Puente Alto: 400 reos intentan motín y refuerzan custodia

El penal de Puente Alto se ha convertido en un foco de brote del virus. Foto: Agenciauno

Internos de “alta complejidad” protagonizaron hechos de violencia en que exigieron beneficios de libertad por el coronavirus. El recinto tiene 61 presos infectados.




Fue un fin de semana tenso en el cárcel de Puente Alto. El penal es uno de los más afectados por el coronavirus desde que comenzó la crisis sanitaria -con 61 internos y 80 funcionarios contagiados- y se ha posicionando como un “foco” de alta preocupación para las autoridades. En este contexto, en la madrugada se desarrolló un intento de motín protagonizado por 400 internos de la Torre 1 del penal.

Según antecedentes de Carabineros de la 20 Comisaría de Puente Alto, a la 01.00 de la mañana “se produjo un intento de motín por los aproximadamente 400 internos de la Torre 1, correspondiente a delitos de alta complejidad, que incendiaron colchones, en rechazo al manejo de la pandemia por coronavirus y posible derecho de acceder a la libertad. El hecho fue controlado por personal de dicha institución y por Bomberos. A raíz de lo anterior, no hubo internos lesionados”.

El reclamo de los internos de “alto riesgo” decía relación con la molestia que existe en ese grupo, dado que ellos no son parte de los beneficiados con el indulto proporcionado por el gobierno, el cual solo aplicó para la población penal con enfermedades crónicas, mayores de 60 años y mujeres embarazadas, pero que estén imputadas o condenados por delitos de baja gravedad.

El director nacional de Gendarmería, Christian Alveal, explicó a La Tercera que “hay una responsabilidad del punto de vista sanitario y el indulto viene con la intención de descongestionar las cárceles y evitar un contagio más masivo, pero también hay un compromiso con la ciudadanía y por eso se excluyeron los reos con causas más complejas, pero es algo para lo que estamos preparados. Se lo queremos transmitir a los internos: nosotros estamos para cuidarlos, nos interesa que estén bien, no al contrario”.

En esa misma línea, este lunes el Ministerio de Justicia y el Ministerio de Salud anunciaron una serie de medidas preventivas, justamente para la cárcel de Puente Alto, donde está contemplado reforzar las labores operativas en el penal con más funcionarios de Gendarmería.

El ministro de Justicia, Hernán Larraín, sostuvo que “estamos haciendo los máximos esfuerzos para controlar la situación en Puente Alto (…) Hoy sumamos como esfuerzo adicional un stock de 300 testeos rápidos para verificar la salud de internos y funcionarios”.

Hasta este lunes, son 76 los internos contagiados por coronavirus a nivel nacional. Un 80% corresponde a reclusos de la cárcel de Puente Alto.

El director del Instituto de Derechos Humanos, Sergio Micco, indicó que “había tres reclamos: que se estaban demorando mucho en conceder los beneficios de salida dominical, aplicar el indulto y que no se les estaban haciendo los exámenes para saber si estaban contagiados. Nos encontramos, además, con una enfermera, lo mismo que hace tres semanas, y el mismo número de paramédicos. Se está transformando en un foco de infección y ayer estuvimos a punto de tener un complejo incidente de seguridad pública”, dijo.

El diputado de la Comisión de Seguridad Ciudadana de la Cámara, Gonzalo Fuenzalida (RN), sostuvo que “la situación no es fácil, la presión de las familias de los reos es bastante fuerte, pero así como pudieron frustrar un motín en Santiago 1 hace un mes, creo que tienen capacidad suficiente para adelantarse y usar la inteligencia que posee junto a la policía y controlar la situación en las cárceles”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.