Pet Tech: el millonario negocio de la tecnología para mascotas

kyle-hanson-1pyqUh8Jx3E-unsplash

La tecnología orientada hacia las mascotas ha experimentado un boom en pandemia, con innovaciones que van desde collares con GPS o inteligencia artificial para identificar el estado anímico de un perro hasta soluciones tecnológicas para seguimiento y conectividad. En EE.UU., durante 2020, se gastó US$99 mil millones en artículos del sector.


Así como durante la pandemia creció la demanda por tenencia de mascotas, particularmente de perros, las iniciativas en torno a los animales de casa han ido también alza. Desde collares que realizan geolocalización, otros que entregan una “voz” o revelan el estado de ánimo de la mascota mediante la identificación de ladridos, fuentes de agua inteligentes y dispensadores de comida interactivos, entre otros. Aún falta que en Chile la llamada Pet Tech –o industria tecnológica de las mascotas– se desarrolle con fuerza, pero ya los usuarios comienzan a buscar rápidamente nuevas soluciones smart para sus compañeros en el hogar.

La preocupación por la salud de las mascotas es uno de los que ha aumentado durante el período de cuarentenas. Al estar más tiempo en casa, los dueños de animales se dan cuenta más fácilmente cuando están afectados. E incluso aprovechan estas instancias para tener visitas médicas a domicilio. Según comenta María Olga Baeza, una de las fundadores y gerente general de Isapet, la primera “isapre para mascotas” en Chile, desde marzo de 2020 la demanda por sus servicios ha aumentado cerca de un 25%.

“Ya han pasado más de 10 años, pero nosotros pensamos que nuestro público objetivo sería quizás uno más maduro, pero hay muchísima gente joven, ingenieros, entre otros, y ahora son más”, dice Baeza. Argumenta que muchos han formado familia con animales, dado que “los tiempos modernos han llevado a las parejas jóvenes a priorizar otras cosas”, y que son las mascotas las que ocupan el lugar en el hogar que antes tenían principalmente los hijos.

La también dueña de la iniciativa destaca que este nuevo posicionamiento de las mascotas ha llevado al desarrollo del Pet Tech, pero que a veces puede incidir en el vínculo que existe entre el animal y su compañero. “Si es que son juguetes, lo primero es fijarse en la calidad, porque es mejor tener uno solo a cuatro y que no lo pueda desarmar es fundamental”, dice la trabajadora social.

Esto porque, comenta, podrían tragarse piezas de plástico o metal, según cuál sea el componente del producto. “Es también un peligro, porque no siempre puedes tener a tus mascotas dentro e la casa. ¿Qué pasa si lo encuentras ahora o, mucho peor, muerto?”, se pregunta Baeza, y luego añade: “Hay artículos que traen tecnología, y que sacan de apuros, pero eso no reemplaza al humano”.

Una radiografía del Pet Tech en Chile: Isapet, autodenominada la primera “isapre para mascotas” en el país, ha tenido desde marzo de 2020 un incremento en sus servicios de un 25%.

En estos últimos meses, la startup surcoreana Petpuls lanzó un collar con inteligencia artificial capaz de identificar el estado anímico de un perro. Con el análisis de más de 10 mil muestras de ladridos de 50 razas de canes, la tecnología identifica si el animal está ansioso, deprimido, entre otros estados, y tiene una posibilidad de reconocimiento del 90%. La compañía comenzó a comercializar el producto en octubre del año pasado y mantuvo un valor de US$99 hasta el 31 de marzo. Debido a la alta demanda en su sitio web y a través de Indiegogo, donde levantaron la campaña de recaudación para su producción, está momentáneamente agotado.

Otra de las iniciativas de Pet Tech es Alvinoo, una fuente inteligente de agua, orientada principalmente para gatos y perros. Los despachos del artículo comenzaron en diciembre de 2020, y puede ser adquirida a través de su página. La máquina mantiene el líquido a una temperatura constante y que puede ser definida por el usuario, hace que el agua esté en movimiento, trae tecnología para la antibiosis, entre otras características.

A esta se suma VX Pet Magic de VRTX Technologies que, a través de crowdfunding, consiguió desarrollar un artículo para aliviar el dolor a los animales. A través de terapia electromagnética el dispositivo sirve para tratar el dolor crónico, la inflamación y otros malestares con un método no invasivo. El valor para los financistas fue de US$299, pero a través de su sitio web se puede llenar un formulario de preinscripción para conseguir un 75% cuando el artículo sea oficialmente lanzado.

Pet Tech en Chile

Petkix se transformó a fines de 2020 en la primera cámara, orientada a las mascotas, con una mirada en 360°. La tecnología permite que, si el tutor está fuera del hogar, al percibir un ladrido la cámara alerta directamente a los distintos dispositivos móviles. Además, tiene también sensores que permiten captar si existe gas o humo al interior del hogar, para así evitar casos de incendio e incluso asfixia del animal. Incluye un sistema de reconocimiento de las superficies y que permite jugar con el perro, lanzándole comida de manera remota. Vista nocturna, reconocimiento de gemidos, registro de actividades, almacenamiento en la nube, entre otras, son algunas de las demás características.

Petkix fue financiado a través de internet, y comenzó sus despachos en marzo pasado y el valor de base es de US$139.

Petkix se transformó a fines de 2020 en la primera cámara, orientada a las mascotas, con una mirada en 360°. La tecnología permite que, si el tutor está fuera del hogar, al percibir un ladrido la cámara alerta directamente a los distintos dispositivos móviles.

Según un informe realizado por Euromonitor International, el mercado global del cuidado de mascotas en 2020 tuvo un valor de US$138 mil millones, que equivaldría a un 34% más que en el mismo periodo de 2019. Esto se debería a que los dueños, debido a la situación mundial por la pandemia, pasan más tiempo en casa y deciden invertir más en sus mascotas. Como ejemplo, de acuerdo a proyecciones de la Asociación Estadounidense de Productos para las Mascotas, solo en ese país se gastó US$99 mil millones en artículos del sector.

En Chile, la primera gran empresa en traer un collar con tecnología de rastreo para las mascotas fue Claro Chile. En 2019 la compañía de telecomunicaciones insertó en el mercado su Smart Pet, un artículo con GPS que permite saber la ubicación de gatos y perros a través de teléfonos y otros dispositivos móviles. Primero lo hizo en formato de postpago –y se transformó en el primer plan para mascotas del país–, y en 2020 incluyeron una versión en prepago. En su momento Alfonso Emperanza, director de Claro Chile, apuntó directamente a que hoy en día las mascotas son consideradas parte de la familia y que su rastreador pretende prevenir y evitar el extravío de animales. “Esperamos que esta solución ayude a entregar seguridad a sus dueños y, a la vez, promover la tenencia responsable”, dijo.

Así como hay juguetes o pelotas tradicionales, las hay también con tecnología. Algunas con luces y que pueden ser manejadas con control remoto o celular, e incluso las que se manejan por sí solas y estimulan al animal. A estas se suman los alimentadores automáticos, uno de los casos es el de Nexxt Solutions. La marca comenzó a comercializar a fines de 2020 un dispensador de comida que permite ser monitoreado a distancia a través de un micrófono y cámara, para así continuar la interacción con el animal.

Gonzalo Chávez, subdirector de la Comisión de Tenencia Responsable de Mascotas del Colegio Médico Veterinario de Chile (Colmevet), dice que hay tecnología que, habiendo tenido una buena intención de base, al ponerse en práctica se compromete el bienestar de los animales. Collares que envían impulsos eléctricos para limitar los ladridos de un perro, o que lanzan citronela para la misma función, son un ejemplo de ello.

Claro Chile, como parte del boom del Pet Tech, lanzó en 2019 su Smart Pet, un artículo con GPS que permite saber la ubicación de gatos y perros a través de teléfonos y otros dispositivos móviles.

Al momento de considerar tecnología GPS de rastreo como los collares, el veterinario y especializado en etología explica que el chip de identificación de un animal es fundamental y hoy en día es un implemento más común de lo que uno piensa. Uno de los artículos del Pet Tech que destaca son las cámaras de monitoreo animal. “Se puede corregirlos si es que están solos y haciendo algo inapropiado y es una interacción tecnológica que antes era impensada y ahora se usa bastante”, afirma. Eso sí, con respecto al periodo de pandemia y debido al teletrabajo, afirma que “es interesante cómo pareciera que ahora solo interactuamos a la distancia, y se corre el riesgo que empezamos a relajarnos, mientras lo que realmente hay que hacer es compartir y dedicarles tiempo”.

El también coordinador del Observatorio de Tenencia Responsable y Vínculo Humano Animal de la escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad Santo Tomás, ejemplifica con un perro. “Son una especie en esencia social, necesita sentirse parte de un grupo e interactuar con al menos un individuo en el día a día. Si nos empezamos a enfocar solo en nuestro trabajo y recurrimos a la tecnología, empieza a darse el vínculo”, dice el experto, y luego añade: “Es sumamente factible pensar que las mascotas podrían ser mantenidos única y exclusivamente por máquinas, que sean alimentados por ellas o que tengan juguetes que se activen en determinado momento del día, o que tengamos portones automáticos que les permitan salir a un patio de juegos. Pero hay que ser cuidadoso en lo que podemos proyectarles, porque quizás lleguemos a esperar que otros hagan nuestro trabajo”.

En sí el avance del Pet Tech no es nocivo, pero es algo en constante desarrollo y “los usos pueden ser un poco equivocados”. El etólogo dice que, siempre y cuando exista la interacción con el otro individuo y se trabaje el vínculo, la relación entre ambos no se verá afectada. “El vínculo con el animal es una relación potente, de dependencia entre dos individuos, hay que conocerse y reconocer las necesidades del otro, cómo se comunica y siente”, añade el veterinario del Colmevet.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.