Plebiscito: directiva DC rechaza demanda de expresidentes de dar libertad de acción

Mario Téllez / La Tercera

Mediante una carta Felipe Delpin y su directiva hicieron un llamado a "superar la irrelevancia" del partido. "Los invitamos a combatir el miedo a debatir, el temor paralizante a disentir. Los convoco a apoyar el proceso reflexivo, honesto, desapasionado e informado que esperamos desarrolle nuestra Junta Nacional como órgano máximo de representación, este 6 de julio, para determinar qué camino institucional tomar de cara al plebiscito de salida”.




Una carta abierta a la militancia del partido fue la forma en que la directiva de la Democracia Cristiana salió a responder a la demanda de nueve extimoneles de la tienda para que se otorgara libertad de acción de cara al plebiscito por una nueva Constitución del 4 de septiembre próximo.

La solicitud elevada por el expresidente de la República, Eduardo Frei, además de Carolina Goic, Enrique Krauss, Alejandro Foxley, Ricardo Hormazábal, Fuad Chahin, Juan Carlos Latorre, Ignacio Walker y Andrés Zaldívar, buscaba que no se obligara a sus militantes a apoyar la opción que como partido se defina en su próxima Junta Nacional del 6 de julio.

“Conscientes de los errores cometidos y convencidos de que nuestro partido tiene mucho que aportar en el presente y futuro, venimos en solicitar a usted y a todos los integrantes de los órganos de decisión partidaria, se acuerde libertad de acción de los militantes”, indicaron los expresidentes en su misiva.

Y agregaron: “La libertad de acción nos evitará mayores problemas y nos permitirá resolver nuestras diferencias antes de tres años, cuando el pueblo chileno juzgará en elecciones la conducta de actores políticos en tiempos tan duros y complejos”.

La respuesta de la directiva de la DC no se hizo esperar y llegó a menos de 24 horas de que se hiciera la petición por parte de los extimoneles.

“Hoy el partido ha llegado a una encrucijada histórica respecto de si aprobar o rechazar la nueva constitución que se propone. Pero la encrucijada más importante que enfrentamos sin lugar a dudas es cómo salir de la irrelevancia política en la que hemos caído en los últimos años”, comienza la carta firmada por Felipe Delpin, la secretaria general Cecilia Valdes y las cinco vicepresidencias, incluida la excandidata presidencial del partido, Yasna Provoste.

En el documento se dio pasó a un análisis de los resultados electorales obtenidos por la DC, en donde se ha reflejado una baja en el apoyo ciudadano a la tienda. Y que ha llevado a que la falange sea “un partido que a medida que se modifican las circunstancias históricas, no ha sabido vincular adecuadamente los principios con los hechos, y cuidar que la dimensión práctica o política sea congruente con los principios doctrinarios, deduciendo de ello orientaciones políticas ajustadas a la realidad histórica que vivimos. Especialmente en un contexto post estallido y de absoluta desconexión de las personas con la política y sus instituciones”.

“En esa línea, la evidencia propia nos indica que, si no somos capaces de cambiar dicha dinámica y tomar definiciones importantes frente a la ciudadanía, seguiremos perpetuando el camino de la irrelevancia”, agregaron.

En ese sentido la directiva DC invitó a “nuestros camaradas, en esta hora definitiva, a imitar el ejemplo de nuestros padres fundadores, creer en su partido antes que la realidad histórica nos supere, alentar la democracia interna establecida y desafiar el status quo largamente imperante. Porque como relevara Eduardo Frei Montalva en 1980 en su discurso del Estadio Caupolicán, cuando llamara a desafiar la Constitución de Pinochet y convocar a una Asamblea Constituyente, ‘sabemos que un retorno a la democracia significa riesgos e incertidumbres que son inevitables en todas las naciones y regímenes. Pero la continuidad del actual sistema, tarde o temprano, llevará al país a una situación realmente caótica’”.

“En ese sentido, los invitamos a combatir el miedo a debatir, el temor paralizante a disentir. Los convoco a apoyar el proceso reflexivo, honesto, desapasionado e informado que esperamos desarrolle nuestra Junta Nacional como órgano máximo de representación, este 6 de julio, para determinar qué camino institucional tomar de cara al plebiscito de salida”, complementaron.

Y continuaron: “Porque no hay nadie más grande que el partido, confiamos, este será el primer paso en la ruta hacia una reconstrucción identitaria de nuestra querida Democracia Cristiana”.

“Una reconstrucción no sólo de las ideas, programa y elencos para enfrentar los grandes desafíos del siglo XXI. Pero sobre todo una refundación del partido, que lo encause y resitúe en un actuar basado en la ética de la convicción, la valentía y el sentido de oportunidad para defender aquellos principios fundantes de nuestro partido. Esto es, la defensa de los derechos de la persona; la promoción del bien común; la comunidad como ámbito solidario de personas; el Estado social y democrático de derecho; el fortalecimiento de la sociedad civil y el sentido de una economía humana. Principios que elevan la política del bien común y la defensa de los más postergados, antes que la política del personalismo, el populismo, el conformismo y la intrascendencia”, agregan en la misiva.

El documento cierra con un llamado a los camaradas de la falange “a la tranquilidad, la templanza, a actuar con reflexividad, generosidad y sobre todo convicción. Nuestro partido y el país demandan y esperan una Democracia Cristiana, clara, decidida, que actúe a la altura de los desafíos que exige este importante momento histórico”.

Lee más en La Tercera

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Investigadores descubrieron que este elemento químico afecta el lóbulo occipital del insecto, impidiendo que puedan mantener una trayectoria recta y actuar de forma rápida ante los cambios en su entorno.