J.A. Kast o la otra incógnita pendiente de la derecha: su partido dice que llega a noviembre “sí o sí”

En el Partido Republicano asegura no hay escenario alguno que pudiera bajarlos de la competencia. Y afirman que ya elaboran una lista parlamentaria propia.




“Solo queda Kast. ¡Chile siempre!”. 952 retuits, 2.501 “me gusta” y casi 200 comentarios tuvo esa frase escrita en Twitter por el diputado Cristóbal Urruticoechea (ex RN) el día del último debate televisivo en que se enfrentaron los ex candidatos de Chile Vamos a la primaria, Joaquín Lavín (UDI), Ignacio Briones (Evópoli), Sebastián Sichel (Indep.) y Mario Desbordes (RN-PRI).

La sentencia del parlamentario refleja el ánimo que cercanos al líder del Partido Republicano (PR), José Antonio Kast, expresaban ad portas de la elección que ayer le dio el triunfo a Sebastián Sichel en la primaria del oficialismo. Unos comicios que implicaron el paso de la primera de varias vallas para el conglomerado de centroderecha: la próxima que se viene -afirman en los partidos, sobre todo en la UDI- es justamente intentar aunar posiciones para lograr un acuerdo parlamentario y presidencial con el exdiputado gremialista. Ese sería el óptimo.

Pero los cercanos a Kast afirman que estará en la papeleta del 21 de noviembre “sí o sí”. “La decisión ya está tomada”, dicen diversos miembros del PR, quienes agregan que “no se va a bajar” en ningún escenario. Remarcan, además, que el presidenciable ha estado trabajando los últimos cuatro años para ese desafío y que no va a aceptar, ni él ni su partido, que se le ofrezca cupo alguno como “moneda de cambio”, tal como rumoreaban desde hace algunas semanas en Chile Vamos.

En la misma línea se pronunció el consejo general del PR del 4 de junio: éste acordó llevar un candidato propio a La Moneda y una lista parlamentaria. Mientras que un día después, el 5 de junio, el propio Kast afirmó a La Tercera que “la unidad con Chile Vamos ya no fue. Por lo tanto, ahora nos vamos a medir”.

En la coalición oficialista ronda el temor de que, si la centroderecha enfrenta dividida la primera vuelta, las posibilidades de quedar fuera del balotaje serían muy altas, por lo que esperarían “un gesto” del líder republicano en favor de Sichel.

Desde el partido de Kast, en todo caso, sostienen que “todas las interpretaciones que hagan de los resultados siempre van a ser funcionales a ellos, a sus propios intereses. Si ganaba Lavín, iban a decir que se debe apuntalar su candidatura; si ganaba Sichel, que se debe motivar a la derecha; si (Daniel) Jadue arrasaba, que debemos unirnos contra el comunismo. Cualquiera de esas afirmaciones, para Chile Vamos, significa que Kast se tiene que bajar. ¿Y por qué no se bajan ellos en favor de Kast?”.

En ese mismo sentido, un alto dirigente de esa colectividad explica que adherir a la tesis del peligro de no pasar a segunda vuelta “es entrar derrotado. Lo que ha liquidado a Chile Vamos son las lógicas antiguas, en este caso, entrar derrotado, porque quiere decir que no confían en su candidato. Y nosotros podríamos decirles: ustedes son gobierno, ustedes tienen a Chile en la situación en la que estamos, no lo han hecho bien, bájense ustedes. Pero siempre es mirado desde la óptica de ellos, no desde la óptica de por qué estamos donde estamos, cómo llegamos a esta situación”.

En ese contexto, distintas fuentes consultadas aseguran que Kast pretende mantener a firme su candidatura y que están enfocados en entusiasmar a las personas para que vaya más gente a votar que en las últimas elecciones. Afirman, asimismo, que el escenario está abierto y que los números con que cuentan “son buenos”, no solo para el abanderado sino, sobre todo, para conseguir una bancada parlamentaria acotada, del orden de ocho a 10 diputados.

Igualdad de condiciones

Respaldándose en el argumento de tener una mayor estructura, conocimiento y adherentes que en 2017, en el Partido Republicano están en plena elaboración de la lista parlamentaria con la que buscarían competir en noviembre.

En virtud de la legislación sobre la materia, para poder competir con independientes como parte de su plantilla deberán conformar un pacto electoral con alguna otra colectividad o coalición. ¿Será Chile Vamos? La respuesta de los dirigentes de esa tienda es no.

Tanto dirigentes de la UDI como Jacqueline van Rysselberghe y otros de RN han planteado la urgencia de un acuerdo electoral con los republicanos, incluso la conveniencia de que ello derive en una sola lista electoral. Pero en el partido de Kast retrucan que las probabilidades de llevarlo a la práctica son escasas por la resistencia de Evópoli, el PRI y una parte de RN -que prefieren ir en dos listas-, además de la dificultad que significaría acordar la cantidad de cupos correspondiente a cada tienda. De hecho, aseguran que no ha habido ninguna conversación formal con dirigentes oficialistas, salvo un encuentro que tuvieron Macaya y Kast a mediados de mayo.

En este mismo sentido, desde Republicanos exponen que, en el último debate televisivo, el mismo Sichel rechazó un pacto con ellos. El único que propiciaba esa idea era Lavín.

De todas formas, en la colectividad de Kast subrayan que “solo aceptaremos conversar en igualdad de condiciones”: esto es, sin cupos asegurados para ningún parlamentario en ejercicio que haya presentado o avalado proyectos inconstitucionales o inadmisibles o que haya votado en contra iniciativas gubernamentales relevantes. Adicionalmente, por tener candidato presidencial propio, aspiran a competir en todos los distritos, por lo que prevén que no habrá disposición desde Chile Vamos para entregarles los espacios.

A esto, el secretario general de Republicanos, Antonio Barchiesi, añade que “el tema no es pactar o no pactar, esa es una consecuencia. Lo primero es ver si cada proyecto es compatible en el marco de un pacto electoral, porque con Chile Vamos tenemos cosas en común, pero también tenemos muchas diferencias que han quedado claras durante este gobierno”.

“Con todos los errores no forzados de este gobierno, quedó demostrado que el voto útil fue la peor estrategia posible, hoy la derecha tiene claro que, para defender el orden público, la familia y la libertad, solo queda Kast y sus candidatos al Congreso”, sostiene.

Por otra parte, en la tienda apuntan que la negociación que terminó en un acuerdo para competir juntos en la elección de convencionales constituyentes también dejó “lecciones aprendidas”: una negativa evaluación de lo ocurrido.

Así las cosas, el partido ya estaría en conversaciones con otra tienda para concretar un pacto electoral, mientras va afinando su nómina para la elección parlamentaria y de consejeros regionales.

De acuerdo a fuentes partidistas, algunos nombres que estarían en ella son el excandidato a alcalde por Vitacura Cristián Araya; la exvocera de la Asociación de Paz y Reconciliación en La Araucanía (APRA) Gloria Naveillán; el diputado Ignacio Urrutia como candidato a senador por Ñuble, y el excandidato a gobernador por la Región Metropolitana Rojo Edwards, como candidato al Senado por la capital. Además, competirán por llegar a la Cámara algunos de los nombres que postularon a la constituyente, como Chiara Barchiesi, u otras figuras que han ocupado cargos municipales, como el exconcejal Leandro Kunstmann, y también sumarán caras nuevas en la política, como la actriz Catalina Pulido.

Por otro lado, en el partido dicen que “nunca ha dejado de haber una relación fluida” con un grupo de parlamentarios de RN -cuestión que, en 2018, les significó varias polémicas con su propia colectividad y derivó, en el caso de Urruticoechea, incluso en la renuncia a ese partido-, por lo que esperarían poder sumar a algunos de ellos a su nómina.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.