Alcalde de Curacautín emplaza a Gobierno a intensificar estado de excepción tras incendio de aeródromo: “No había ningún militar... esto es un ataque terrorista”

El ataque al Club Aéreo de Curacautín dejó cuatro avionetas destruidas.

Víctor Barrera detalla el horror que se vivió esta madrugada en el lugar donde personas fueron intimidadas y relata que se cortaron las mangueras para impedir que se pudiera apagar el fuego. Ante estos hechos, la autoridad comunal sostiene que se debe revisar el Estado de Excepción en la zona, por las dificultades que existen actualmente en materia de seguridad en las comunas al interior de la Región de La Araucanía.




Como un “ataque terrorista”, así califica el alcalde de Curacautín, Víctor Barrera (IND), lo ocurrido durante la madrugada de este lunes en un club aéreo en esa comuna donde tres avionetas fueron incendiadas en un nuevo hecho de violencia en la Macrozona Sur. El jefe comunal afirma que este hecho afecta a personas mapuche y no mapuche, debido al servicio comunitario de traslado que prestaban las tres naves dañadas durante un ataque adjudicado por el grupo “Resistencia Mapuche Malleko” (RMM), según un lienzo que dejaron en el lugar.

Antecedentes policiales dan cuenta que cerca de las 4.00 horas de la madrugada de este lunes, un grupo de sujetos armados llegó hasta el Club Aéreo Curacautín, el cual se ubica en el kilómetro 54 de la ruta CH 181 en esa comuna de la Provincia de Malleco en la Región de La Araucanía. En el lugar, procedieron a incendiar tres avionetas que estaban en los hangares del aeródromo. Al retirarse del lugar, realizaron disparos al aire. A pesar de aquello no se registraron personas lesionadas.

Mientras conversa con La Tercera PM, el alcalde Barrera viaja a Temuco con el fin de reunirse con el delegado presidencial de la Región de La Araucanía, Raúl Allard, para tratar lo ocurrido y “poder tratar de que prontamente y hacer que el Presidente de la República pueda venir a nuestra provincia”. Junto con eso, el alcalde solicita que el subsecretario del Interior, Manuel Monsalve visite la zona, aunque “no solamente a analizar datos, porque muchas veces se analizan datos que ha bajado el nivel de inseguridad, pero con un sólo ataque aquí hicieron un tremendo daño a la sociedad de Curacautín”.

Ataque planificado

Además, la máxima autoridad comunal relata los complejos momentos que vivieron las personas de las casas aledañas al club. Sostuvo que se trató de un ataque bien organizado, ya que incluso el grupo cortó las mangueras de agua del lugar para impedir que las personas trataran de apagar el fuego. El hecho lo califica como ataque terrorista por el terror que causó en la población aledaña al club aéreo.

“Estuvieron amenazados con ametralladoras para que no salieran de la casa y ellos, un matrimonio con incertidumbre de que si le iban a quemar la casa con ellos adentro”, sostiene respecto al ataque por el cual no habrían existido amenazas previas.

Respecto al rol que el club cumplía con la comunidad, el alcalde explica que “prestaba un tema social tremendo, ellos llevaban pacientes en temas de riesgo a Angol o Temuco. Pacientes que eran accidentados a veces en la nieve, o automovilísticos y ellos estaban siempre estaban al servicio. Entonces lo que prestaban era netamente un servicio social que era por sobre el daño económico que se generó el día de hoy”.

Pero lo ocurrido en Curacautín no fue el único hecho de violencia registrado durante la madrugada en la Región de La Araucanía. En el sector de Pillanlelbun, en la comuna de Lautaro, un grupo indeterminado de desconocidos incendió una casa del fundo San Fernando, ubicado en el kilómetro uno de la ruta S 227. Al lugar los servicios de emergencia llegaron alertados por el cuidador del lugar, quien declaró que mientras se encontraba en ese lugar comenzó a escuchar ruidos, aunque no pudo divisar a nadie. Las llamas destruyeron completamente el inmueble y las pericias para dar con los responsables están en manos del Laboratorio de Criminalística (Labocar) y el OS-9 de Carabineros. Este hecho fue reivindicado por Liberación Nacional Mapuche (LNM), otro grupo radicalizado que funciona en la zona.

El llamado al Gobierno

El alcalde de Curacautín señala que los daños en el lugar están estimados en $450 millones. A pesar de eso, afirma que más que el daño económico es la “inseguridad que se da en nuestra provincia y en nuestra comuna, eso no debemos seguir permitiéndolo y el llamado es a las autoridades. No somos los alcaldes los llamados a solucionar los temas de seguridad”.

Barrera sostiene que este se trata del primer ataque a un recinto de estas características. Específicamente “estos ataques terroristas generan inseguridad, generan que las inversiones no se realicen en nuestras comunas y también el desarrollo económico se vea perjudicado por sobre el daño material”.

Junto con eso, el alcalde, quien además representa a sus colegas de la Provincia de Malleco, cree que el Gobierno “tiene que hacerse parte y hacer algo drástico. Cada 15 días tiene que renovar el Estado de Excepción, pero qué pasa con las comunas que están más hacia los sectores interiores donde muchas veces se ven algunos días dotación militar, carabineros, pero tú ves que este ataque se generó a las 4 de la mañana y no había nadie donde otras veces están durante el día”.

Además, reitera que ellos como alcaldes deben administrar sus comunas, pero no son los llamados a ocuparse de la seguridad y estar preocupados por estos ataques. “Esa es misión del Gobierno”, sostuvo.

Respecto al actual Estado de Excepción, el que por sexta vez ha sido renovado, el alcalde de Curacautín afirma que se debe analizar toda la situación. “Están atacando puntos donde estratégicamente van a dañar nuestra economía, nuestra imagen como comuna y hay que intensificar las medidas”, expresó.

“Creo que hay que hacer un doble click al Estado de Excepción, hay que revisar qué está sucediendo en cada comuna, cada comuna tiene sus demandas distintas y sobre eso tenemos que seguir trabajando”, explica.

Finalmente, Barrera sostiene que se harán parte de una querella que presentará el Club Aéreo de Curacautín: “aquí más allá de un daño económico, es un daño a nuestra sociedad, personas mapuche, no mapuche están siendo dañadas con la perdida de estas tres avionetas que prestaban un tremendo apoyo a la comuna de Curacautín”.

Los grupos tras estos ataques

En el Club Aéreo de Curacautín se encontró un lienzo adjudicatorio al atentado. Según se puede leer en el cartel dejado en el pasto del lugar, el ataque es reivindicado por el grupo “Resistencia Mapuche Malleko” (sic) (RMM). Este grupo sería uno de los al menos cuatro movimientos violentistas que operan en las regiones del Biobío y La Araucanía, donde además se puede identificar a la Resistencia Mapuche Lavkenche (RML) y Weichan Auka Mapu (WAM).

Junto con eso, además, en estos lugares también se han adjudicado ataques, históricamente, la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), agrupación que recientemente amenazó con tomar siete fundos, entre los que se encuentran varios de propiedad de las forestales Mininco, Arauco, Cautín, Comaco, entre otros predios privados.

Esta no es primera vez que la Resistencia Mapuche Malleco se adjudica un atentado. Según análisis de inteligencia, el primer atentado adjudicado por este grupo fue el 30 de diciembre de 2011, tras un atentado, precisamente, de otra aeronave. En la comuna de Victoria, Región de La Araucanía, el grupo atacó un helicóptero propiedad de la Forestal Masisa.

El grupo tendría presencia en Collipulli, Ercilla, Traiguén, Victoria y Caracautín. Dicha agrupación, según informes de inteligencia, estaría vinculada a la orgánica de la Autónoma Temucuicui, en la comuna de Ercilla, la que es liderada por el lonko Víctor Queipul Hueiquil y su hermano José Queipul Hueiquil y los werken Jaime y Jorge Huenchullán Cayul.

Una de las principales reivindicaciones señalada por estos grupos en sus ataques, es respecto a los “presos políticos mapuches”. De hecho, en el lienzo dejado en el ataque al Club Aéreo de Curacautín, el grupo pide “libertad a los P.P.M (presos políticos mapuches) en huelga de hambre. Wallmapu avanza hacia la liberación nacional. Resistencia Arauco Malleko (sic)”.

En el caso del ataque a la casa patronal en Lautaro, se encontraron dos lienzos que se adjudican el ataque, donde también se hace alusión a la “liberación de presos políticos mapuches” y estaban adjudicados por el grupo Liberación Nacional Mapuche.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Arqueólogos descubren en Pompeya cuatro nuevas habitaciones en una casa excavada con anterioridad que posee objetos del día a día utilizados por una familia de clase media.