El mensaje de Daniel Jadue a los emprendedores: “Muchos hablan desde el prejuicio al PC”

En un conversatorio organizado por el G100 -corporación que busca potenciar el emprendimiento-, el abanderado presidencial del Partido Comunista y alcalde de Recoleta abordó su mirada sobre los desafíos productivos y económicos del Chile pospandemia y planteó propuestas para enfrentar la crisis que ha golpeado a las pymes.




Dejar de lado los prejuicios sobre el Partido Comunista y su postura sobre el modelo económico. Esa fue una de las invitaciones que deslizó el pasado 1 de abril el alcalde de Recoleta e inminente abanderado presidencial de esa colectividad, Daniel Jadue, en el marco del conversatorio “Camino al Chile del futuro”, que organizó un grupo de emprendedores del G100, corporación que busca fomentar la industria de las micro, pequeñas y medianas empresas en el país y que dirige el economista Nicolás Shea.

En la cita, que se realizó de forma virtual y duró cerca de una hora, el jefe comunal abordó la compleja situación en la que han quedado las pymes con la pandemia, pero también dio su mirada sobre los desafíos económicos y productivos de los que tendrán que hacerse cargo los próximos gobiernos. Asimismo, el edil aseguró que uno de los fracasos que no le gustaría repetir si llegara a La Moneda sería “el capitalismo de Estado de la Unión Soviética”, lo que calificó como un “fracaso brutal”.

“Chile es un país que tiene una potencialidad que está absolutamente desaprovechada. Tenemos una economía que es tan concentradora que mata a los territorios, más que matarlos, los deja fuera. Si el Estado tuviera dentro de su política pública y sus prioridades promover el desarrollo de los territorios, eso sería totalmente distinto”, sostuvo Jadue ante una audiencia de unos 70 emprendedores, agregando que bajo su mirada la lógica extractivista, por ejemplo, en el caso de la minería del cobre, se ha convertido en una verdadera condena para el desarrollo productivo del país.

En ese sentido, el candidato a la reelección por Recoleta afirmó que si bien el sector privado debe tener un rol relevante, es el Estado el que tiene que dar certezas y tomar riesgos para que, por ejemplo, las pymes puedan activar sus propios proyectos. Con ese objetivo, apuntó a que la clave es eliminar las barreras de entrada al mercado del emprendimiento.

“A nosotros nos ha costado un mundo bajar las barreras de entrada para todo el tema de las licitaciones públicas, porque el Estado tiene una visión que viene del principio de la juridicidad, de que porque se defiende al mismo Estado, finalmente terminan todos llevándoselo, las corporaciones y grandes empresarios que actúan y que van concentrando la mayor parte de los procesos. Hay una serie de cortapisas que te impiden privilegiar el consumo de los productos locales por sobre otros. Porque ahí te acusan de atentar contra la libre competencia, entonces, siempre el emprendedor se encuentra con barreras de entrada al mercado que son tremendamente altas. Y tremendamente difíciles de sobrepasar, además de entender que la estructura de las leyes de nuestro país está hecha para los grandes y no para los chicos”, afirmó, agregando que, a su juicio, sería necesaria una reforma tributaria escalonada para que se garantice que las pequeñas y medianas empresas paguen menos impuestos que las grandes corporaciones.

Jadue fue consultado por cómo se enfrenta tener una mirada “emprendedora” y “disruptiva” (como lo ha hecho con iniciativas como la Farmacia Popular en su gestión como alcalde de Recoleta) al interior de su partido. “No puedo evitar preguntarte cómo funciona eso de tener una actitud emprendedora, disruptiva, dentro de una estructura como el PC. Uno tiene la idea de que el PC es una estructura lineal…”, le preguntó la moderadora María Emilia Correa, cofundadora de sistema b y G100.

“O sea, funciona, de hecho, cuando tú miras el programa y la gestión de los gobiernos locales comunistas a lo largo de Chile te vas a encontrar con innovaciones bastante notables en todos los comunales (...). La verdad es que muchos, y lo digo con harto respeto, hablan desde el prejuicio y desde el desconocimiento de lo que son los programas del PC. A veces a mí me sorprende que hablan del PC con mucha soltura y cuando tú les preguntas: conoces tres textos del PC, ‘ah, no, nunca he leído ninguno’. Conoces tres textos de Marx o de crítica de la economía política. ‘No, tampoco’. Entonces creo que, efectivamente, hay un prejuicio que viene, precisamente, de una campaña comunicacional muy grande que tampoco logra percibir todo el proceso de actualización que han tenido los partidos comunistas en el mundo o los partidos de izquierda, que, entendiendo y aprendiendo de los mismos fracasos que ha tenido la experiencia de sus modelos, han ido también cambiando y modificándose”.

¿Qué tipos de fracasos no quisieras repetir si fueras Presidente de Chile?

El capitalismo de Estado de la Unión Soviética como un fracaso brutal.

¿Por qué?

Porque en la estructura clásica de la experiencia soviética eran enemigos del cooperativismo y había una batalla dentro de las tesis marxistas entre algunos que planteaban que el cooperativismo era el germen de la propiedad privada y otros que plantearon que era el germen de la propiedad comunitaria. Eso se ha resuelto en beneficio de la promoción de las cooperativas y no en contra de las cooperativas, y eso es un cambio bastante importante.

Propuesta para enfrentar la crisis de las pymes pospandemia

¿Qué plan realizarías para blindar al micro y pequeño empresario para superar esta pandemia? Esa fue la última pregunta que respondió Jadue ante los emprendedores.

“Creo que el reconocimiento constitucional del trabajo doméstico sería una forma tremendamente importante, primero para cambiar la estructura productiva del país y de potenciar de una manera formidable la demanda interna. Cuando un país tiene una demanda interna, una demanda agregada que es capaz de sostener a su pequeña y mediana empresa, es capaz de pasar los ciclos económicos con mucha mayor estabilidad”, afirmó, a la vez que planteó la necesidad de intervenir la banca y desbancarizar los fondos que entrega la Corfo.

“Hay que intervenir la banca. Y hay que convertir al BancoEstado en un banco realmente de las pymes. No hay que llevarlo a tratar de que sea un mercado de la banca, sino que llevarlo a tener una promoción, protección y un privilegio hacia la micro, pequeña y mediana empresa, pero que sea efectivo. El BancoEstado no puede comportarse como un banco más de la plaza. Y lo otro, pararía un nuevo sistema parecido al original de Corfo, en donde los créditos no pasaran a través de la banca”, agregó.

¿El modelo chino? “Creo en un modelo como ese”

Otro de los temas que se tocaron fue la posibilidad de implementar un sistema económico como el de China, donde el Estado tiene un rol relevante en la dirección estratégica del mercado y la economía.

¿Estarías dispuesto a implementar el sistema económico chino?, le preguntó uno de los asistentes, ante lo que Jadue señaló que “hay bastante desconocimiento de lo que pasa en China en realidad, porque allá se permite el libre emprendimiento y el libre mercado, pero bajo la dirección estratégica de un Estado que está omnipresente en todo. Te devuelvo la pregunta: ¿Estarán dispuestos los empresarios? Porque yo estoy de acuerdo y yo estoy dispuesto. Yo creo en un modelo como ese”.

Consultado respecto a qué mensaje daría para entusiasmar a los emprendedores para respaldar un gobierno encabezado por él, Jadue afirmó que “asegurando un país donde vivir sea bueno para todos y todas, se le da estabilidad y un marco de proyección a futuro a todos los pequeños y grandes empresarios. Un país donde la dignidad no la viven todos en igualdad de condiciones, es un país que puede verse sometido a sucesivos climas de tensión y estallidos sociales. Creo que cuando uno construye un país más justo, solidario, corresponsable, con una real dimensión de lo que es la comunidad, como país unitario, uno les genera a todos los pequeños y microempresarios, y también a los grandes, un mucho mejor clima para desarrollar sus proyectos. Entendiendo que yo creo que sí debe haber una dirección estratégica que la tiene que poner el Estado, ¿no?”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.