Regreso a clases: Colegios privados asumen un cierre de año online

En muchos de estos establecimientos, pese a ubicarse en comunas con fases avanzadas del desconfinamiento, influye la reticencia de los padres de enviar a sus hijos. Ante este escenario, los recintos exploran modalidades híbridas, entre aula presencial y en línea.




Un 58% de la población -según el último sondeo realizado por Cadem- cree que no deberían volver las clases presenciales y que estas deben mantenerse de manera online.

Se trata de una opción que ha crecido a medida que avanza la pandemia: si en mayo era de un 47%, cuando incluso la tasa de contagios por Covid-19 era más alta, a la fecha representa a más de la mitad de los encuestados.

Si bien los colegios ya pueden iniciar sus aperturas desde la Fase 3 (preparación), con la debida autorización de la Seremi de Educación -"regresos voluntarios", como ha detallado el ministro de Educación, Raúl Figueroa-, y ya cerca de 40 establecimientos, principalmente de zonas rurales o aisladas, han retornado al aula, en los colegios de radios urbanos la situación se vislumbra más compleja. Y, al parecer, cada vez más lejana.

Guido Crino, presidente de la Federación de Instituciones de Educación Particular (Fide), que hoy cuenta con 850 colegios afiliados, plantea que ninguno de sus asociados ha regresado a clases presenciales o ha hecho la solicitud a las autoridades del Mineduc. Sin embargo, explica que “simplemente, sugerimos a los afiliados que pongan en juego la libertad que tienen para decidir si retornan o no”.

Asimismo, sobre el caso particular de la Región Metropolitana, con 52 comunas en distintas fases del Plan Paso a Paso, Crino adelanta que “tengo la impresión de que el año escolar terminará online, no creo que haya retorno, por lo menos en Santiago. Hicimos un barrido y la opinión general es que al parecer este año se termina online”.

En líneas generales, desde la Fide, su presidente señala que han instruido a los afiliados que la decisión sobre volver o no “se haga en acuerdo con los padres, con los centros de apoderados, que sea un acuerdo formal, de manera que eso corresponda al deseo de todos los integrantes de la comunidad educativa”.

¿Todo 2020 a distancia?

Entre esos colegios, el Verbo Divino, ubicado en la comuna de Las Condes, que podría pasar a Fase 4 en las próximas semanas, ya ha definido junto a su comunidad educativa que “si bien estamos a la espera de las orientaciones ministeriales, hemos decidido que la estructura general de las sesiones seguirá online el resto del año, ya que eso nos permite mantener procesos educativos resguardando la salud de las personas de nuestra comunidad”.

Desde el establecimiento, eso sí, detallan que la determinación se complementará, de ser necesario, con instancias presenciales para los cuartos medios, quienes se enfrentan por primera vez a la Prueba de Transición.

De cambiar la situación epidemiológica durante los próximos meses, o en 2021, el regreso será en una modalidad de enseñanza híbrida, es decir, con instancias en línea y presenciales. “La columna del sistema será online y existirán espacios de refuerzo, seguimiento, control y apoyo presencial”, comentan.

En esa misma línea, el colegio Alonso de Ercilla, de Santiago, también definió una modalidad similar (ver nota secundaria).

En Santiago, otro colegio que mantendrá las clases a distancia es el San Ignacio de El Bosque. “El peso del trabajo académico y formativo seguirá siendo a distancia, como lo hemos realizado durante todo el año”, dice su rector, Jorge Radic.

En un escenario donde la comuna de Providencia -donde se emplaza el establecimiento- pueda pasar a fase de apertura inicial, de igual forma se trabaja en un diseño donde las actividades presenciales para los alumnos serían solo complementarias, y con énfasis en los estudiantes de tercero y cuarto medio.

“Se espera poder dar apertura a algunos servicios del colegio en temas deportivos, pastorales y académicos, como por ejemplo, la biblioteca”, agrega Radic.

Lorna Prado, en tanto, directora del Santiago College, aseveró que, por ahora, no se vislumbra retorno en su establecimiento. “Las autoridades determinaron que estando en la Fase 4 o 5 se pide autorización para poder regresar a clases, y la comuna de Lo Barnechea está en Fase 2”.

Sin embargo, y como una excepción a la regla, comenta que entre sus apoderados “un porcentaje alto está dispuesto que vuelvan sus hijos, siempre cumpliendo con las medidas de seguridad correspondientes”.

Técnico-profesionales

Una de las preocupaciones para el presidente de los Colegios Particulares de Chile (Conacep), Hernán Herrera, ante un eventual no regreso masivo a clases, es que “los colegios técnicos están siendo fuertemente perjudicados porque sus clases no solamente pueden ser teóricas”.

La asociación, que agrupa a particulares y subvencionados, y dentro de ellos a los establecimientos técnico-profesionales, cree que tal como han planteado otros colegios, la prioridad deben ser los cursos mayores.

Sin embargo, Herrera se declara contrario a la postura que ya han manifestado varios padres y sostenedores: “Hay que hacer un esfuerzo por retornar a las clases presenciales con todas las condiciones y cuidados sanitarios, porque si nos planteamos, como hemos escuchado, que solo vamos a retornar cuando tengamos vacuna, esto definitivamente va a ser en el segundo semestre del próximo año, y no podemos pensar en una situación como esa”.

En ese sentido, el representante de Conacep, organización que cuenta con más de 600 colegios asociados, cree que “se necesitan certezas desde el punto de vista de que el ministerio apoye con la subvención ajeno a que retornen o no los alumnos. Es decir, que se mantenga esta condición de voluntariedad por parte de las familias de enviar a sus hijos”.

La Araucanía en Fase 4

“Si nosotros quisiéramos abrir los colegios, no tendríamos estudiantes”, comenta enfático Rodolfo Nahuelpán, presidente de la Fundación Magisterio de La Araucanía, que cuenta con 104 establecimientos a cargo en la misma región, otros en el Biobío y en la Región de Los Ríos.

Así, y aunque gran parte de la región donde concentran sus establecimientos se encuentra en fase de apertura inicial, ninguno de los colegios o jardines que son parte de la red ha retornado a clases presenciales. Y no lo harán durante este año.

Nahuelpán confirma que, a pesar de las complejidades en zonas más rurales, donde incluso los docentes entregan presencialmente el material educativo, se ha convenido que las clases sigan a distancia, a menos que cambie la situación epidemiológica.

Colegios del Arzobispado

“La verdad es que, actualmente, se trata de un tema muy complicado; nosotros queremos volver pronto a las clases presenciales, sin duda, pero ahora se ve más complejo que hace algunas semanas o meses”, sostiene Andrés Moro, vicario para la Educación del Arzobispado de Santiago.

No es poco lo que tiene que decir sobre este tema la Iglesia capitalina. El Arzobispado tiene 30 colegios a su cargo, que administra a través de distintas fundaciones. De ellos, hay 23 gratuitos, ubicados en diferentes comunas de Santiago, especialmente sectores vulnerables; tres continúan con financiamiento compartido y cuatro particulares pagados.

Moro ya ha explicitado el interés de la Iglesia en volver a las clases presenciales, producto de la red de apoyo y enseñanza que eso significa para los alumnos más vulnerables y sin acceso a dispositivos tecnológicos. “Nosotros mantenemos la idea de volver presencialmente lo antes posible, priorizando cuartos y terceros medios, en la medida de que la autoridad sanitaria lo permita, con todos los resguardos pertinentes, pero la evolución de las comunas y cuarentenas nos complica mucho”, detalla.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.