Los secretos del Mercedes-Benz S280 en el que murió Lady Di

Este 31 de agosto se cumplieron 25 años del siniestro que puso fin a la vida de la Princesa del Pueblo




25 años de la muerte de Lady Di. El 31 de agosto de 1997 el mundo se conmocionaba con una noticia que llegaba desde Francia. En un siniestro vial, Lady Di fallecía tras no soportar las lesiones provocadas por el impacto de un choque en el túnel de L’ Alma de París.

Las causas del accidente con el Mercedes-Benz Clase S son diversas. Buena parte de la ciudadanía culpó a los paparazzi que obligaron al conductor del vehículo a escapar desde el Hotel Ritz y acelerar sobre los 200 km/h para dejarlos atrás, aunque también hubo otros factores que le hubiesen permitido salir con vida tanto a la Princesa de Gales, como a su acompañante Dodi Al-Fayed y al chofer.

Auto en que viajaba Diana de Gales, el día de su muerte.

El alcohol fue otro punto que aportó en esa fatídica madrugada. Según la autopsia, el chofer Henri Paul arrojó 1,75 gramos por litro de alcohol en la sangre, cuando el límite era de 0,5 por aquellos años en el país galo.

Pero el principal factor que quizás le hubiese salvado la vida a una de las mujeres más queridas en el Reino Unido hubiese sido el ocupar el cinturón de seguridad. Lamentablemente Lady Di -tal como Dodi Al-Fayed y el chofer- iban sueltos en sus asientos, a diferencia del guardaespaldas, el único que sobrevivió a ese accidente contra el pilar 13 del túnel.

Según reseñó el sitio Car & Driver, el famoso forense británico Richard Sheperd, revisó en 2004 todas las pruebas del accidente a petición de la policía de Londres.

El médico dijo en su libro “Unnatural Causes” que Diana Spencer hubiese sobrevivido con el cinturón de seguridad, ya que la verdadera causa de muerte fue el desgarro de una vena de uno de sus pulmones, una herida mínima pero que hizo que se desangrara internamente y que se produjo al impactar con la parte delantera del habitáculo en el choque. “Su lesión fue tan rara que en toda mi carrera creo que no he visto otra”, comentó en su minuto el forense, como indica el sitio especializado.

El Mercedes S280 en el que viajaba Lady Di

El vehículo del recordado siniestro vial era un Mercedes S280 de 1994. Como todo Clase S, es uno de los automóviles más seguros de su época, sin embargo, dispositivos que marcaron pauta en la seguridad, como airbags laterales para las plazas delanteras, sistema de frenado de emergencia y control de estabilidad (ESP), fueron incorporados en el S280 a partir de 1995

A pesar del fuerte impacto y de las fotos en donde se veía el vehículo completamente destrozado, la verdad es que el habitáculo soportó el choque. Los trabajos posteriores de los servicios de emergencia, donde se debió cortar la carrocería para sacar a las personas, es lo que genera mayor impresión respecto del Clase S, pero las puertas estaban casi enteras. Por lo mismo sobrevivió el guardaespaldas que viajaba en el asiento delantero.

Eso sí, con los años surgió una polémica respecto de ese S280, que se movía por un motor de seis cilindros, de 2,8 litros que desarrollaba 193 caballos de fuerza.

Tal como recuerda Car & Driver, en 2017 se publicó el libro “Qui a tué Lady Di?” (“¿Quién mató a Lady Di?”) por Jean Michel Caradech, Pascal Rostain y Bruno Mouron, periodistas de la revista Paris Match.

Los profesionales investigaron el historial de la berlina y llegaron al anterior dueño del Mercedes, quien les comentó que un año atrás había sufrido un accidente, donde incluso se le declaró como “irreparable”. Se trataba de un publicista llamado Eric Bousquet, quien compró el auto en 1994, pero según comentó, se lo robaron y en un un accidente quedó destruido.

AP Photo/Jacques Brinon

Pero antes de que fuese desmembrado para ocupar partes utilizables, fue reparado y regresó a las calles, adquiriéndolo la empresa de arriendo de autos de lujo con chofer Étoile Limousine, precisamente la empresa que le prestaba este servicio al Hotel Ritz de París.

Obviamente surgieron dudas sobre el estado del auto después de la reparación, pero los peritos policiales dictaminaron que estaba en perfectas condiciones.

Sigue también en MTOnline

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La startup hizo pública su intención de revivir al ave conocida como Dodo, que desapareció en el siglo XVI.