Kast vs. Kast: la compleja negociación de Evópoli y Republicanos de cara a una segunda vuelta

felipe-kast-jose-antonio-kast

En Evópoli y en el Partido Republicano analizan que en caso de que José Antonio Kast pase a segunda vuelta deberá buscar el apoyo de su sobrino, el senador Felipe Kast, y su partido. No solamente diferencias programáticas en lo valórico los han separado, sino también una relación familiar que se ha ido tensionando con el tiempo. En ambas colectividades piensan que será una conversación que de todas maneras va a darse, y en la que los dos deberán dejar las diferencias de lado.


La próxima semana, Evópoli abordará en una reunión de directiva un tema que ya se advierte complejo: qué hacer en caso de que el candidato presidencial del Partido Republicano, José Antonio Kast, pase a segunda vuelta y no el abanderado oficialista Sebastián Sichel.

El tema tensiona a la tienda, de la cual uno de sus fundadores es el senador Felipe Kast, quien es hijo de Miguel Kast, hermano de José Antonio. La relación entre ambos se quebró a fines de 2018 producto -sobre todo- de las diferencias políticas que se generaron cuando los dos lanzaron sus aspiraciones presidenciales.

En esos momentos, la distancia se produjo porque ambos representaban dos almas opuestas en la derecha: José Antonio, el tío, una más conservadora, y Felipe, el sobrino, una más liberal en lo valórico. “Hay muchas personas que a ratos dividen, que no ayudan a la unidad”, dijo el segundo respecto del partido que fundaba el primero en junio de 2019. “No hay nadie que le haya hecho más daño a este gobierno que la derecha light”, dijo el primero refiriéndose al proyecto político del segundo, en octubre de ese mismo año.

Este año no ha habido reuniones familiares del clan Kast “extendido” debido al Covid-19. Un pariente dice que era habitual que se reunieran para celebrar la Navidad, pero que el año pasado no pudieron hacerlo, y para este año están por verlo.

Desde ahí que la relación entre ambos sigue desgastada. Y ha marcado los escenarios que tanto en Republicanos como en Evópoli se barajan de cara a una segunda vuelta, sobre todo en términos de negociar un apoyo a la carta de Republicanos. Ello, tanto por la fría relación entre ambos, como por las diferencias programáticas que tienen ambas colectividades, especialmente en temas valóricos, como el matrimonio igualitario, del cual Evópoli está a favor, y el Partido Republicano en contra.

Los más resistentes

Pero no todos en Evópoli mantienen esa misma relación distante con el exdiputado.

El 27 de octubre pasado, cuando la pole position de José Antonio Kast se leyó como consolidada en la centroderecha, el presidente de Evópoli, Andrés Molina, se apuró en plantear cuál sería la postura del partido ante un balotaje. “Entre un proyecto comunista como el de Boric y el de Kast, no nos vamos a perder”, dijo a radio Pauta.

“Son temas que vamos a discutir, ojalá tengamos espacio para un consejo. Pero entre un proyecto comunista como el de Boric, que el programa económico no tiene ningún sustento, y el de José Antonio Kast, no nos vamos a perder”, añadió.

Algunos militantes de Evópoli resintieron que Molina manifestara una opción sin haber pasado por un consejo general, como lo determina la ley. Pero en Republicanos ven al timonel como uno de los más disponibles al diálogo. No ocurre lo mismo con el senador Kast y con otros referentes, como el vicepresidente y diputado Francisco Undurraga, y el excandidato presidencial Ignacio Briones. Este último acompañó hoy a Sichel a una reunión con la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC) como parte de su equipo programático.

El propio Undurraga fue uno de los férreos opositores a que su partido firmara un acuerdo para integrar una sola lista con la tienda de JAK para la elección de convencionales de mayo pasado. “Este es un pacto meramente electoral, que no tiene que ver con contenidos. Los proyectos valóricos del Partido Republicano y de Evópoli no tienen mucho que ver (...). El Partido Republicano es oposición a Chile Vamos y al gobierno de Sebastián Piñera (...), es de ultraderecha y populista, ultramontano y conservador”, dijo el 11 de enero, un día después de la inscripción del pacto.

De todas maneras, en Republicanos creen que la relación familiar entre los dos Kast -que reconocen que es compleja- será un tema que deberán resolver entre ellos de forma individual, y que no puede ser algo que afecte las conversaciones a nivel colectivo. En el entorno familiar de los Kast, en tanto, dicen que la relación entre ambos no es algo complicado y que serán los principios ideológicos en común los que podrán generar puentes que logren la unidad entre ambas colectividades.

El candidato a diputado Gonzalo de la Carrera -quien fue militante de Evópoli y ahora está en Republicanos- dice que “los partidos son mucho más que una sola persona, estoy seguro de que José Antonio Kast tiene toda la disposición a conversar, y a tener personas de su confianza que conversen con Evópoli, y me imagino que Felipe también. El partido no es Felipe-céntrico. El ánimo de conversar se va a dar de todas maneras”.

Mientras que el candidato republicano Johannes Kaiser dice que “espero que no sea el factor de amistad o enemistad personal el que sea relevante en ese momento. Nos estamos jugando un futuro muy duro. No puede ser que diferencias de orden personal intervengan”.

De todas maneras, en el Partido Republicano piensan que una negociación con Evópoli será algo que se dará fácilmente, pues entre Kast y Boric “no hay dónde perderse”, sostienen.

Sobre los temas que los diferencian, como los asuntos valóricos, afirman que no serán los más relevantes en la elección. “Republicanos siempre ha estado dispuesto a conversar, pero no veo que en la matriz de cosas que realmente inquietan a Chile sean estos, los temas valóricos, los que decidan si Evópoli va a apoyar al comunismo o a la libertad”, dice De la Carrera.

Incluso, el propio Kast ha hecho gestos al sector, como ayer en radio Infinita, donde se abrió a modificar su programa de gobierno.

¿Cómo apoyar a JAK?

En el gobierno, las autoridades que han conversado con dirigentes de Evópoli dicen que el partido ha transmitido que hay un dilema respecto de cómo se le entrega apoyo a Kast. Un sector liderado por Kast y Briones tiene una visión y proyecto político más distante del ex UDI y, por lo mismo, se les dificulta respaldarlo sin pedirle algunas concesiones y cambios en su programa.

Algunos recuerdan las palabras que el propio Felipe Kast dijo en julio de 2019, al ser consultado en El Mercurio si Republicanos debía participar de una primaria de Chile Vamos: “Evópoli no va a permitir que Chile Vamos se transforme en un proyecto de extrema derecha, sería traicionar un principio fundacional de Chile Vamos”.

Otro Kast sale al paso. Se trata de Pablo, diputado, hermano de Felipe y sobrino de José Antonio. “En todo aquello que sea positivo para Chile vamos a ser los primeros en sumarnos a quien gane la primera vuelta. Tenemos ese principio general, nos vamos a plegar a las buenas ideas y nos vamos a restar de las cosas que no creemos que sean buenas para Chile y ese prisma va a aplicar a quien sea”, dice.

Por la misma razón, según las mismas fuentes, ese sector de la colectividad lamentó que Molina anunciara tan rápido que si Kast pasa a un balotaje, Evópoli lo respaldará.

En Evópoli reconocen que es un tema que se ha hablado nivel de conversaciones de pasillo o de análisis individuales y que el mismo Felipe Kast ha transmitido a la colectividad que sabe separar aguas entre el partido y su tío, pero que reconoce que es un asunto “complejo”, pues tienen un tema familiar pendiente, el que esperan tratar con respeto al ser ambos de la misma familia.

“Vamos a tener reuniones de directiva y vamos a fijar fecha del consejo que haremos poselecciones para ver los pasos a seguir del partido”, dice el presidente de la tienda, diputado Andrés Molina.

En ese partido creen que de pasar Kast, deberán evaluar bien qué hacer, habiendo distintos escenarios, como un apoyo a su candidatura, pero sin sumarse a la primera línea.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Se trata de un estudio del Instituto de Investigación del Cáncer de Londres, que demostró que el virus del herpes es muy efectivo para tratar cánceres avanzados. La investigación descubrió que RP2, una versión modificada del virus, eliminó las células cancerosas en una cuarta parte de los pacientes que se sometieron al tratamiento.