Los ripios que enfrenta el Ejecutivo para lograr extender el estado de excepción: UDI ratifica rechazo y oposición espera que gobierno comparezca ante el Senado

Mario Tellez / La Tercera

Tras una reunión con el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, el timonel gremialista, Javier Macaya, aseguró que si el estado de excepción "se mantiene como está (...) no lo vamos a aprobar". El gobierno ha hecho gestiones con el partido y en la modificación del Plan Paso a Paso se recogerían propuestas del gremialismo. También habría cambios al toque de queda. Tras el ingreso del proyecto, de hecho, el subsecretario de la Segpres, Máximo Pavez, destacó que la situación sanitaria no es la misma de hace un año y que "estamos en condiciones de poder en los próximos días proponer algunas alternativas que vayan flexibilizando algunas medidas".




A una semana de que venza, el 30 de junio, la aprobación que realizó el pasado 10 de marzo el Congreso para que el gobierno extendiera el Estado de Excepción Constitucional de Catástrofe -en el marco de la pandemia-, el gobierno ingresó este miércoles al Parlamento una segunda petición para prolongar la medida, por un período de 90 días.

Una discusión que el Ejecutivo enfrenta en circunstancias diferentes a las que vieron la aprobación de las cámaras en marzo de este año, ya que desde su misma coalición han surgido amenazas de rechazo a la prolongación del estado de excepción.

Principalmente desde la UDI, que tanto el pasado jueves 10 de junio, luego que las autoridades sanitarias anunciaran que toda la Región Metropolitana retrocedería a Fase 1 (Cuarentena), como este miércoles, se mostró en contra de la medida, llamando a revaluar las cuarentenas y manifestando directamente que los votos de su partido serían en contra de la propuesta del gobierno.

Tras una reunión que sostuvieron durante la mañana el presidente de la UDI, Javier Macaya, y la secretaria general del partido, María José Hoffmann, con el ministro del Interior, Rodrigo Delgado; el timonel dijo que mantuvieron “una postura de que, para nosotros, el estado de excepción como se está llevando hasta el día de hoy con cuarentenas rígidas, sin libre movilidad para los vacunados, sin medidas especiales para las pymes, especialmente del rubro gastronómico no lo vamos a aceptar, nosotros lo vamos a rechazar”.

“La rigidez con que se están implementando hoy los toques de queda, las cuarentenas, no resiste mayor análisis. Desde la UDI hemos pedido modificar y flexibilizar estas medidas. (Si el estado de excepción) se mantiene tal y como está hasta el día de hoy, nosotros no lo vamos a aprobar, si se modifica en la línea de lo que nosotros estamos pidiendo, esperamos que así pueda ser, estamos dispuestos a aprobarlo”, afirmó Mayaca.

Aludiendo a posibles modificaciones en el Plan Paso a Paso (que determina en qué fase está una comuna, incluyendo las cuarentenas) añadió que “estamos conversando con el ministro del Interior sobre qué alternativas se pueden dar sobre todo para la movilidad de los vacunados. Entiendo que ellos en este momento están en una conversación con las distintas autoridades del ministerio de Salud para tomar una definición al respecto y esperamos tener buenas noticias”.

En el Ejecutivo aseguran que en los próximos días el ministro de Salud, Enrique Paris, anunciará modificaciones al plan, flexibilizando algunas medidas y recogiendo propuestas del gremialismo, lo que busca también descomprimir la tensión con la UDI sobre la materia y prevenir la eventualidad de un rechazo en el Parlamento. Sobre las variaciones que anunciará el Minsal, éstas incluirían, por ejemplo, cambios en el toque de queda, cuestionado por diversos sectores. Entre las alternativas que se exploran están que se aplique en algunas comunas con índices críticos de contagios de coronavirus, o definiendo horarios más acotados a los de la actualidad (de 22 horas a 5 am).

El propio subsecretario de la Segpres, Máximo Pavez -quien confirmó el ingreso del proyecto- habló durante la tarde de cambios a las medidas restrictivas al asegurar que “el Ejecutivo está revisando la profundidad y la entidad de las medidas sanitarias, donde el Ejecutivo entiende que ésta no es la misma situación que hace un año atrás, donde tenemos un esquema de vacunación mucho más robusto que ha ido avanzando y que, por lo tanto, estamos en condiciones de poder en los próximos días proponer algunas alternativas que vayan flexibilizando algunas medidas, conversando políticamente algunas de ellas (…) y donde esperamos que el Congreso Nacional entienda la importancia que significa para el manejo de la pandemia el poder contar con esta herramienta”.

Delgado, por su parte, sostuvo que “si nos aprueban la extensión, tendremos que sentarnos a conversar cuáles son esas consideraciones. El llamado es que, tal como el gobierno está dispuesto a escuchar a los partidos y necesidades de la gente, los partidos deben entender que el gobierno debe cuidar la salud de las personas, y hay que lograr los equilibrios necesarios”. Agregó, fue enfático en afirmar que “por un carril va el estado de excepción constitucional, que eso es binario, es o se aprueba o no se aprueba, y otra cosa son las medidas administrativas ligadas al Paso a Paso, que en los próximos días van a ser anunciadas por el ministro de Salud” y que “no se puede aprobar un estado de excepción constitucional con requisitos”.

El Ejecutivo, que durante los últimos días ha buscado relevar la importancia del estado de excepción por las herramientas que entrega para el manejo de la pandemia, envió además a parlamentarios del Chile Vamos una minuta donde detalla el “conjunto de medidas de índole sanitaria, económicas, y sociales” que están “aparejadas a la vigencia” del estado. Entre ellas, según se leen en el texto: “restricciones a la movilidad: toque de queda, cierre de fronteras, parques nacionales, cines, centros comerciales; cordones sanitarios, cuarentenas comunales, aduanas sanitarias”.

El apoyo de la UDI en sala en clave para la aspiración del Ejecutivo. Para la aprobación del proyecto se requiere de mayoría simple de los presentes (es decir, el apoyo 79 diputados), y Chile Vamos tiene en sus filas 72 escaños; 26 de ellos del gremialismo.

Presión UDI

En medio de los contactos del gobierno con la UDI, diversas figuras del partido habían salido a reforzar la presión sobre el Ejecutivo.

“Se ha hecho una práctica habitual que nos enteremos por la prensa cuando el gobierno va enviar al Congreso un proyecto de ley. La ampliación del estado de excepción es una de ellas. El gobierno no ha conversado con su propia coalición en el momento oportuno”, dijo el senador Iván Moreira.

Por su parte, el diputado y subjefe de la bancada gremialista, Gustavo Sanhueza, llamó a “recuperar la libertad para los chilenos y chilenas”. “Hay que generar un círculo virtuoso, donde las personas que han sido responsables, puedan desplazarse libremente, donde los pequeños comerciantes puedan abrir sus negocios cuando el personal que trabaja ahí también tenga sus dos dosis de vacunas (...) Las cuarentenas ya cumplieron un ciclo. Hemos visto que no es factible seguir en cuarentena, porque no están cumpliendo el objetivo que perseguían”, afirmó.

Con la persistencia de la crisis sanitaria como matiz, la senadora UDI Jacqueline Van Rysselberghe, manifestó, por su parte: “le pedimos al gobierno que modifique el plan Paso a Paso, creemos que ya las cuarentenas y el toque de queda no tienen ningún sentido. (...) Si quiere que aprobemos esta renovación, entonces que nos muestre cómo va modificar el plan paso a paso. En esto, no queremos dar una carta en blanco”.

Las condiciones de la oposición

La coalición opositora, por su parte, ha manifestado una posición diferente en esta materia. Si bien el martes la presidenta del Senado, Yasna Provoste, dijo desconocer cuál es la postura mayoritaria de la oposición, declaró que su postura personal era que “manteniéndose esta situación sanitaria como está, yo al menos no voy a tener dificultad para apoyar esta iniciativa”.

Una declaración que complementó este miércoles desde Valparaíso, momento en el que desclasificó que ha habido conversaciones al interior de la oposición. “Esto fue una larga discusión donde recogimos distintas opiniones, y hay un denominador común: para todos los senadores y senadoras es importante que antes de discutir respecto al estado de excepción, el gobierno tiene que comparecer en el Senado con el ministro de Interior y de Salud”.

Según explicó la senadora, el Ejecutivo debe “dar cuenta de lo que se ha hecho y lo que se quiere hacer con esta prórroga. Solo a partir de eso vamos a tomar una decisión como oposición”.

El estado de Catástrofe, que puede ser declarado por el Ejecutivo en situaciones de calamidad pública como terremotos, avalanchas y epidemias, lo faculta para, entre otras medidas, restringir las libertades de locomoción y reunión y adoptar las medidas extraordinarias de carácter administrativo necesarias para el restablecimiento de la normalidad.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.