Lanzamiento del libro “Disparar a matar” y visita de barras bravas: los cuatro meses de la toma de la Aces en el INDH

Desde hace cuatro meses que el INDH está en toma por estudiantes secundarios.

Al interior del organismo las autoridades afirman que han propuesto mesas de trabajo a los integrantes de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (Aces), pero que ellos se han negado, y les han dejado claro que parte de sus peticiones son medidas que debe tomar el Ejecutivo, como el indulto a presos del estallido social. Una de las cosas que preocupan es que al interior del recinto hay documentos clave para los procesos que llevan adelante.




El 8 de julio pasado la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES) se tomó por la fuerza las dependencias del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), como -dicen ellos- una medida de presión para que se otorgue un indulto a los presos del estallido social. Desde aquella jornada ya han pasado más de cuatro meses. Un mes antes de esto, el organismo ya vivía una crisis luego que funcionarios de la institución realizaran un paro que duró 18 días demandando mejoras laborales y cuestionando -principalmente- la dirección de Sergio Micco.

Por tratarse de menores de edad, las autoridades del INDH no han querido recurrir a Carabineros para pedir el desalojo. Aún, dicen, esperan poder tender un puente de diálogo y que la liberación de la sede se haga de forma pacífica. Con todo, en estos meses, y en base a videos y posteos que circulan en redes sociales, se han registrado en el recinto -ubicado en Eliodoro Yáñez, en Providencia- visitas de barras bravas y hasta se alista el lanzamiento del libro Disparar a Matar, de la editorial Quimantú.

La Tercera visitó la sede central del INDH el martes por la tarde. En el frontis se ve el edificio cubierto por algunas pancartas que evidencian que se encuentra en toma. En el portón hay ilustraciones, afiches y comunicados sobre las razones que motivaron la ocupación del lugar. Al menos 15 jóvenes están de guardia. Rastros de pintura, lienzos y afiches con consignas políticas abundaban los espacios de las casonas.

Desde la ocupación del lugar, las autoridades de la institución han tratado de desdramatizar el tema señalando que el INDH sigue operando con sus trabajadores en modalidad teletrabajo y, pese a todo el tiempo transcurrido, descartan exigir el desalojo. “Para nosotros es importante privilegiar el diálogo. Hemos optado por el diálogo. El director del INDH se ha reunido en dos oportunidades con quienes están en la toma. Se planteó la posibilidad de constituir mesas de trabajo, pero hasta el día de hoy no tenemos respuesta”, explican desde el organismo. En ningún momento, además, se ha pedido la intervención del gobierno a través del Ministerio del Interior.

Sobre las peticiones de los secundarios, funcionarios de la institución se han reunido con participantes de la toma, sin embargo, “su petitorio incluye puntos que no dependen de nosotros, y otros que corresponden a legítimas definiciones adoptadas por un organismo autónomo como el instituto”, dicen voceros del INDH. Con lo último se refieren al punto que solicita reconocer “que la violación de los DDHH en Chile el 2019 fueron sistemáticas y generalizadas hacia la población”.

Junto con descartar el solicitar a la fuerza policial que actúe, sí algunos integrantes del INDH se han manifestado preocupados por el destino de los expedientes que hay al interior del edificio. “Hay mucha información confidencial, testimonios de víctimas, por ejemplo, que han confiado en el INDH. Esto es muy grave”, sostienen.

Las actividades en toma

Según información abierta en redes sociales y videos, quienes lideraron la ocupación de la sede en Providencia ese 8 de julio fueron los exvoceros de la Aces Víctor Chanfreau y Ayelén Salgado. Además, tuvieron la colaboración de otras organizaciones, como Familiares y Amigos de Presos Políticos “OFAPP”, la “Coordinadora de Víctimas de Trauma Ocular” (CVTO), Unión Rebeldes, 8M, entre otras.

Con el transcurso de los días, el grupo -ya instalado en la casona- solicitó a través de redes sociales el aporte de insumos básicos, como alimentos, colchones y dinero. Un ejemplo de ello es que hinchas de Universidad de Chile difundieron por Instagram la entrega de insumos que transportaban en sus vehículos, y llegaron hasta el lugar lanzando pirotecnia y brindando apoyo logístico a los ocupantes.

Algunos de los grupos que tienen afinidad con la Aces y que también son parte de quienes organizaron la ocupación del edificio son Foco Rebelde, AWKA, CPPÑ Acción Rebelde, Canario Rebelde y Brigada Víctor Jara.

Luis Guerrero, presidente de la ANDEDH, cuenta que sobre el paro de junio la causa fue distinta a la que motiva a los estudiantes hoy. En ese entonces el paro fue por conflictos internos de la institución, donde demandaban mejores condiciones laborales. “Exigimos mayores medidas de seguridad para el cuidado de quienes observamos por función policial en manifestaciones”, explicó.

Sobre la toma, el representante de los trabajadores dice que si bien la mayoría de los funcionarios no ha tenido problemas para desempeñarse, igualmente afecta el funcionamiento institucional. “Los equipos que trabajaban antes en el edificio de Eliodoro Yáñez 1147 fueron desplazados para que ahí funcionara la dirección de la institución, lo que está afectando el proyecto Valech. El proceso de digitalización se ha visto truncado por albergar a otro foco del INDH”, advirtió Guerrero.

En esa misma línea, desde el INDH afirman que los trabajadores están realizando sus funciones en “condiciones muy adversas. Como es de público conocimiento, el INDH sigue cumpliendo su labor todos los días y en diversas materias según la contingencia (...). Dimos a conocer las principales conclusiones del informe de seguimiento de las recomendaciones al Estado para evitar violaciones a los derechos humanos como las ocurridas durante la crisis social. La labor del INDH no se detiene”.

Aún así, al interior del recinto también están los implementos con los que funcionarios del INDH salen a realizar su rol de observadores en las manifestaciones que aún se siguen sucediendo en Plaza Baquedano cada viernes. Esto, dicen, también se ha visto afectado por la acción de los secundarios.

Diálogo fallido

Antonia Rolland, estudiante de cuarto medio y vocera de la Aces, explicó que las reuniones con el director del INDH, Sergio Micco, han sido fallidas: “No se llega a acuerdos, porque insisten en que las soluciones no dependen del INDH”. Ante la consulta si han recibido visitas de convencionales de la Lista del Pueblo, la estudiante de cuarto medio dijo que “tengo entendido que se han acercado (...), nos hemos mantenido al margen con los convencionales que han venido hasta acá”.

Sobre cuándo pretenden deponer la ocupación del lugar, Rolland asegura que sólo lo harán cuando se cumpla parte del petitorio, por lo que no descartan que pasen más meses en ese lugar. Desde el INDH aseguran que quieren agotar todas las instancias de diálogo para que los secundarios depongan definitivamente la ocupación, para así retomar con normalidad sus funciones y las personas que necesitan de las institución no se vean afectadas.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Este miércoles -al mediodía- debutó la marca sueca en Chile y con ello en Sudamérica. El primer local que se abrió en Open Plaza Kennedy, comuna de Las Condes, y cuenta con un aforo de 2.550 personas.