RM: Vuelven las cuarentenas de fin de semana como estrategia para frenar brotes

El retroceso a Transición aplica para las 52 comunas de la Metropolitana. Foto: Mario Téllez

“Es una medida preventiva y que esperamos sea transitoria”, advirtió el ministro de Salud, Enrique Paris, esgrimiendo un alza en los contagios. Decisión será evaluada en dos semanas.




“En la Región Metropolitana ha ido aumentando el número de casos por coronavirus. En el informe de hoy se detecta un alza del 18% de los casos nuevos diagnosticados; esta cifra es de muy alto impacto y nos preocupa muchísimo”, destacó ayer el ministro de Salud, Enrique Paris, en la antesala del anuncio que marcaría la jornada: el retroceso de la Región Metropolitana, completa, a la Fase de Transición.

Esta decisión, adoptada tras una reunión en la que se analizaron las proyecciones, cifras y contagios de la capital, implica que desde el jueves a las 5.00 se instalará una cuarentena general durante los fines de semana y días festivos para las 52 comunas y sus ocho millones de habitantes.

Transición preventiva

Acompañado de la subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell, y el subsecretario de Redes Asistenciales, Alberto Dougnac, Paris enfatizó que el retroceso es “una medida preventiva por excelencia y transitoria, justamente destinada a evitar medidas mucho más extremas”.

Lo anterior fue confirmado a través de las redes sociales del Presidente Sebastián Piñera, donde se señaló que la efectividad de la Transición y su eventual flexibilización, particularmente para los feriados de Navidad y Año Nuevo, “será evaluada en dos semanas y dependerá de la evolución del virus si se mantiene o no”, deslizando así la posibilidad de que se permita una mayor movilidad para esas fechas.

Eso sí, el jefe de Salud fue más cauto y no descartó imponer nuevamente cuarentenas si la situación lo amerita: “Nunca he dicho que no van a volver las cuarentenas, el plan ‘Paso a Paso’ las considera”.

Mientras, con la Fase de Transición ya instalada en la capital, los restaurantes que habían abierto sus áreas internas deberán cerrarlas y atender, solo de lunes a viernes, en espacios abiertos. Los aforos deberán reducirse y se acotarán las actividades deportivas.

Paris, además, recalcó que también se observan aumentos de casos de coronavirus en las regiones de Valparaíso y Biobío. Y formuló un llamado de alerta a los grupos más jóvenes: “Las segundas olas en Europa han sido mucho más grandes que las primeras. Si en la primera ola la edad promedio de los pacientes enfermos era 54 años, en esta segunda el promedio es solo de 39. Es evidente que el mayor motor de contagio está entre los 20 y 40 años. Nosotros vemos que es la población que menos se cuida, pero que puede llevar el virus a los adultos mayores”.

Segunda ola

El jefe de Urgencias de Clínica Indisa, Leonardo Ristori, plantea que “este retroceso masivo es para evitar la segunda ola, es un esfuerzo que se está haciendo, que no es menor, para no llegar a la segunda ola o que llegue atenuada”.

El facultativo señala que aunque en el recinto no han aumentado mayormente los casos, desde la Unidad de Gestión Centralizada de Camas (UGCC) ya se monitorea a diario la capacidad de la Indisa -recinto privado que alcanzó una de las mayores capacidades en la primera ola- y de otras clínicas en caso de que comience un notorio aumento de la demanda asistencial por cupos de hospitalización UCI.

Sobre el comportamiento de la curva epidemiológica, el epidemiólogo de la U. de Chile y de Clínica Alemana Gabriel Cavada explica que “en la capital el último R efectivo -a cuántas personas contagia un caso positivo- fluctuó entre 1,09 y 1,11, eso se traduce en un aumento del 10% de la epidemia por semana. La RM acumuló como base 2.407 contagios en la última semana y estos deberían crecer en un 10% durante estos días”.

El experto plantea que este indicador de propagación del virus “es similar al que tuvimos el 15 de junio, con la diferencia de que esa semana previa tuvimos una base de 29.500 nuevos casos acumulados en siete días. Si repitiéramos la historia, la situación actual sería la réplica de lo que ocurrió en junio y en las semanas sucesivas, pero unas 13 veces más ‘atenuado’ respecto del peak. Eso sí, estamos partiendo de menos casos, pero con la misma velocidad de expansión, lo que no es menor”.

Ayer, el Consejo Asesor Covid-19 sostuvo una reunión para analizar los cambios en la capital y en el plan ‘Paso a Paso’.

La epidemióloga y presidenta de la instancia, Ximena Aguilera, señaló que uno de los factores para establecer la imposición de las medidas es que “Concepción está con tasas muy altas de contagios y eso se traduce en que hay menos red disponible ante una eventual alza mayor de los contagios y de la demanda en Santiago. Siempre hay que tener en la mira a Concepción, Santiago y a Valparaíso y, si ya hay una de estas ciudades con mucha ocupación hospitalaria, hay que tener cautela”.

Aguilera respaldó la idea de tratar, por primera vez, a la Región Metropolitana como una única unidad territorial y sostuvo que no podía ser de otra forma, pues, en plena época de compras navideñas, las personas podrían haberse trasladado a diversas comunas, lo que facilitaría la dispersión del virus.

Así, a pocos días de las fiestas de fin de año y manteniendo la apertura de restaurantes, Aguilera advierte que “juntarse no es gratis en una pandemia. Con un reservorio tan diseminado, si aumentamos el contacto va a aumentar la transmisión”.

María Teresa Valenzuela, epidemióloga y miembro de la instancia, plantea que “la situación es bastante más grave en la capital, dado que es la región más densamente poblada”.

Valenzuela también apoyó que esta vez la medida se aplique a toda la capital. “Cuando hay un incremento de casos de esta magnitud, en tan poco tiempo, y en una región donde ya sabemos que es muy difícil delimitar las comunas por el traspaso de otra, se hacía necesaria la medida”, concluye.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.