Quién es Álvaro Lavín: el exfuncionario de Providencia, sindicado como colaborador de Itelecom por uno de sus directivos

El abogado y militante UDI, trabajó hasta diciembre de 2020 en la municipalidad de la alcaldesa Evelyn Matthei. Anteriormente, fue administrador municipal de Recoleta cuando el edil era Gonzalo Cornejo. Es primo del alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, y desde 2013 es core por Santiago. Fue imputado en el caso Corpesca, pero terminó con una decisión de no perseverar por parte de la fiscalía.




Trabajó con la alcaldesa Evelyn Matthei (UDI) en la Municipalidad de Providencia hasta el 31 de diciembre de 2020, como abogado. Según Transparencia, prestaba apoyo técnico al proceso de modernización de gestión municipal, cargo por el que ganaba $2,2 millones brutos. Fue, además, un estrecho colaborador del exalcalde de Recoleta, Gonzalo Cornejo (UDI), como administrador municipal. Y actualmente es consejero regional (core) por Santiago, cargo que ejerce desde 2013.

El abogado y militante UDI Alvaro Lavín Aliaga (47), ha estado vinculado gran parte de su trayectoria como abogado a figuras de ese partido político: no sólo a Cornejo y Matthei, sino que también es primo del alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, y hermano de la exconcejala por Santiago y actual seremi de Justicia Carolina Lavín.

Su nombre surgió luego de que Ricardo Rodríguez, director comercial de Itelecom -empresa investigada por pago de $ 1.659 millones en coimas a funcionarios públicos de municipalidades de todo el país, incluido varios alcaldes-, lo mencionara en su declaración judicial en calidad de imputado el 29 de octubre pasado. “En 2018, el amigo personal de Marcelo Lefort (dueño de Itelecom), Víctor Amado, apodado ‘el flaco’, junto a Álvaro Lavín, que es pariente de Joaquín Lavín y asesor de la Municipalidad de Providencia, en coordinación con Lefort se contactaron con el administrador municipal de Puente Alto llamado Christian Gore para gestionar la adjudicación de esa licitación, lo que efectivamente ocurrió”, detalló Rodríguez a la fiscalía.

Dijo que fue Lavín quien contactó a Gore. “Me imagino que Lavín tiene que haber recibido algo de los $ 350 millones. Amado le dijo a Lefort que ‘si quieres trabajar en Puente Alto, el punto de contacto es Álvaro Lavín’. Los $ 350 millones se pagaban en cuotas, la primera desde la fecha de la firma del contrato”, señaló Rodríguez. Añadió que él creía que esos pagos estaban vinculados con las facturas de GLH, una empresa de un amigo de Lefort, George Latrille.

Ayer, Lavín respondió a La Tercera que “lo que afirma el imputado es absolutamente falso, sin otra justificación sino que lograr un tratamiento ventajoso al momento de ser formalizado y negociar cautelares personales de baja intensidad. No conozco al ejecutivo de Itelecom. Nunca he participado en conversaciones con alguna persona en la Municipalidad de Puente Alto relativo a las licitaciones de ese municipio. Es primera noticia que tengo sobre una declaración de ese tenor, por lo que estudiaré junto con mis abogados la forma de enfrentar esa infamia”.

Esta no es la primera vez que Lavín aparece mencionado a un caso judicial de corrupción. Según publicó El Mostrador, el 21 de agosto de 2015 el abogado declaró en calidad de imputado ante la fiscal Ximena Chong, en el llamado caso Corpesca sobre financiamiento ilegal a la política a través de boletas ideológicamente falsas.

“Conocí a Francisco Mujica (exgerente general de Corpesca) a través de un amigo, Carlos Feres, con quien estaba tomándome un café frente al Ministerio de Economía y llega Francisco Mujica. En esa ocasión le expliqué lo que hacíamos. Esto fue un año antes de este servicio”, dijo en su declaración. Indicó que esta reunión fue en septiembre de 2011 y en enero de 2013 y septiembre de 2013, la sociedad de Álvaro Lavín, Centro de Estudios Sociales y Ciudadanos, realizó dos trabajos para Corpesca por un total de $18 millones. Ambas facturas fueron rectificadas por la empresa ante el Servicio de Impuestos Internos (SII).

Esa vez, su abogado Sergio Rodríguez dijo que “él aportó los mismos antecedentes al SII que al Ministerio Público, pero incluso al SII le aportó mayores detalles. Lo que le preocupaba al Ministerio Público era cuál fue el destino de las platas. El SII no lo incluyó en la querella de Jaime Orpis. Está imputado pero no querellado. Expresamente el SII dejó constancia de que acreditó la veracidad de los trabajos”. Al final, su caso terminó con una decisión de no perseverar por parte de la fiscalía.

Más adelante, en 2018 volvió aparecer su nombre. Se trató de un presunto fraude en la Corporación de la Cultura y las Artes de la Municipalidad de Rancagua. De acuerdo a una publicación de Ciper, la fiscalía investigó el nexo del edil Eduardo Soto con una productora de su campaña electoral. En ese contexto, el exdirector del Teatro Regional, Marcelo Vidal, declaró a la fiscalía que se contrataba a Luna Negra por instrucción expresa del alcalde de Rancagua: “Álvaro Lavín me pidió que hablara con otras productoras para que nos enviaran presupuestos para hacer un acta de adjudicación. Esta acta la realizó en mi oficina, en el teatro. Con esto se respaldaba la decisión de entregar esos recursos. Los presupuestos que yo entregué eran incluso de eventos anteriores, no para estos eventos específicamente, pero Álvaro Lavín me dijo que me tratara de conseguir esos presupuestos, pero era solo para la formalidad, para ‘que se viera legal’, porque la adjudicación estaba hecha desde un primer momento a Luna Negra, no importaba el costo que tuviera, ellos harían el espectáculo sí o sí”. Según cercanos a Lavín, nunca fue formalizado por el Ministerio Público en ese caso.

A raíz de esa situación, en la sesión del Concejo Municipal de Providencia del 10 de julio del 2018, el concejal Pablo Jaeger leyó una carta firmada por varios concejales solicitando a Matthei su destitución de su asesor.

“Por una publicación de Ciper nos hemos informado de las prácticas presuntamente reñidas con la moral y la legalidad del abogado Álvaro Lavín Aliaga a propósito de su relación con el Alcalde de Rancagua, Eduardo Soto. Lavín se desempeña actualmente como asesor de confianza de la alcaldesa Matthei y es además, según la publicación, socio del también asesor municipal Gonzalo Cornejo Chávez en la empresa Conéctate Global”, decía la la carta presentada por los concejales.

Consulta la alcaldesa Matthei por la situación de Lavín, señaló a La Tercera PM que “en primer lugar, quiero enfatizar que Itelecom no tiene ningún contrato con nuestro municipio y como Providencia hemos sido proactivos en hacer esta denuncia pública”. A inicios de año, de hecho, la alcaldesa presentó una denuncia en la Fiscalía Nacional Económica (FNE) en relación presuntas irregularidades en las licitaciones de luminarias públicas de Itelecom.

Matthei agregó que “Álvaro Lavín, por otra parte, es una persona a quien le tengo cariño. Pero con cariño o sin cariño, la fiscalía debe investigar a fondo y buscar todas las responsabilidades. Y los responsables deben pagar con las penas correspondientes. Deben asumir la reaponsabilidad de sus actos. La corrupción, el uso de dineros públicos para enriquecimiento ilícito, es absolutamente inaceptable y no tiene colores políticos. La única forma de erradicar la corrupción es siendo activos en tratar de descubrirla y siendo inflexibles en la administración de justicia”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.