Se bajó de la carrera antes de iniciada: Xavier Armendáriz explicita que no postulará al cargo de fiscal nacional

El fiscal regional Centro Norte Xavier Armendáriz.

El exjuez y actual fiscal regional Centro Norte era uno de los candidatos fuertes para suceder al actual jefe del Ministerio Público, Jorge Abbott, quien deja el cargo este viernes 30 de septiembre. Si bien aún la Corte Suprema no ha hecho el llamado a concurso para determinar quién dirigirá durante los próximos años la institución, este martes 27 el investigador sorprendió a sus pares al sentenciar que no será parte de este proceso en que intervienen los tres poderes del Estado.


Todos se miraron atónitos. Apenas comenzaba el último consejo de fiscales regionales que encabezaría el fiscal nacional Jorge Abbott, este martes 27 en Valparaíso, una noticia dejó perplejos a los presentes. Este viernes 30 se acaba el periodo de siete años del abogado porteño como máxima autoridad del Ministerio Público y con ello se dará pie a la apertura del concurso para sucederlo. Uno de los candidatos más fuertes y con más posibilidades de quedar en la quina que debe conformar la Corte Suprema era el exjuez y actual jefe de la zona Centro Norte, Xavier Armendáriz, sin embargo, en esa misma sesión el investigador explicitó a sus compañeros que no participará del proceso.

Quienes participaron de la reunión recuerdan que había terminado de exponer la jefa de Estudios, María Cristina Marchant, respecto de las cargas de trabajo y la dotación de fiscales en el país, siendo un punto central la necesidad de reforzar a las reparticiones del norte del país que se han visto sobrepasadas por el incremento de bandas extranjeras dedicadas al crimen organizado, cuando el fiscal Armendáriz pidió la palabra. Con su más de 1,90 de altura y su voz profunda, comenzó una alocución en la que destacaba que el próximo o la próxima fiscal nacional debe abrazar como desafío el reorganizar la distribución de recursos humanos en pos de la persecución penal eficiente y fue ahí cuando de pie frente a los otros jefes regionales y el propio Abbott aseguró: “Aprovecho de decirles que yo no voy a postular para fiscal nacional”.

Algunos de los fiscales presentes dicen que la decisión del persecutor los tomó por sorpresa. Sobre todo porque internamente es un investigador de peso, de experiencia, que proviene del mundo judicial -fue relator y juez del crimen antes de la Reforma Procesal Penal- y que incluso durante un largo periodo, tras ser fiscal regional Oriente, estuvo fuera del Ministerio Público, siendo siempre -entonces- considerado un candidato natural a suceder a Abbott. En 2018 retornó a la fiscalía y se ha hecho cargo de la repartición con mayor ingreso de causas del país, como es la zona metropolitana Centro Norte. Los motivos de desistir tan temprano a participar del proceso se desconocen. Algunos dicen que es por “razones personales”. Incluso, en los pasillos de la Corte Suprema, no pocos supremos que esperaban que se postulara se manifestaron incrédulos ante la noticia.

Por el momento el impacto es sólo interno. El resto de los aspirantes no saben cómo la salida de carrera de Armendáriz podrá modificar el tablero de un proceso que formalmente comenzará la próxima semana. Armendáriz luego de su intervención en el consejo, no ha querido entregar mayores detalles de su decisión. Al menos en el Ministerio Público le quedan cuatro años como fiscal regional. “Lamento mucho que un tipo de su perfil y experiencia no sea parte del concurso, esa mirada judicial es la que ha faltado en la fiscalía”, comenta un supremo en privado.

Con todo, este sábado 1 de octubre, cuando Jorge Abbott junto a su familia estén festejando los 75 años de vida, internamente en el Ministerio Público se activará la carrera que definirá cómo será el ente perseguidor en los próximos ocho años, proceso en el cual los tres poderes del Estado tendrán algo que decir.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Espectaculares imágenes aéreas muestran el avance del material piroclástico a lo largo de la isla, luego de que el macizo hiciera erupción después de casi 40 años.