Peak vs. olas de contagios: ¿Cómo explicar correctamente el comportamiento de la pandemia?

En los últimos días, autoridades de Salud y miembros del Consejo Asesor Covid-19 han incorporado el concepto de "olas" en sus discursos, para referirse a la situación del brote. Así, va quedando atrás la definición de un "peak" único de la enfermedad, mientras los expertos aclaran que, lo más preciso, es asumir que tendremos "oleadas" de contagios hasta que no exista una vacuna contra el nuevo virus.




Singapur, Japón e incluso China, que en un inicio fue el epicentro de la pandemia, están reportando segundos brotes de coronavirus, tras un primer período exitoso de contención de la enfermedad. Así, el análisis de los epidemiólogos es claro: al igual que otras pandemias previas, el coronavirus no tendrá un “peak único” de casos que dé paso a la normalidad -o a la normalidad que antes conocimos- sino que se presentará en olas de contagios por países, por climas u otros factores.

El pasado lunes, desde La Moneda, la doctora Ximena Aguilera, señaló que al menos en las primeras comunas del sector oriente que iniciaron las cuarentenas, ya se estaba “pasando” una primera ola: "Hemos llegado a una cierta estabilización de la situación epidemiológica (...) sin embargo, nosotros estamos todavía en una situación en la que el virus va moviéndose de una comunidad a otra, y por lo tanto, lo que nosotros estamos viendo es el resultado de la primera ola que ya pasó, por ejemplo en el caso de Santiago, en el sector oriente, y estamos expectantes de lo que va a ocurrir en el resto de Santiago”.

Consultado por La Tercera PM, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, coincide con la visión de Aguilera, y precisa que el cambio en el lenguaje en los expertos, y en la misma cartera sanitaria, responde a educar a los ciudadanos en los términos epidemiológicos más exactos.

“No es un cambio de concepto, esto estaba presente desde el primer día, pero va lento y es un trabajo de educación complicado. Cuando le hablamos a la gente de peak dice “esto va a terminar”. No, no, esto no va a terminar en tres meses, después puede venir otra ola. En Estados Unidos estiman que antes de tener la vacuna podemos tener tres olas. China, en tanto, ya está empezando la segunda”, detalla.

“Apagar” los brotes en las comunas

El epidemiólogo de la Universidad de Chile, Gabriel Cavada, coincide en que toda epidemia de estas características no tiene un único período de máxima contagiosidad, sino que por las mismas políticas de contención de un país, los brotes del virus van moviéndose territorialmente. “La decisión estratégica, en este caso, es ir ‘apagando’ comunas. Y, muy probablemente, lo que va a ocurrir es que esto va a empezar a comportarse como si fueran epidemias distintas. En el sector oriente ya se va a acabar y se va a trasladar, por mencionar un ejemplo, a una comuna del poniente como Pedro Aguirre Cerda”.

El especialista añade que cuando se habla de peak de contagios, se cae en el riesgo “de falsa percepcion de la normalidad, de que pasabamos este peak del que tanto se habló y el coronavirus se acababa. Esto no va a ocurrir hasta que aparezca vacuna. Vamos a tener que convivir con la epidemia al menos un par de años”, recalca.

Sandra Cortés, presidenta de la Sociedad Chilena de Epidemiología (Sochepi), plantea que el coronavirus tiene un comportamiento dinámico, que llegó a través de las personas que viajaron al exterior, punto de partida que puede identificarse como la “primera ola” de contagios. Ahora, sin embargo, estamos en una etapa “en que ya se desplazó en todo Santiago y a lo largo de Chile, está presente en otros contextos sociodemográficos".

Si bien los primeros contagios correspondían a personas jóvenes, con circulación en el extranjero, Cortés indica que "ahora hemos visto muertes en personas mayores y entramos en otra fase de la enfermedad en que no sabemos cómo se va a desenvolver, porque es nueva. Lo que planteó la doctora Ximena Aguilera es que la enfermedad es dinámica, no es estática, cambia espacial y territorialmente, por lo que requiere intervenciones específicas de acuerdo al lugar”, comenta.

Poder “surfear” (o no) estas olas con éxito, dependerá de qué tanto se prolonguen las medidas de distanciamiento social, señala el salubrista y médico internista del Hospital Sótero del Río, Juan Carlos Said.

El doctor indica que, si bien se ha observado un aplanamiento en la curva de contagios en el país, “la mantención de esto va a depender de cómo mantenemos el distanciamiento social y qué tan efectiva sea la capacidad del gobierno para poder realizar testeo, logrando que todo paciente sintomático se tome un examen dentro de 24 horas y que el resultado de ese examen esté también dentro del día, además de que los contactos de ese paciente sean localizados lo antes posible”, concluye.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Este miércoles -al mediodía- debutó la marca sueca en Chile y con ello en Sudamérica. El primer local que se abrió en Open Plaza Kennedy, comuna de Las Condes, y cuenta con un aforo de 2.550 personas.