América Transparente: Laboratorios condenados por colusión en enero ya suman licitaciones al Estado por 29 millones de dólares

remedios gringos

Entre enero y junio de este año, Fresenius Kabbi Chile, Sanderson y Biosano se adjudicaron 784 licitaciones. En la investigación que llevó adelante la FNE por colusión no se alcanzó a aplicar la modificación de la norma de 2016 que hoy impide a las empresa sancionadas participar en licitaciones por cinco años.




784 licitaciones que suman 23.300 millones de pesos (aprox US$ 29 millones) se adjudicaron entre enero y junio los laboratorios Fresenius Kabbi Chile, Sanderson y Biosano, según un análisis de la Fundación América Transparente.

Se trata de las mismas firmas que enero fueron condenadas por la Corte Suprema por formar y mantener entre los años 1999 y 2013 un cartel para afectar licitaciones convocadas por la Central de Abastecimiento del Sistema Nacional de Servicios de Salud (Cenabast) para adquirir medicamentos inyectables de menor volumen, también conocidos como “ampollas”.

En el fallo -dado a conocer el 27 de enero- el máximo tribunal impuso a los referidos laboratorios las multas solicitadas por la Fiscalía Nacional Económica. Así, condenó al laboratorio Sanderson al pago de 18 mil Unidades Tributarias Anuales (UTA, equivalentes a US$ 13,5 millones) y de 2.000 UTA (equivalentes a US$ 1,5 millones) a Fresenius Kabi Chile, rebajando los montos inicialmente impuestos por el TDLC. Solo quedó exento de multa el laboratorio Biosano, que se acogió al programa de delación compensada. Las dos primeras firmas debieron adoptar, además, durante cinco años un programa de cumplimiento en materia de libre competencia acorde a la “Guía de Programas de Cumplimiento de la Normativa de Libre Competencia”, elaborada por la FNE.

Firmas quedaron fuera de la reforma

Los laboratorios que fueron denunciados por la FNE y luego sancionados por la justicia han podido seguir participando de las licitaciones del Estado en vista de que los hechos por los que fueron sancionados ocurrieron previo a 2016, cuando se modificó la ley 20.945 que fortaleció la persecución de carteles, aumentando las penas e incluyendo entre sus sanciones la prohibición de que empresas condenadas por colusión en compras públicas puedan de volver a participar en licitaciones del Estado hasta por 5 años.

“Esta investigación evidencia que la multa por delitos de colusión puede ser significativamente menor que las órdenes de compra que en un solo año pueden obtener los laboratorios que proveen al Estado”, recalca América Transparente.

“Si se observan las cifras públicas de licitaciones del primer semestre, el laboratorio Fresenius Kabbi Chile se ha adjudicado más de 330 licitaciones y estas oscilan desde montos menores hasta los 700 millones de pesos. En el caso de los laboratorios Biosano y Sanderson, se han adjudicado licitaciones de hasta mil millones de pesos cada uno. · Parte de estas licitaciones adjudicadas por Fresenius Kabbi Chile son inyectables, mismos productos con los cuales fueron condenados por colusión”, añade el organismo.

A juicio del senador PPD Felipe Harboe, si bien al no ser retroactiva la ley no impide a las empresas sancionadas participar de las licitaciones del Estado, existe un “descriterio de la autoridad” al no tomar en consideración los antecedentes legales de las firmas que tratan con el Estado.

“Hoy la ley prohíbe expresamente escenarios como éste, pero más allá de lo legal hay un descriterio de la autoridad que tiene que tener a la vista el listado de todas las empresas que han coludido para defraudar al Estado en un tema tan sensible como son los medicamentos, salvo cuando la autoridad pueda probar que no había otros proveedores disponibles”, señala en senador Harboe.

El diputado Marcelo Díaz (Unir) añade que el caso “evidencia lo barato que le salía a las empresa coludirse contra el Estado sabiendo que terminarías pagando multas muy inferiores a tus ganancias”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.