Cuenta corriente en dólares: La nueva apuesta de la banca para invertir en moneda extranjera

Comprar a precio preferencial, directo en internet y tener la posibilidad de invertir en productos bancarios 100% en línea son parte de los atractivos de una nueva serie de productos creados para quienes no solo piensan en pesos, sino que también en dólares.




Hace algunos unos años, los chilenos solo compraban dólares cuando iban a viajar al extranjero o en situaciones puntuales, y lo hacían acudiendo a una casa de cambios o en la caja del banco. Pero actualmente, gracias a la globalización del mercado y las compras digitales, las transacciones en la divisa norteamericana son parte del día a día de miles de chilenos.

Hoy no solo los inversionistas o los importadores-exportadores hacen cálculos en la moneda estadounidense. Todos quienes realizan compras en sitios internacionales, están suscritos a algún servicio de streaming o adquieren juegos para una consola de videojuegos -por dar solo unos ejemplos- saben que muchos de esos precios están dólares o bien, se cobran en pesos, pero con una conversión que puede no ser favorable.

Para esta nueva realidad, en donde el uso de esta divisa se ha masificado, es que diversos bancos nacionales han desplegado un nuevo servicio para sus clientes: las cuentas corrientes en dólares. Una alternativa con la que la banca tradicional busca adaptarse al ritmo de sus clientes y al ojo constante que está sobre la fluctuación de la moneda estadounidense.

Invertir con rapidez

¿En qué consisten las cuentas corrientes en dólares? Son servicios que los bancos ofrecen a sus clientes -generalmente los que ya cuentan con una cuenta corriente en pesos con ellos- para poder contar con un fondo ordenado y de libre disposición en dólares en paralelo a su cuenta en pesos.

Scotiabank es una de las entidades que recientemente comenzó a ofrecer este servicio de manera gratuita a sus clientes con cuenta corriente en pesos. Según Juan Matamoros, vicepresidente senior de Banca Retail de Scotiabank Chile, la razón por la cual comenzaron a ofrecer este servicio es que sobre todo en los últimos 12 meses, comenzaron a notar un interés creciente por diversificarse.

“Esta es una alternativa para cualquiera de nuestros clientes, desde aquellos que ven el movimiento entre monedas como una inversión, hasta quienes viajan al extranjero y compran dólares para pagar ese viaje. También pensamos en quienes hacen compras internacionales o pagan cuentas de servicios que están denominados en dólares”, nos explica.

Y también se trata de productos pensados en la forma de relacionarse hoy con la banca que se ha masificado producto de la pandemia: su habilitación es 100% digital y su operación puede realizarse íntegramente desde la app o el sitio web. Esto quiere decir que desde la compra y venta de dólares hasta el uso de estos recursos para invertir o hacer el pago de la tarjeta de crédito, todo puede ser manejado a través de internet.

Para Matamoros, las cuentas en dólares tienen la gracia de adaptarse a diferentes tipos de usuarios y la manera en particular que ellos tienen de ver las ventajas de la moneda estadounidense. Algunos usuarios pueden preferir la seguridad que da la posibilidad de comprar sin tener que llevar efectivo a una casa de cambio. Otros, en cambio, para ordenar mejor sus finanzas, podrán contar con un fondo para pagar de manera directa las compras en dólares hechas en su tarjeta de crédito, sin tener que esperar que la deuda se traspase a pesos, con el costo asociado que puede tener. También es posible recibir fondos desde el extranjero a través de abonos directos y realizar inversiones en dólares americanos con cargo directo a los fondos que ya posee la cuenta corriente.

“Cada persona o cliente tiene una mirada específica sobre el dólar y de cuánto está dispuesto a exponerse a esta moneda. Lo que hacemos en Scotiabank es adelantarnos a esa necesidad y ofrecer una solución para que este proceso de dolarización natural que se está dando se produzca de una manera simple y fácil. El monto y el riesgo de inversión en dólar lo estima cada persona”, agrega el especialista.

De esta manera, la banca nacional ya cuenta con un servicio que cubre, en gran medida, la gran cantidad de usos que hoy puede tener el dólar. Y ya sea para pagar una tarjeta de crédito o comprar y vender en forma 100% digital, el ingreso al mundo del intercambio de divisas nunca antes había sido tan fácil y amigable para los nuevos usuarios.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.