Congreso aprueba proyecto de matrimonio igualitario: iniciativa es despachada para convertirse en ley de la República

Foto referencial.

El informe de la Comisión Mixta fue aprobado tanto por el Senado -con 21 votos a favor, 8 en contra y 3 abstenciones- como por la Cámara de Diputados -con 82 votos a favor, 20 en contra y 2 abstenciones-. De esta forma el matrimonio igualitario será ley en Chile luego de cuatro años de tramitación.




Esta mañana el Senado revisó y aprobó el informe de la Comisión Mixta sobre el proyecto de matrimonio igualitario con 21 votos a favor, 8 en contra y 3 abstenciones.

En concreto, las abstenciones corresponden a los senadores de la UDI Claudio Alvarado, Alejandro García-Huidobro y David Sandoval.

La discusión en la Cámara Alta se da una jornada después de que la iniciativa fuera despachada por la Comisión Mixta, instancia donde se resolvieron algunas disposiciones incorporadas en la sesión del pasado 23 de noviembre en la Cámara de Diputados -donde el proyecto fue aprobado- las cuales también fueron analizadas el 30 de noviembre en la Comisión de Constitución del Senado.

Dentro de los puntos que fueron discutidos ayer por la Comisión Mixta se encuentra la eliminación de la norma que indicaba que “la filiación de los hijos nunca podrá determinarse por más de 2 personas”. Por lo tanto, se abre la puerta para que existan tres o cuatro padres o madres.

En una línea similar, dentro del artículo sobre las técnicas de reproducción asistida, se rechazó la norma que incorporaba la posibilidad del vientre de alquiler. Esta técnica no está permitida en el país y fue el mismo Ejecutivo el que sugirió su eliminación.

En la misma instancia se aprobó que “la filiación del hijo que nazca por la aplicación de técnicas de reproducción humana asistida quedará determinada respecto de las dos personas que se hayan sometido a ellas”.

Respecto al régimen de cuidados de niños y niñas, se garantizó la no discriminación en el cuidado de hijos o hijas por temas relativos, entre otras cosas, a la orientación sexual, identidad o expresión de género, filiación o apariencia personal. En paralelo, se decidió reemplazar el concepto de “padres” por “progenitores”.

Y, asimismo, se avanzó en “homologar” los derechos de madres y padres trabajadores al gestante y la pareja.

Si bien la discusión y votación del proyecto estaba en el tercer punto de la tabla de la orden del día del Senado -después de neuroderechos y la prórroga del Estado de Excepción- el hemiciclo decidió adelantar la votación y dejarla en segundo punto para que, de esa forma, se alcanzara a votar en la Cámara de Diputados.

Logrando el cometido y tras la aprobación en el Senado, el informe del proyecto fue votado pasadas las 13:00 horas -sin discusión- por la Cámara Baja, lugar donde fue aprobado con 82 votos a favor, 20 en contra y 2 abstenciones de la diputada María José Hoffmann (UDI) y Celso Morales (UDI).

De esta forma, el proyecto que modifica distintos cuerpos legales para regular -en igualdad de condiciones- el matrimonio de parejas del mismo sexo, el cual fue ingresado al Congreso el 5 de septiembre del 2017 durante el segundo gobierno de la expresidenta Michelle Bachelet y que el Presidente Sebastián Piñera le otorgó urgencia en su última cuenta pública de este año, será despachado para convertirse en ley de la República después de cuatro años de discusión.

Tras la aprobación del proyecto la subsecretaria de Derechos Humanos, Lorena Recabarren, celebró la votación. “Desde el Ejecutivo celebramos este día que es absolutamente histórico en que ha aprobado el reconocimiento de la dignidad, se ha cristalizado el principio de la igualdad y no discriminación, se ha cristalizado una lucha social”.

El vocero de gobierno, Jaime Bellolio, señaló que “hoy día es un día alegre para Chile porque, como ya se sabe, el amor es amor, las personas somos iguales y al ser iguales tenemos los mismos derechos. Al mismo tiempo nosotros como gobierno creemos en la protección de los niños, niñas y adolescentes. Creemos en la familia, creemos en la institución del matrimonio y esta es una manera en la cual se protege a esas familias y sus distintas expresiones, y que nunca sea la orientación sexual o la identificación de una persona una forma en la cual otros lo ocupen para discriminar”.

En ese sentido agregó “avanzamos para todos los chilenos y chilenas porque avanzamos en el reconocimiento, en el respeto, en abrazar las diferencias, en abrazar la diversidad de distintas opiniones y distintas identidades. De eso se trata, de avanzar hacia un país más justo, más respetuoso, más tolerante y con mayor dignidad”.

La ministra de Desarrollo Social y Familia, Karla Rubilar, también se refirió a la aprobación de la iniciativa. “Miles de familias van a tener la igualdad plena de derechos que correspondía a un Estado laico (...) el Estado nunca debe renunciar a la protección de las familias, y cuando hablamos de familias hablamos de todos los tipos de familias (...) Este es un día histórico en el cual el presidente Piñera se comprometió con convicción y creemos que es un avance que nos enorgullece a todos”.

Desde las organizaciones sociales Isabel Amor, de Iguales, dijo que “es un proyecto que nos enorgullece muchísimo, es un proyecto que hemos añorado por años y es un proyecto que hoy, aquí mismo fuera del Congreso, están esperando un montón de familias, de niños, niñas y adolescentes para poder celebrar que van a enfrentarse como familia en igualdad de dignidad y de derecho”.

Rolando Jiménez, de Movilh expresó: “Hoy día el sentido común mayoritario habla de aceptación de diversidad, y en eso las instituciones están a la deuda, por lo tanto en conjunto con celebrar el matrimonio igualitario como un hito fundamental en nuestra historia, también planteo el desafío de que en la nueva Constitución tenemos que expresar claramente su sesgo de no discriminación y tiene que consagrarse la no discriminación”.

Por su parte, el candidato presidencial del Frente Social Cristiano, José Antonio Kast apuntó: “Para nosotros el matrimonio es entre un hombre y una mujer. El Parlamento ha tomado una decisión, una decisión que es mayoritaria, eso no va a hacer que nosotros cambiemos nuestras convicciones, pero como somos personas demócratas, y ellos lo han manifestado aquí en este documento, no hay una imposición. Lo que queremos es recuperar la dignidad para Chile y todos somos chilenos”.

El abanderado de Apruebo Dignidad, Gabriel Boric, pasadas las 17:00 horas publicó en su cuenta de Twitter que “a pesar de la resistencia de quienes no creen en la libertad, se reafirma que el amor es amor. En este día histórico le digo a las diversidades y disidencias que en nuestro gobierno estarán seguras y tendrán pleno reconocimiento de sus derechos”.

Debate en Sala del Senado

El senador Pedro Araya (DC), fue el primero en tomar uso de la palabra para leer el informe de la comisión Mixta y detallar las indicaciones votadas en dicha instancia (las cuales fueron precisadas anteriormente) y finalizó señalando que “la Comisión Mixta propone aprobar el texto de forma tal que el proyecto de matrimonio igualitario pueda transformarse en ley”.

La excandidata presidencial de Nuevo Pacto Social y senadora por Atacama, Yasna Provoste (DC) fue la segunda en hablar y manifestar su voto a favor del proyecto. “Esta es la hora de la igualdad y del matrimonio entre iguales en dignidad y derechos. Aunque esta Constitución no explicita derechos universales como el derecho a contraer matrimonio, no significa que ellos no existan. Deberíamos asumir con convicción que cuando se reconoce el derecho a contraer matrimonio y a fundar una familia este reconocimiento vale para todas las personas sin distinción de sexo”.

La senadora Isabel Allende (PS) también argumentó su postura a favor. “Estamos llegando a un día en que podemos decir que seremos mejor como sociedad y como personas humanas. Por fin dejaremos atrás prejuicios, discriminaciones, agresiones que realmente nos avergüenzan. Por fin vamos a reconocer que existen diversos tipos de familias, que existen diversas opciones sexuales, que ser humano tiene esa capacidad de poder elegir, y debiera ser, garantizarle que pueda elegir libremente sin temores”, sostuvo.

El parlamentario por el Maule, Rodrigo Galilea (RN) señaló que “los seres humanos siempre tendemos a ser discriminadores, los grupos mayoritarios buscamos consciente o inconscientemente imponer puntos de vista. Lo que sea minoritario no es necesariamente ni malo ni sospechoso (...) Creo que se nos impone votar a favor básicamente porque nos hará claramente más empáticos, más respetuosos entre nosotros mismos y nos va a hacer más pacíficos en la convivencia que tenemos entre hombres y mujeres, seamos heterosexuales u homosexuales. Vivir en paz es una demanda que nuestro país nos exige día a día”, y expresó su voto a favor.

Por otra parte, la senadora por Tarapacá, Luz Ebensperger (UDI) mantuvo su postura en contra del proyecto. “Se están confrontando dos derechos que no se han podido compatibilizar en este proyecto de ley. Por un lado el derecho de estas personas de querer contraer matrimonio y por el otro lado está que en todo lo que se regule se respete el interés superior de los niños, y vemos cómo en este proyecto se ha legislado priorizando reiterada y abiertamente en favor del derecho de estas personas a contraer matrimonio por sobre el interés de los niños”, indicó.

En el contexto actual la discusión del proyecto tiene un fin, a mi juicio, simplemente electoral. Faltando días para la segunda vuelta, la izquierda intenta instalar discusiones funcionales a la candidatura funcional de Boric. Lo cierto es que legislar en esta materia está lejos de ser una prioridad para las personas, hoy los temas que importan a la ciudadanía son otros y resulta lamentable que el Ejecutivo mantenga el proyecto con urgencia”, argumentó el senador por Arica y Parinacota, José Durana (UDI).

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.