La minuta con que el gobierno salió a explicar el criterio para la selección de embajadores

18 de Marzo de 2022/SANTIAGO El Presidente de la Repœblica, Gabriel Boric Font, junto a las ministras de Relaciones Exteriores, Antonia Urrejola y de Medio Ambiente, Maisa Rojas, firma proyecto de acuerdo para aprobar el Tratado de Escazœ. FOTO:CRISTOBAL ESCOBAR/AGENCIAUNO

Los partidos del conglomerado han resentido los criterios que han primado para embajadas clave como Argentina, Brasil y España, destinación en que el Presidente optó por uno de sus cercanos: el abogado y militante de su partido, Javier Velasco. En el gobierno hay preocupación por las reacciones que han generado las nominaciones políticas y, de hecho, la Segegob elaboró un documento que fue difundido entre las directivas explicando los criterios que han pesado en la decisión presidencial.




A eso de las 22.46 horas de este martes, desde la Secretaría General de Gobierno (Segegob) se remitió a los partidos de gobierno una minuta titulada “Criterios de nombramiento de embajadores”.

La gestión de la secretaría que comanda Camila Vallejo apuntaba a bajar la tensión a horas de que trascendieran algunas de las nominaciones más importantes del gobierno de Gabriel Boric para las embajadas.

Tal como publicó La Tercera, ayer se confirmó que Tucapel Jiménez (PPD) irá a Suecia; Sebastián Depolo (RD) a Brasil y Javier Velasco (CS) a España. Previamente se conoció que la expresidenciable del PS, Paula Narváez, asumirá en la ONU; Bárbara Figueroa (PC) en Argentina y el estratega de la campaña presidencial, Sebastián Kraljevic, partirá a la OEA. Varios de estos nombres generaron suspicacia, ya sea por la cercanía personal con el Presidente, como es el caso de Velasco, como por el nombramiento de figuras que perdieron las elecciones pasadas, como es el caso de Depolo y Narváez.

El primer flanco se abrió desde la Asociación de Diplomáticos y Diplomáticas de Carrera (Adica) que criticó que el gobierno antepusiera criterios políticos en detrimento de la carrera diplomática.

Frente a ello, el primer punto del documento interno -al que tuvo acceso La Tercera- aborda que el gobierno de Gabriel Boric reconoce la carrera diplomática. “Es un eje articulador del proyecto de política exterior del nuevo gobierno y así fue explicitado en la reunión virtual que el Presidente electo sostuvo con la Asociación de Funcionarios Diplomáticos de Carrera en octubre de 2021″, plantea.

Más adelante, el gobierno apunta a que el juicio que realiza Adica es apresurado, pues el mandatario mantendrá el compromiso de nombrar a los diplomáticos de carrera.

“Ese reconocimiento se expresa en la mantención del porcentaje de nombramientos políticos (personas que no cursaron la Academia Diplomática) en una relación porcentual 20/80 respecto del total de designaciones de embajadores (18 de 93 embajadores). El Presidente ha sido respetuoso del compromiso que hizo con la asociación de funcionarios diplomáticos de mantener sólo un 20% de nombramientos políticos”, se lee en el documento.

La minuta de la Segegob asegura también que el gobierno de Boric está haciendo las nominaciones en base a mérito profesional y cuidando que se cumpla el criterio de paridad de género al menos en los nombramientos políticos. “La incorporación de este criterio en las designaciones de carrera se verá dificultada por el menor número de mujeres en condiciones de ser ascendidas a embajadoras”, añade el texto.

Molestia y aprehensiones en las coaliciones

“Pareciera que la vara para los nuestros es mayor”, decía esta mañana un personero del PS dando cuenta de la molestia que se instaló en su sector por la decisión de Boric de bajar la postulación a Estados Unidos del exsenador Juan Pablo Letelier (PS), cargo que finalmente asumirá el exembajador Juan Gabriel Valdés para quien el gobierno de Chile ya solicitó el agreement a Estados Unidos.

La determinación del gobierno también dejó molesto a parte del PPD que resintió que no se haya considerado al excanciller Heraldo Muñoz para ocupar la designación de EE.UU. o particularmente en la ONU.

De igual forma en Apruebo Dignidad hubo voces críticas a la determinación del gobierno. Por ejemplo, se miró con recelo la designación de Sebastián Depolo (RD) en Brasil. No solo porque su nombramiento podría en duda la máxima expuesta por el propio Mandatario de que las embajadas no serían un premio de consuelo, sino porque el desempeño del RD fue cuestionado durante la campaña presidencial. Fue él quien planteó públicamente que era necesario “meterle inestabilidad al país” para hacer transformaciones importantes.

“Todo ha sido muy secreto, nada por líneas formales, con criterios ‘a dedo’ y no por razones necesariamente públicas incluso para las militancias”, plantea un dirigente frenteamplista.

Así, entre los partidos de la coalición confirman que, a diferencia de las seremías, no se les requirió a los partidos que elaboraran un listado formal con candidatos para embajadas en particular. Sin embargo, distintas fuentes afirman que desde RD y Convergencia Social sí se promovieron nombres.

A los reparos a Depolo se suman los cuestionamientos por la designación en España del abogado y máster en Derecho en la Universidad de Berkeley Javier Velasco, militante de Convergencia Social y amigo del Presidente Boric desde sus años universitarios.

En el bloque del Socialismo Democrático preocupa el criterio que ha operado en casos como el de España o Brasil. Sin embargo, desde el Frente Amplio defienden que los nombres propuestos -y los que se han confirmado hasta ahora en la nómina- buscan establecer relaciones multilaterales, principalmente dentro de la región, aspecto relevante dentro de Apruebo Dignidad.

En el caso de España, cercanos al gobierno de Boric defienden que la designación de Velasco no fue al azar ni exclusivamente por razones de cercanía personal, sino que el foco sería afianzar las relaciones con partidos como el PSOE o Unidas Podemos.

En Brasil, en tanto, se espera que el próximo escenario electoral sea favorable a Lula Da Silva, dándole un triunfo al Partido de los Trabajadores. De hecho, el exmandatario brasileño fue invitado al cambio de mando por parte de Boric, aunque declinó asistir.

La postura de Urrejola

Esta mañana la canciller Antonia Urrejola abordó las críticas. “Recién se han socializado los nombramientos de ocho embajadoras y embajadores, cuatro de los cuales son de carrera y cuatro de carácter político manteniendo la paridad de género. Es cosa de ver los currículums de esas cuatro personas (...) para darse cuenta de que ahí no se ha dado ningún premio de consuelo”, sostuvo.

En esa misma línea, la ministra destacó que “en los nombramientos políticos lo que hemos buscado tiene que ver con las capacidades políticas, con las capacidades de sus currículums y también con las relaciones que queremos mejorar con los distintos países”, a la vez que evitó referirse a las críticas específicas en contra de Figueroa.

“Cuestionar la idoneidad de las personas simplemente por no estar de acuerdo con sus posiciones políticas no es la mejor manera. No hay premios de consuelo, es cosa de ver los currículums de quienes han sido nombrados hasta el momento”, sostuvo, a la vez que llamó a los periodistas a “bajar los rumores” para evitar un “daño” a la política exterior.

Al ser abordado por la prensa durante esta tarde, el Presidente Boric eludió las preguntas de la prensa sobre este tema.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.