Comisión de Seguridad del Senado aprueba idea de legislar proyecto de indulto para detenidos en el marco del estallido social

El proyecto contó con los votos favorables de los senadores Francisco Huenchumilla, José Miguel Insulza y Jaime Quintana -DC, PS, PPD- y el rechazo de los parlamentarios Felipe Kast e Iván Moreira, de Evópoli y la UDI, respectivamente. La iniciativa, que ha sido fuertemente rechazada por el gobierno, enfrentó a algunos candidatos presidenciales.




A la comisión de Constitución del Senado fue despachado el proyecto que permite el indulto por razones humanitarias para detenidos en el marco del denominado estallido social, luego de que este miércoles se aprobara la idea de legislar la iniciativa en la comisión de Seguridad de la misma Cámara.

El proyecto contó con los votos favorables de los senadores Francisco Huenchumilla, José Miguel Insulza y Jaime Quintana -DC, PS, PPD respectivamente- y el rechazo de los parlamentarios Felipe Kast (Evópoli) e Iván Moreira (UDI).

En concreto, lo que plantea la iniciativa es que se pueda dar indulto humanitario a quienes han sido imputados por las manifestaciones sociales del 2019 y que se mantienen en prisión preventiva.

Luego de que fuera despachado, el senador Huenchumilla manifestó que “esta situación (…) tiene su origen en este estallido social que surgió de abajo, de la gente modesta y humilde de este país. Y entonces, eso es un proceso político (…) es una situación política la que existe, y por lo tanto son presos políticos, producto del estallido social y político que hubo en octubre”.

El parlamentario señaló, igualmente, que “las instituciones públicas y el Estado tienen que estar disponibles para juzgar estos hechos no como si esto fuera una situación de normalidad, sino como una situación de excepción que significó el quebrantamiento de nuestra convivencia”.

El senador recalcó que del estallido social de octubre de 2019 “somos responsables nosotros (el mundo político), como miembros de los círculos dirigentes del Estado, en nuestras distintas atribuciones en que nos corresponde estar (…) a mí me parece que hay que tomar una solución excepcional, dado el carácter excepcional, causante de la situación político social que hoy día tenemos en el país”.

Moreira, por su parte, indicó que se trata de un hecho “muy grave, a pesar de ser contradictorio y sesgado. Lo que busca el proyecto en definitiva es que no se investigue nada, ni se castigue a nadie”.

“Es una bofetada para las miles de víctimas del estallido social. Los que saquearon, pusieron bombas, quemaron iglesias y destruyeron empleos, no pueden quedar en la impunidad”, dijo.

Duelo de candidatos

En medio del debate en el Senado, algunos abanderados manifestaron sus posturas al respecto, marcando contrastes. La candidata presidencial del Partido Socialista (PS), Paula Narváez, se refirió a la aprobación del proyecto y aseguró que “lo que ha ocurrido con los presos de la revuelta es que es absolutamente inaceptable, porque no ha habido un debido proceso, hay discriminación, y en Chile se encarcela la pobreza”.

“Esa es una realidad que hemos constatado porque la situación sería muy distinta si el origen de estos jóvenes fuera el sector acomodado. No estarían con esta prisión preventiva mal utilizada, que no responde a ningún criterio jurídico, que está absolutamente superado por la realidad”, añadió.

Desde la otra vereda, el también candidato Joaquín Lavín (UDI), planteó que ”hay que distinguir entre el estallido social y los hechos ocurridos posteriormente”. “El cambio constitucional y el ‘Apruebo’, que yo mismo estuve por eso, fue producto de la parte positiva y masiva del estallido social que reflejó un sentimiento, y ese sentimiento es que la clase media con esfuerzo salió adelante, salió de la pobreza, lograron ingresar a sus hijos a la universidad”, dijo, agregando que “una cosa muy distinta es la violencia, el estallido de violencia que acompañó a todo lo otro y eso tenemos que condenarlo absolutamente”.

Además, arremetió contra el candidato a La Moneda del Partido Comunista (PC), Daniel Jadue. “Si tú quieres alguna diferencia, obviamente hay candidatos presidenciales, como por ejemplo el propio Daniel Jadue (PC), que están en esto en el lado de los que saquearon, pusieron bombas, quemaron la iglesia y ponen como condición para conversar que esas personas sean liberadas, pero esas personas no pueden ser liberadas. No esas personas no pueden ser liberadas”, indicó Lavín.

Más tarde, Jadue le respondería: “Quizás el candidato de la derecha no logra entender la magnitud de la prisión política, porque él representa a ese sector de la población privilegiada que no va a la cárcel aunque asesine, robe o se coluda. De eso está cansado el pueblo”, declaró en su cuenta de Twitter.

En diciembre del año pasado, el Presidente Sebastián Piñera había rechazado un indulto general para detenidos en el estallido social, afirmando que “atenta contra el orden público, la seguridad ciudadana, la democracia y el Estado de derecho” y adelantando, además que, de ser necesario, el gobierno vetará la iniciativa.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El animal habría nadado más de 160 kilómetros alejándose de su hábitat en el mar Ártico. Por el momento, las autoridades estudian si deberían devolverla al mar o mantenerla en un tanque de agua hasta que se recupere.