San Felipe entra en la pelea por el cupo de Melipilla: “Nos ganaron un campeonato a la mala, no queremos que quede impune”

Eduardo Olivares, gerente de la institución, se refiere a la expulsión de los Potros del fútbol profesional tras los errores administrativos cometidos en 2020. En aquella temporada, los de la Quinta Región perdieron el ascenso por penales frente al elenco que hoy está acusado.




La expulsión de Melipilla del fútbol profesional tiene a diferentes equipos con la mirada puesta en el tribunal de disciplina. Tras conocer los fundamentos, los Potros tendrán cinco días hábiles para presentar sus descargos en la Segunda Sala. La apelación podría cambiar el destino del fútbol chileno.

Es que la resolución de la última instancia del órgano autónomo de la sede de Quilín será decisiva. En caso de mantener la expulsión, Huachipato y Santiago Wanderers perderán la categoría. Curicó, en tanto, deberá enfrentar a Copiapó en el partido por la liguilla. La Primera División quedaría con 16 equipos, lo que generaría otro problema con Turner, la empresa que se adjudicó los derechos de transmisión del certamen local.

Sin embargo, un vuelco en la resolución podría cambiar el panorama. Si sucede lo que catapultó a Lautaro de Buin en la B a comienzo de la temporada, la lista de equipos correría en la tabla de posiciones. En aquella oportunidad, la Segunda Sala revirtió la expulsión y decidió descontarle seis unidades al equipo capitalino. La medida provocó que el cuadro de Buin cayera a Segunda División y la tabla se rearmara. Si esto ocurriera en Primera, Huachipato jugaría la promoción frente a Copiapó, Curicó se liberaría de la liguilla y Melipilla bajaría junto a Wanderers.

Lo cierto es que cada movimiento está siendo analizado y observado por diferentes elencos. Incluso por San Felipe, elenco de la Quinta Región que analiza exigir el cupo. ¿El motivo? Los dobles contratos que fueron presentados en la acusación contra Melipilla corresponden a la temporada 2020. En aquel certamen, San Felipe cayó en la final del ascenso frente al acusado que hoy está expulsado del fútbol profesional.

En conversación con El Deportivo, Eduardo Olivares, gerente del equipo de la Quinta Región, se refiere a la posición del equipo aconcaguino.

“Originalmente se dijo que los problemas eran de 2021, pero la sentencia dice que las infracciones se cometieron en 2020, en el campeonato que Melipilla jugó en la B. Nosotros perdimos ese torneo por penales contra Melipilla. Eso da rabia porque sentimos que el rival no jugó en las mismas reglas que nosotros”, dice Olivares.

Lo cierto es que en la ciudad ya se siente la presión sobre la dirigencia. Quieren que hagan sentir el malestar por las faltas que se cometieron cuando ambos elencos disputaron el partido por el ascenso. “Hay una presión fuerte de la hinchada sobre nosotros. Todos compartimos ese sentimiento. No perdimos en buena lid, según los antecedentes que se presentaron en la Primera Sala”, agrega el dirigente.

Frente a tal escenario, San Felipe aguarda la resolución de la segunda sala para ver los pasos a seguir. “Estamos estudiando la situación, ver cuál es el camino a seguir. Si hay alguien perjudicado, y primeramente perjudicados, somos nosotros. Uno tiene el deber de explorar todas las situaciones jurídicas que nos permitan quedarnos tranquilos. No nos quedaremos mirando”, avisa.

Para cerrar, Eduardo Olivares comenta los cambios que podrían ocurrir en la tabla de posiciones. Más cuando Huachipato espera que la tabla corra para poder asegurar el partido de Promoción. “Estamos muy atentos a lo que ocurra en la Segunda Sala. Nosotros somos parte de esa causa. Estamos estudiando con otros colegas del club los pasos a seguir. Vamos a ver los mejores caminos posibles. No es un tema contra Huachipato, pero obviamente hay un tema que nos perjudica. Nos ganaron un campeonato a la mala, no queremos que quede impune”, finaliza.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.