El gobierno tiene dificultad para comunicar en el territorio digital

El Observatorio de Política y Redes Sociales publicó el informe del mes de junio, donde visibiliza y analiza la comunicación digital de los diversos ministros que conforman el gabinete del gobierno del Presidente Sebastián Piñera. Conozca cuáles son los aspectos más destacados del presente estudio.




El Barómetro de Gobierno desarrollado por el Observatorio de Política y Redes Sociales de la  Escuela de Gobierno y Comunicaciones de la Universidad Central busca ver y analizar como el gobierno gestiona la comunicación en el territorio digital.

“Es una labor cada vez más importante para los gobiernos, sobre todo cuando se dice que gobernar es comunicar. Y uno de los problemas que ha tenido la actual administración, en este contexto de crisis, es la dificultad que tiene para comunicar y especialmente en este nuevo territorio que es el digital”, explica Marco Moreno, director de la Escuela de Gobierno y Comunicaciones en la Universidad Central.

El Observatorio de Política y Redes Sociales publicó el informe del mes de junio, donde visibiliza y analiza la comunicación digital de los diversos ministros que conforman el gabinete del gobierno del Presidente Sebastián Piñera. Conozca cuáles son los aspectos más destacados del presente estudio.

“Comunicación no es lo que uno dice, sino lo que el otro entiende, por lo tanto, se requiere que los gobiernos para poder ser efectivos en relación con las políticas públicas puedan comunicarlas adecuadamente”, agrega este especialista. El Observatorio de Política y Redes Sociales acaba de estrenar el informe Barómetro del mes de junio. En los resultados aparece el gabinete del actual gobierno con un 1% de valoración positiva, un 33% negativo y un 66% neutro. De acuerdo a Moreno estas cifras revelan que los ministros solo utilizan las redes sociales para informar sobre algunas de las acciones que están desarrollando en sus ministerios, sin considerar que la conversación que se genera en las redes apunta en otra dirección.

En el caso de la variable neutra alude a un cierto nivel de desconocimiento de la gestión en el territorio digital. Que no exista mención habla de que el secretario de Estado no tiene una posición clara ni posicionamiento sobre distintos temas en las redes sociales. En tanto, los ministros del gabinete bordean entre un 0% a un 7% en su valoración positiva.

Evaluación del gabinete

En la valoración de cada uno de los ministros del gabinete lideran en la percepción negativa: el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet (93%); la ministra del Trabajo y Previsión Social, María José Zaldívar (79%); el ex ministro de Defensa Nacional, Alberto Espina (67%), y la ex ministra Secretaria General de Gobierno, Karla Rubilar (63%). “Los ministros sectoriales, como Zaldívar, Jobet o Rubilar, concentran una valoración negativa de la conversación que se desarrolla en redes sociales. La explicación tiene que ver con que durante el mes de junio, ya había una critica muy fuerte, con

respecto al alza de la energía eléctrica”, explica el director de la Escuela de Gobierno y Comunicaciones en la Universidad Central.

Los cuestionamientos al alza de las tarifas eléctricas afecta directamente al ministro de Energía. También lo afecta mucho el rol que tuvo como presidente de la AFP Capital. “La gente le recuerda en redes sociales el video que se filtró de los ejecutivos celebrando en un yate en el Caribe”, detalla.

En el caso de la ministra del Trabajo y Previsión Social la evaluación tiene relación con la crisis económica, el desempleo y políticas como la Ley de Protección al Empleo. 

“La vocera Rubilar experimentó una valoración negativa, ya que era la imagen que aparecía a cargo de la distribución de las cajas de alimentos, existiendo criticas por la dificultad logística en la entrega de dichas cajas”, agrega. Además, el rol de vocería la deja más expuesta e incluso asumiendo directamente un costo político, por ejemplo, el 10 de junio ella asumió públicamente la responsabilidad por la filtración de un instructivo referente a la entrega de las cajas. “Ella intenta hacer una defensa, asumiendo la responsabilidad. La gente le traspasa ese costo al gobierno en su conjunto y a ella también. Hay un castigo por parte de los internautas de cómo ella se está desempeñando en el territorio digital”, comenta Moreno.

El caso de Alberto Espina es interesante. A juicio de Moreno, el problema es que existe una disociación cognitiva entre la comunicación de los ministros en redes sociales y los internautas. “El ministro de Defensa Nacional no se hace cargo de la conversación en redes sociales. Comunica lo que se está haciendo en el ministerio o sobre las labores de las Fuerzas Armadas en el contexto de la pandemia. Sin embargo, los usuarios en las redes hablan sobre la corrupción; el escándalo tras las denuncias del ex capitán del Ejército, Rafael Harvey que fue sacado abruptamente de su cargo, entre otros temas”, reflexiona este especialista.

El ex ministro de Salud, Jaime Mañalich no aparece con un porcentaje tan alto, ya que el 14 de junio renunció a su cargo siendo sustituido por el ministro Enrique Paris. “El foco de la atención en junio estaba centrado en el tema sanitario, quien concentraba las críticas era el ministro Mañalich. Cuando sale del gabinete se le responsabiliza de todos los problemas de gestión de la crisis sanitaria”, sostiene.

Tampoco aparecen con porcentajes altos los ministros del comité político, Gonzalo Blumel (ex titular de Interior) e Ignacio Briones (Hacienda), quienes registran un 33% y 28%, respectivamente. “Los ministros del Interior, de Defensa y Hacienda habían pasado más desapercibidos debido a que la atención no estaba centrada en ellos, sino en Mañalich”, sostiene.

Los con más presencia en la red

En el informe del Barómetro de junio son destacados los ministros que tienen más presencia en redes sociales. Enrique París (145.659 conversaciones) lidera según Marco Moreno, porque era el ministro recién asumido, por ende, concentra más conversación en las redes y porque había muchas expectativas sobre su gestión. Le sigue Karla Rubilar (85.101), quien es la voz y rostro del gobierno. En tercer lugar está Alberto Espina (42.820) por los cuestionamientos en materia de corrupción en las Fuerzas Armadas.

En el siguiente link puede acceder al informe Barómetro de junio.

Comenta