“El país cumple siete de nueve criterios de vulnerabilidad frente al impacto del cambio climático”


Si pudiésemos catalogar el nivel de vulnerabilidad en el que se encuentra Chile frente al impacto del cambio climático, ¿Cuál sería el veredicto? Según anunció la ONU en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), el país cumple siete de nueve criterios de vulnerabilidad que lo hacen altamente frágil ante esta amenaza. Es por ello que la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático de la Corfo (ASCC), se encuentra de gira por el país, fortaleciendo las estructuras regionales en cuanto a sustentabilidad y cambio climático de la mano de su nuevo director ejecutivo, Giovanni Calderón Bassi.

Giovanni Calderón Bassi.

-¿En qué ha consistido esta gira que están realizando por el país?

Hemos estado realizando reuniones con las principales autoridades regionales, intendentes, seremis y presidentes de Core entre otros, para alinear la acción de las regiones en materia de sustentabilidad y cambio climático. Desde este punto de vista, el proyecto que estamos desarrollando consiste en construir capacidades instaladas, ya que en estas áreas la estructura es bastante débil.

La dependencia del nivel central siempre atenta contra los intereses de las regiones, por lo que estamos tratando de construir una estructura regional a través del trabajo con profesionales locales, mientras alineamos las prioridades productivas y medioambientales de cada zona. Esos son los dos ejes con los que trabajamos en la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático.

-Si pudiésemos definir el nivel de vulnerabilidad en el que se encuentra Chile frente al cambio climático, ¿Cuál sería el veredicto para el país?

En cuanto a la categorización que hace las Naciones Unidas, estamos en un nivel alto de vulnerabilidad, porque reunimos siete de las nueve condiciones frente al impacto del cambio climático: áreas costeras de baja estatura, zonas áridas y semiáridas, zonas de bosques, propensión a los desastres naturales, sequía y desertificación, zonas urbanas con contaminación atmosférica y ecosistemas montañosos.

Todas esas condiciones de vulnerabilidad las cumple Chile, lo que transforma a nuestro país en una zona altamente frágil al impacto del cambio climático.

-¿Cómo se ha observado estos efectos en el país?

En términos generales, los climatólogos concuerdan con que ha habido un aumento en la frecuencia de ciertos eventos climáticos que antes eran esporádicos, por ejemplo las marejadas o lo que sucede en Isla de Pascua, donde producto del aumento del nivel del mar, éste ha tomando terreno sobre la isla generando un problema de ocupación de las tierras que antes eran ocupadas para determinados fines y que ahora se han visto expuestas a  la acción del cambio climático.

-¿Existe alguna región o zona que esté siendo más afectada que otras?

Depende del punto de vista. La sequía que observamos hoy, es la más larga en la historia de Chile desde que se mide la pluviometría. En este sentido podríamos decir que existe un efecto palpable de la acción antrópica, es decir la acción del ser humano, lo que ha afectado fuertemente a los agricultores desde la región del Maule hasta el norte del país.

Esta sequía se ha extendido por diez años. El país pasa frecuentemente por ciertos periodos de sequía, pero algunos científicos atribuyen el hecho de que ésta haya durado tanto a la acción del hombre, por eso diría que la zona en la que se ha observado el efecto más palpable del cambio climático comienza en la región del Maule y se extiende hacia el norte.

-Un estudio reciente de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), constató que Chile es uno de los países que podría enfrentar las consecuencias más severas en su industria pesquera como consecuencia del cambio climático. ¿Cómo se espera mitigar o amortiguar esta predicción?

Efectivamente, el cambio climático está teniendo y va a tener una serie de efectos para Chile. La ONU determinó nueve criterios de vulnerabilidad a los efectos del cambio climático, y de esos nueve, Chile los cumple prácticamente todos. Uno de los criterios que queda fuera es el hecho de ser una isla pequeña, Chile no es una isla, pero sí tiene territorio insular y éste es muy vulnerable. Esto genera que Chile tenga que poner especial foco en las medidas de adaptación, sin dejar de lado la mitigación, que tiene que ver con reducir la emisión de gases del efecto invernadero.

-Uno de los sectores productivos más vulnerables, es el pesquero. ¿Qué acciones estamos tomando? Acabamos de suscribir un Acuerdo de Producción Limpia con Sonapesca, un gremio importante dentro de la industria, para reducir o llevar a cero el desecho de residuos domiciliarios dentro de los buques de pesca.

Los buques de pesca producen residuos por la presencia de las personas que ahí trabajan. Estos tradicionalmente se botaban al mar, lo que obviamente generaba grandes niveles de contaminación, pero ahora éstos se reciclarán y se dispondrá de ellos en tierra.

Esa es una acción de mitigación, porque tiende a evitar de alguna manera la contaminación, pero en materia de adaptación queremos comenzar a construir líneas de acción dentro de los instrumentos que tiene la agencia. Por ejemplo, queremos introducir líneas de adaptación al cambio climático a los Acuerdos de Producción Limpia.

-¿Cuál será la ruta que tomará próximamente la agencia en materia de sustentabilidad, tanto a nivel regional como en central?

Estamos intentando llevar a mayor escala la acción de la agencia en materia de sustentabilidad, llevando los procesos productivos a mayor número de empresas, tanto pequeñas y medianas como grandes corporaciones.

Nuestra misión es transformar esos procesos productivos para llevarlos a un nivel más sustentable y rentable. Finalmente el resultado de nuestra acción debe concluir en que las empresas puedan suscribir un acuerdo más sustentable a través de acciones relacionadas con la huella de agua, la reducción de la huella de carbono y de las emisiones de gas  e incluso eventualmente poder transar bonos de carbono y re-valorizar sus residuos. Todas estas son medidas que finalmente deben traducirse en mejores resultados para dichas empresas.

Con esto pretendemos escalar la acción de la agencia y llevarla a mayor cantidad de empresas a nivel regional, de manera que tengan un impacto medible y mayor del que existe hoy día.



Seguir leyendo