Cómo se gestó la compra del auto de Lady Di en Chile

El Ford Escort de la princesa fue adquirido por el Museo de la Moda por un valor de 52.640 libras. Antes de concretar la compra, eso sí, fue revisado en detalle por un especialista.




Cuando a mediados de junio te contamos que el Ford Escort de Lady Di buscaba nuevo dueño, sabíamos que sería una valiosa pieza para muchos coleccionistas alrededor del mundo. Entonces, si hubiésemos tenido que elegir algún interesado en Chile, bien podríamos haber apostado por el Museo de la Moda, el cual hoy cuenta con la colección privada más grande del mundo de la princesa de Gales.

Y no nos habríamos equivocado, pues la institución dirigida por Jorge Yarur Bascuñán no solo pujó por este preciado ejemplar, sino que terminó quedándose con él en la subasta realizada el martes recién pasado en Londres.

El remate fue calificado como todo un éxito por la casa especialista Reeman Dansie, cuyas estimaciones valoraban el vehículo con un precio de salida entre las 30.000 y 40.000 libras, pero que finalmente fue vendido en 52.640 libras con IVA y comisiones incluidas (unos 53 millones de pesos chilenos).

Que el auto terminara en Sudamérica “es un testimonio del nivel de interés mundial que hubo por él”, señaló Lewis Rabett, de la casa de subastas, además de un claro ejemplo de la “huella duradera” que dejó la princesa, la cual hoy, sin ir más lejos, recordamos en todo el mundo por su cumpleaños número 60.

Desde el Museo de la Moda señalaron a MT Online que “fue un remate público de una de las principales casas de subastas de Londres, el cual fue online y contó con la participación de muchos interesados”.

Antes de la compra, eso sí, el museo tuvo acceso al auto, el que fue revisado por un especialista con el que trabajan allá, confirmando así el excelente estado en el que se encuentra el famoso ejemplar.

Y es que este Ford Escort Ghia de 1981, regalo de compromiso del Príncipe Carlos, reapareció a la vista del público, de acuerdo con Remain Densie, en un “estado increíblemente original”, con pintura y tapicería de fábrica y solo 83.000 millas (casi 134.000 kilómetros) en el marcador. De hecho, fue subastado con su matrícula original WEV 297W.

Vale recordar que la princesa condujo este sedán de color gris claro por casi dos años, hasta poco después de dar a luz al príncipe William, en 1982. Hay fotografías en donde aparece ella adentro del vehículo entre una multitud y también otras en una cancha de polo junto al príncipe Carlos.

“Se trata de un auto que fue muy importante en la vida de Diana y que tiene mucha coherencia con la colección de la princesa en el museo, así como también con nuestra muestra de autos antiguos”, puntualizaron en el Museo de la Moda, agregando que aun no hay una fecha exacta de su llegada.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Investigadores crearon un parche que se adhiere a la piel y que está compuesto por una bacteria que produce energía a partir de la evaporación del sudor, pudiendo obtener más de 18 horas de electricidad continua.