Cámara aprueba proyecto que endurece sanciones a infractores de medidas sanitarias: penas llegan hasta cinco años de presidio

Medidas sanitarias coronavirus Covid-19

(Foto: Agencia Uno)

La iniciativa fue aprobada el lunes pasado en la Comisión de Constitución del Senado y el martes en Sala. Durante la semana tanto el Presidente Sebastián Piñera como los ministros de Salud, Enrique Paris, Interior, Gonzalo Blumel, y Defensa, Alberto Espina, realizaron un llamado al Congreso para que acelerara su discusión en medio de los altos índices de contagios.




Este miércoles la sala de la Cámara de Diputados ratificó las modificaciones que realizó el Senado al proyecto que endurece las sanciones para quienes infrinjan las medidas sanitarias impuestas durante el estado de catástrofe, como por ejemplo las cuarentenas. Con esto, la iniciativa quedó despachada a ley.

El proyecto establece una modificación al artículo 318 del Código Penal con el objetivo de elevar las sanciones a quienes pongan en peligro la salud pública. Dichas conductas -de acuerdo a la iniciativa original- serían penadas con presidio menor en su grado mínimo a medio (entre 61 días y 3 años y un día) y con multas de 6 a 200 UTM ( de $300 mil hasta $10 millones).

El ministro de Defensa, Alberto Espina, explicó este miércoles que finalmente las penas contempladas serán de hasta cinco años. “A contar de los próximos días la penalidad va a ser de cinco días y el que la infringe va a tener que someterse a esa penalidad porque no puede haber contemplación con quienes están poniendo en riesgo la vida de nuestros compatriotas”, señaló el secretario de Estado.

La iniciativa además determina la existencia de agravantes, como por ejemplo, la convocatoria “a espectáculos, celebraciones o festividades prohibidas por la autoridad sanitaria en tiempo de catástrofe, pandemia o contagio”. Esto, en momentos que la autoridad ha realizado detenciones por fiestas clandestinas en distintas comunas.

La discusión estuvo marcada una serie de cuestionamientos por parte de parlamentarios de la oposición que aseguraron que el gobierno quería responsabilizar a los ciudadanos de las decisiones que provocaron un aumento de contagios y que mostraron su preocupación a que con estas medidas se “criminalizaría” a los más pobres. Esto implicó que solicitaran que varios puntos del proyecto fueran votados por separado, los que terminaron siendo aprobados por la sala.

El proyecto fue aprobado el lunes pasado en la Comisión de Constitución del Senado y el martes en Sala. Durante la semana tanto el Presidente Sebastián Piñera como los ministros de Salud, Enrique Paris, y de Interior, Gonzalo Blumel, realizaron un llamado al Congreso para que acelerara su discusión.

Hoy, minutos antes de la votación, el ministro de Defensa, Alberto Espina, valoró respaldo que tuvo la iniciativas en dichas instancias e incluso aseguró que quien infringe las normas “va a tener que someterse a esa penalidad porque no puede haber contemplación con quienes están poniendo en riesgo la vida de nuestros compatriotas”.

Las frases que marcaron el debate

Los diputados Carmen Hertz (PC) y Gabriel Boric (Ind - FA) mostraron sus reparos al proyecto de ley. Hertz dijo que esta ley “significa traspasarle la responsabilidad del descontrol de la pandemia al ciudadano de pie” y que se pretende “desviar la atención de los efectos de la negligencia temeraria de un proyecto que prefirió sacrificar la salud y la vida de los ciudadanos del país para salvar la economía fracasando en ambos objetivos”.

En tanto, Boric cuestionó los dichos del ministro Espina y sostuvo que la “lógica de criminalizar la pobreza es un presunto error” que está presente en este proyecto. En este sentido, advirtió que “este proyecto tiene un error de concepción: se le está diciendo una vez más a los pobres de Chile y también a la clase media que van a ser sancionados inescrupulosamente incluso yendo a la cárcel”.

Sus intervenciones fueron cuestionadas por el diputado Sebastián Torrealba (RN), partidario del proyecto: “Los diputados Boric y Hertz han hablado que los pobres de este país van a ser criminalizados. Los más humildes de este país son los más responsables y ustedes con sus discursos lo están criminalizando”.

Posteriormente, el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, defendió la iniciativa de las críticas opositoras: dijo que “es una caricatura señalar que el gobierno espera solucionar los problemas de la pandemia aumentando las sanciones” y que el proyecto “no busca criminalizar ni establecer sanciones sobre ciertos sectores”.

“Decir que se busca meter a la cárcel a infractores de normas sanitarias, no es verdad”, dijo el secretario de Estado y agregó que es una “ley necesaria, urgente y la necesitamos ahora que estamos enfrentando el mayor nivel de dificultad de la pandemia”.

Comenta