Las razones que llevaron al Senado a postergar la aprobación del matrimonio igualitario

La Comisión de Constitución propuso rechazar algunas disposiciones secundarias incorporadas por la Cámara, por lo que la iniciativa fue destinada a una instancia mixta de diputados y senadores para una última corrección. La meta es que el próximo martes el proyecto sea despachado a ley.




Pese a que las organizaciones de liberación homosexual tenían previsto festejar este martes la aprobación del matrimonio igualitario por parte del Congreso, la iniciativa sufrió un revés, que obligará a hacer algunas correcciones al texto legal antes de ser despachada a ley.

Este martes en la mañana sesionó la Comisión de Constitución -de la que participan los senadores Pedro Araya (Ind. PPD), Luz Ebensperger (UDI), Alfonso de Urresti (PS), Rodrigo Galilea (RN) y Francisco Huenchumilla (DC)-, con el objeto de analizar los últimos cambios que había introducido la Cámara.

Aunque la norma que permite a dos personas del mismo sexo contraer matrimonio ya no está en riesgo y ya está aprobada por ambas ramas del Poder Legislativo, hubo cerca de cuatro modificaciones secundarias, realizadas por los diputados, que generaron ruido entre los senadores, quienes finalmente acordaron en la sala enviar el texto a una comisión mixta para hacer las últimas correcciones.

Uno de los temas es el artículo, aprobado en el Senado, que limitaba a dos los progenitores, independiente de su sexo. Esa norma, sin embargo, fue rechazada por la Cámara, lo que interpretativamente abría la puerta a la existencia de tres o cuatro padres o madres.

La senadora Ebensperger dijo que si se quería legislar en serio era imposible que la Comisión de Constitución despachara en una sesión las cerca de 50 modificaciones que hizo la Cámara y puso en cuestión particularmente el tema de la cantidad de progenitores. “En la norma se dice ahora que puede haber más de dos progenitores. Ahora se podría decir que hay cuatro padres, no sé”, dijo la parlamentaria gremialista, cuyas observaciones encontraron eco en las otras bancadas.

“El Senado había aprobado que una persona solo podía tener dos progenitores, independiente de su sexo, para evitar que hubiera ficciones legales con más de dos padres o dos madres, pero la Cámara eliminó esa norma y abre la puerta para que una persona pueda tener tres madres o tres padres, lo que genera una serie de problemas”, dijo el senador Araya, quien preside la Comisión de Constitución.

El tema de la cantidad de progenitores generaba distorsiones en otros cuerpos legales, como beneficios laborales, asociados a la maternidad o paternidad, o incluso en materia de obligaciones y derechos de los padres respecto de sus hijos.

Otro de los cambios que rechazaron los senadores de la comisión, cuya postura fue respaldada por la sala, se refería a la norma incorporada por los diputados que abría la posibilidad del “vientre de alquiler”, en circunstancias que es una técnica que no está permitida en Chile. “La filiación del hijo que nazca por la aplicación de técnicas de reproducción humana asistida quedará determinada respecto de las dos personas que se hayan sometido a ellas”, dice el texto aprobado por la Cámara, que fue rechazada en forma unánime por la comisión y luego por la sala.

Otra modificación que no agradó al Senado fue una disposición que alteraba la regulación en materia de identidad de género. Hoy existen dos hipótesis en las que se requiere la consideración de un tribunal para el cambio registral: en caso de menores de edad y de personas casadas. Según la norma cursada en la Cámara, un casado podría cambiar de sexo ante el Registro Civil sin el trámite judicial ni aviso a su cónyuge.

Debido a estos reparos, la moción que modifica diversos cuerpos legales para regular, en igualdad de condiciones, el matrimonio de parejas del mismo sexo, y que desde mayo de este año cuenta con suma urgencia ingresada por el Ejecutivo, no fue despacha a ley como se esperaba.

El proyecto figuraba en la tabla para su deliberación en el Senado en tercer trámite constitucional, quedando solo a un paso de ser despachada para su promulgación.

Sin embargo, para tratar de corregir los últimos nudos, Araya anunció que convocaría el próximo lunes a la comisión mixta, que estará integrada por senadores y diputados, con el fin de resolver las discrepancias

Con ello, esperan que el proyecto de matrimonio igualitario se vote en la sala del Senado el 7 de diciembre y, ese mismo día, se discuta en la Cámara de Diputados para que sea despachado a ley.

En tanto, a la comisión asistieron en representación del Ejecutivo la ministra de Desarrollo Social y Familia, Karla Rubilar, y la subsecretaria de Derechos Humanos, Lorena Recabarren, quienes a la salida lamentaron el revés de la iniciativa.

“La voluntad del Ejecutivo era despachar este proyecto con premura. Entendemos las prerrogativas de la comisión en su autonomía. La subsecretaria Recabarren tenía toda la disposición para aclarar punto por punto, y para nosotros es muy relevante manifestar que es un imperativo poder avanzar y sacarlo a la brevedad (...). Creíamos que podíamos dar respuestas a las inquietudes en esta comisión respecto de lo aprobado en Cámara”, dijo Rubilar.

Desde el Movilh calificaron la situación como “lamentable”, ya que esperaban que el proyecto fuera despachado el martes. “Comisión de Constitución del Senado manda a comisión mixta diversos artículos de ley de matrimonio igualitario, con votos de todos sus integrantes, incluidos los de De Urresti, Araya y Huenchumilla. El gobierno y los movimientos LGBTIQ+ estábamos por votar hoy”, escribió la organización a través de Twitter.

Por su parte, desde Fundación Iguales manifestaron: “Es inaceptable que aún no se comprenda la urgencia e importancia que tiene este proyecto para las cientos de familias diversas de nuestro país. Hemos esperado cuatro años esta ley y todavía no se empatiza ni se escucha el gran apoyo que tiene el matrimonio igualitario en Chile. De igual forma, seguiremos luchando para que todas las familias sean reconocidas ante el Estado”, dijo Isabel Amor, directora ejecutiva.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Investigadores crearon un parche que se adhiere a la piel y que está compuesto por una bacteria que produce energía a partir de la evaporación del sudor, pudiendo obtener más de 18 horas de electricidad continua.