humedales depuradores, que tienen como objetivo que las personas que aprendan a construirlos puedan reproducirlo a otros, capacitando y difundiendo esta innovadora tecnología al servicio de las personas y el medioambiente.

“Parte de este proyecto no solo es construir humedales depuradores y capacitar gente que pueda desarrollarlos y operarlos, sino que también difundir sus beneficios y cualidades a otros profesionales y entidades que puedan financiar su construcción”, explica Gianfranco Moris, coordinador del proyecto de Humedales Depuradores del CEHUM.

Actualmente es posible construir humedales de forma artificial, como una solución basada en la naturaleza o infraestructura verde, lo que promete ser una alternativa eficiente y económica para limpiar aguas servidas o grises.

En los talleres, los participantes conocen cómo se diseña y se construye un humedal depurador de agua con sus conceptos básicos, dado que existen diversos métodos. Moris explica que “es importante que mostremos que existen diversas formas de dimensionar o construir un humedal, por lo que los participantes pueden ponerlo en práctica, tomar decisiones sobre su uso en algún lugar en particular o bien ser mandantes de su construcción”.

Rodríguez valora el interés que ha generado esta temática. “Hemos tenido participantes de todo Chile debido a que las actividades que hemos realizado hasta ahora han sido de carácter virtual. Agradecemos este interés porque en todos lados existe la necesidad de hacer un uso inteligente y sustentable del agua, además de conocer esta tecnología que esperamos que se instale como alternativa a los tratamientos usuales de aguas”.

El director del CEHUM señala que los humedales naturales son en sí mismos fuente de vida, “no solo porque guardan y limpian el agua y además son reservorio de un sin número de especies, sino porque además nos permite educarnos y recrearnos a la vez. ¿Por qué no hacer lo mismo con un humedal construido que nos permita limpiar las aguas grises de nuestras casas u oficinas?”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.