Temor por neumonía de origen desconocido en China: ¿Existe riesgo de una nueva pandemia?

sars archivo

FOTO: Archivo.

Autoridades chinas y la OMS siguen de cerca la evolución de esta enfermedad pero hasta ahora, no han logrado establecer qué virus es el que la provoca.




Todo comenzó el lunes de esta semana, cuando el comité sanitario municipal de Wuhan, (China), publicó una nota de emergencia dirigida a los hospitales de ese país en la que informaba que habían detectado varios casos de "pacientes con una neumonía inexplicable".

Inmediatamente, se encendieron las alarmas y el recuerdo del SARS, un corona virus que también se originó en China (Cantón) a fines de 2002, se presentó como una neumonía atípica y afectó a más de 8.000 personas en todo el mundo.

Hasta ahora, las autoridades han informado de 27 casos, siete de ellos graves. Además, se decidió cerrar temporalmente un mercado que abastecía a esta ciudad de pescados, mariscos, conejos y aves, y se mantiene un control estricto en los hospitales con las personas que presentan sintomatología propia de una neumonía.

Las noticias falsas o fake news también se comenzaron a divulgar entre la población tanto así que la policía detuvo a algunas personas que comenzaron a transmitir el rumor de que esta neumonía se transmitía de persona a persona, cuestión que según aclararon las autoridades, no es verdad.

El primer ministro de China Su Tseng-Chang ordenó extremar la atención sobre los desplazamientos de los viajeros desde y hacia Wuhan. Semanalmente, se registran 12 vuelos entre esta ciudad y Taiwán y sobre ellos se ha activado el protocolo que está indicado para estos casos, incluyendo el detector de fiebre para los pasajeros que llegan al aeropuerto.

En forma paralela, personal de salud especializado realiza los estudios necesarios para encontrar el agente causante de esta neumonía.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló que ya fue activado un equipo de gestión de incidentes para estudiar los casos de neumonía en Wuhan con el fin de "garantizar que los sistemas de detección de enfermedades sean sensibles, los canales de comunicación estén abiertos y los informes sean rápidos en toda la región". Por ahora, dijeron, no es necesario emitir ninguna alerta de viaje.

¿Una nueva pandemia?

A Jeannette Dabanch, infectóloga del Hospital Clínico de la U. de Chile, le llama la atención que a la fecha las autoridades chinas no hayan confirmado de qué se trata. "Imagino que ya han descartado influenza H5 o H7 que son parte de los virus a los que ellos le hacen seguimiento, o Mers que también es un corona virus pariente de SARS. En China tienen técnicas diagnósticas también para SARS, las desarrollaron entre 2002 y 2003 cuando tuvieron este virus. También depende mucho del tiempo de toma de muestra. Una semana es todavía poco para tener información detallada. Hay que esperar", comentó.

Dabanch reconoce que tras el brote de SARS, los especialistas esperaban que un brote pandémico de influenza se originara en Asia, pero este vino finalmente de América en el año 2009.

Pero el riesgo siempre está presente, sobre todo considerando la relación que tienen estos países con los animales.

Rodrigo Blamey, infectólogo de Clínica Las Condes, agregó que la propia OMS ha escrito planes en caso que un brote pandémico se originará en China.

Ambos especialistas coinciden en que Asia y China, específicamente, tiene condiciones socio culturales,  geográficas (por su extensión) que aumentan la posibilidad de una pandemia de influenza ya que concentran la mayor cantidad de aves del mundo y además las personas conviven muy de cerca con aves silvestres, domésticas y cerdos, animales entre los que circular virus respiratorios que se han transmitido a los seres humanos como la llamada gripe aviar (virus influenza A H5N1)  y gripe porcina (influenza A H1N1) que ya conviven entre nosotros.

A esto se suma que es habitual la venta de estos animales vivos para la alimentación, el faenamiento de ellos en las mismas casas y la gran cantidad de personas que pueden convivir en espacios reducidos.

Respecto de este brote puntual, Blamey dice que hasta ahora y pese a que no está indentificado el agente causante, éste no tendría características pandémicas como los brotes de influenza anteriores que rápidamente se fue contagiando y saltando fronteras. Según este especialista, todo apunta a ser una infección zoonótica causada por un virus o bacteria. "Podría ser un nuevo tipo de virus y probablemente no esté relacionado con la influenza, porque los exámenes que se han hecho hasta ahora no lo han logrado identificar. Tiene un poco potencial pandémico. Cuando aparece un virus nuevo, el ser humano no tiene anticuerpos y esa característica inmunológica hace que se puedan diseminar a distintas partes del mundo", señaló.

Casos también en Hong Kong

Al menos tres personas que llegaron esta semana a Hong Kong procedentes de Wuhan (China continental) y presentaron síntomas, se están recuperando y dos de ellas, ya dejaron el recinto en el que se encontraban hospitalizadas.

Estas tres personas no visitaron el mercado de abastos al que sí habían concurrido los otros 27 pacientes, la mayoría de ellos trabajadores del lugar. Todos ellos han sido trasladados al Hospital Wuhan Jinyintan, un recinto especializado en el tratamiento de enfermedades infecciosas.

Paige Snider, asesora principal de la OMS en China, confirmó que hasta ahora el virus que afecta a Wuhan aún no se había identificado. "Todavía se están llevando a cabo investigaciones y las autoridades aún no pueden confirmar qué patógeno está causando esta enfermedad", indicó.

"Hay muchas causas potenciales de neumonía viral, muchas de las cuales son más comunes que el Sars. La OMS está monitoreando de cerca este evento y compartirá más detalles a medida que los tengamos", dijo Snider.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.