Acusación contra Pérez: gobierno apuesta a dudas de la oposición

Exministro del Interior, Víctor Pérez

En el oficialismo hablan de un “optimismo moderado”. Confían en que al menos tres senadores no voten a favor el libelo. Hoy, el exministro del Interior estará en la sala del Senado junto a los ministros Jaime Bellolio y Cristián Monckeberg.




En el gobierno y en la defensa de Víctor Pérez (UDI) calculan que podrían ganar la acusación constitucional contra el exministro del Interior por un margen de tres, cuatro o a lo más cinco votos esta tarde en la sala del Senado. Les basta que dos senadores de oposición no la aprueben -que se abstengan, no voten o rechacen- para evitar que ese sector alinee los 22 votos que necesita para declarar al exministro culpable, y que quede impedido de “desempeñar ninguna función pública, sea o no de elección popular”, durante cinco años.

Eso mostraba la calculadora gobiernista ayer, donde unos decían tener un “optimismo moderado” y otros “alguna confianza”, pero también advierten cautela. Será otra larga sesión que comenzará alrededor de las 9.00 y que durará buena parte de la tarde. Pérez asistirá acompañado de su abogado, Gabriel Zaliasnik, y por los ministros Jaime Bellolio (Segegob, UDI) y Cristián Monckeberg (Segpres, RN).

Las esperanzas de La Moneda y Pérez en evitar una derrota -que además de cerrarle las puertas a él en la política activa agravaría la ya delicada crisis oficialista- están puestas en un bolsón de senadores de oposición que tiene dudas de ratificar la acusación constitucional que lo obligó a renunciar el 3 noviembre, apenas perdió por 80/74 en la Cámara. Pero en un ambiente tan revuelto entre los dos bandos, y dentro de Chile Vamos y el gobierno, los defensores de Pérez no han dejado de hacer gestiones con sus adversarios para estar seguros.

Se han empeñado en eso el ministro Monckeberg, el subsecretario Juan José Ossa y el senador UDI Claudio Alvarado, amigo de Pérez, ex Segpres y veterano en acusaciones constitucionales. Del primero -a quien la UDI lo ha acusado de una labor deficiente en este caso- cuenta su gente que ha conversado con legisladores del bando contrario la semana pasada; en la oposición un senador dice que este wikén lo ha llamado varias veces, pero otros aseguran que no los han telefoneado.

“No me ha llamado nadie y se los agradezco, porque me gusta tomar mis propias decisiones”, asegura el PS José Miguel Insulza. En esa bancada las apuestas se inclinan porque todos o casi todos votarán a favor; del Pánzer dicen que se reservará el último turno para intervenir.

Los cálculos

La oposición tiene 24 senadores y todos asumen fuera de juego a Alejandro Navarro, quien se recupera de una cirugía cardíaca. Con eso quedan 23; dos que se descuelguen y Pérez se salva.

El bolsón de dudas -según las apreciaciones oficialistas y opositoras- incluye a nombres como la DC Carolina Goic, quien dijo que “el ministro ya no está en su cargo y ese es un factor que tenemos que ponderar”, y que “tampoco creo que tenga sentido seguir pegándole a un gobierno que está en el suelo” (4 de noviembre). El presidente DC, Fuad Chahin, ya hizo ver que “el primer objetivo y el central está cumplido, el resto es un objetivo más bien accesorio”.

También hay incertidumbre respecto de Jorge Pizarro (DC con militancia suspendida), el único senador que se ausentó de la acusación contra Andrés Chadwick el año pasado.

El PPD Felipe Harboe tiene dudas de votar a favor. La semana antepasada dijo que “hasta cuándo, de una vez por todas tienen que cortarla”, cuando diputados del sector insinuaron acusar al ministro de Hacienda, Ignacio Briones. Da vueltas el argumento de que responsabilizar a Pérez por la actuación de un carabinero -en el caso Pío Nono, uno de los capítulos del libelo- no es lo mismo que cuando se responsabilizó a Chadwick por violaciones a los derechos humanos en plural. Pérez, además, renunció tras ser suspendido.

El punto también lo ha hecho ver el gobierno en sus tanteos: si pese a eso se castiga a Pérez, quedará como señal inhibitoria para que a futuro asuman otros ministros en Interior, y un precedente que se podría volver en contra de la oposición cuando vuelva a ser gobierno.

Otro PPD, Ricardo Lagos Weber, estaría por votar a favor, pese a la interrogante de algunos oficialistas. A todos estos nombres, los allegados a Pérez los califican de senadores “razonables”, sin dar más pistas. De Guido Girardi no se pudo recoger certezas ayer. En esa misma bancada agregan a Jaime Quintana entre los dudosos -entre otras cosas-, porque cree que el libelo contra Chadwick (que votó a favor, igual que Girardi y Lagos Weber) era más robusto.

La defensa de Pérez piensa que su renuncia descomprime la votación, pero hacen ver que todo se mueve en un ambiente volátil, y que con tanto conflicto cruzado (la ley de presupuesto, el segundo retiro del 10% y otros), si se abre otro flanco el exministro correría peligro de “terminar siendo un rehén”.

A contar de las 9.00 habrá 40 minutos para la relación del caso, luego 90 minutos de alegatos por lado y lado. La sala está citada de nuevo a las 16.00 y cada senador tendrá 10 minutos para hablar. Pérez permanece en Santiago.

El viernes, Víctor Pérez estuvo por última vez con Zaliasnik, quien ayer hacía los últimos ajustes y hoy alegará acompañado de la abogada Dafne Guerra.

Que Pérez libre hoy ha levantado comentarios en la UDI -algunos lo niegan- respecto de que podría ser un candidato de consenso para la elección interna, cuyas listas se inscriben a más tardar a última hora de este jueves 19.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.