Fiscal Cartagena no descarta participación de terceros en muerte de Tomás Bravo y dice que conclusiones de informe del SML son “precipitadas”

La persecutora regional señaló que en la cita les aclaró a los progenitores del menor "algunas circunstancias" ocurridas durante los últimos días, específicamente en relación a la filtración del documento, que determinó que la causa de muerte del menor habría sido por hipotermia e inanición. El cuerpo del niño, que aún está en el SML, sería entregado este viernes 23.




A eso de las 14.30, en dependencias de la Fiscalía Regional del Biobío, la persecutora Marcela Cartagena se reunió con los padres de Tomás Bravo, menor de tres años y siete meses, que fue reportado como desaparecido el 17 de febrero en el sector de Caripilún y cuyo cuerpo fue encontrado a dos kilómetros del predio tras nueve días de búsqueda.

El encuentro se produjo en medio de la polémica que se generó en los últimos días luego de que se filtrara un informe de autopsia en el que se señalaba que el menor habría fallecido por causa accidental, por hipotermia e inanición. Por lo anterior, los abogados de familia anunciaron acciones legales contra el servicio.

Cartagena, tras la reunión, dijo que a los padres les aclaró “algunas circunstancias” que habían ocurrido durante los últimos días, específicamente por la filtración del informe de la autopsia realizada por el SML, que determinó que la causa de muerte de Tomás habría sido por hipotermia e inanición. La persecutora confirmó la existencia de ese informe, pero señaló que sus conclusiones son “precipitadas”.

“Confirmo que el día jueves de la semana pasada a las 18.34 horas, el SML hizo llegar a mi correo electrónico un informe de autopsia, específicamente confirmo que daba una data de muerte. Efectivamente en él se habla de ciertas circunstancias que para qué las voy a repetir, si ya se filtraron. Lo que se filtró efectivamente es lo que dice ese informe en cuanto a conclusión”, precisó Cartagena.

Sobre lo establecido en el informe del SML, la fiscal regional sostiene que el servicio propone de forma apresurada una causa de muerte. “Queda más de una (causa de muerte) que está dentro de las líneas de trabajo que nosotros estamos investigando. Las conclusiones del SML proponen una, que a mí me parece que la proponen de manera precipitada. Desde el punto de vista que creo que faltan cuestiones que efectivamente estamos haciendo que debieron tener en cuenta. Es probable que la conclusión sea esa, pero desde el punto de vista de como yo estoy viendo los antecedentes de cómo se ha desarrollado esta cuestión, pienso y creo que deberían haber esperado. Una línea en cuanto a causa de muerte es esa, pero no es la única”.

Cartagena además señaló que le ordenó a la jefa de la fiscalía local de Concepción, Mariana Iturrieta, que encabezara una investigación, la cual ya comenzó, para determinar las responsabilidades sobre esta “grave filtración”, la que -afirma- “no es la primera que sufre este servicio en este caso”.

A la investigación oficiada por Cartagena además se sumaron las denuncias realizadas por el abogado de la Fundación Amparo y Justicia, Alejandro Espinoza, y por la Defensoría de la Niñez.

En cuanto a los resultados de esta indagatoria, la persecutora regional aseguró que no ha tenido conocimiento de los resultados, “sin prejuicio de que se están desarrollando muchas diligencias”.

Al ser consultada por la existencia de contradicciones en la investigación, señaló que “esta es una investigación que ha tenido algunas dificultades, y lo que queda es superarlas trabajando realizando bien las labores investigativas. Que sea buena o mala, digámoslo al final”.

Esta es la segunda reunión que Cartagena sostiene con los padres del menor en menos de una semana: el pasado miércoles, en una cita, se informó que el cuerpo del niño, que aún está en el SML, sería entregado este viernes 23.

También sostuvo en esa ocasión que la línea de investigación incluye al tío abuelo, Jorge Escobar, y a “otro sospechoso”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.