Simulación de Auth: diferencia en número de constituyentes electos no es “relevante” si pactos van en una o dos listas

El exdiputado concluye además que "en ningún caso un sector político podrá conseguir por sí solo los tres quintos exigidos para aprobar el texto constitucional sin acuerdo de al menos un contingente de su contraparte política".


El exdiputado Pepe Auth realizó una segunda simulación electoral respecto de lo que será la próxima elección del 7 de mayo para escoger a los 50 consejeros que formarán parte del futuro Consejo Constitucional, el órgano redactor que escribirá una propuesta de nueva Constitución.

A diferencia del análisis anterior, esta vez Auth consideró una simulación bajo los siguientes supuestos: dos listas principales en la oposición -Chile Vamos y Republicanos- y dos en el oficialismo -Apruebo Dignidad y Socialismo Democrático “en alianza con la DC y parte de su diáspora”-; en tanto, el Partido de la Gente fue considerado como si presentara lista propia.

Con esas consideraciones, Auth comienza a calcular cómo le irá a cada pacto haciendo un barrido región por región. En Arica y Parinacota, el exparlamentario calcula que la lista de centroizquierda elegiría un escaño y el otro muy probablemente iría a Chile Vamos, “salvo que Republicanos consiga un elenco mucho más atractivo”.

En Tarapacá la simulación muestra lo siguiente: “Chile Vamos elegiría un escaño y el segundo lo disputarán la centroizquierda con la izquierda, con favoritismo para la primera”.

Luego en la región de Antofagasta, el reporte de Auth consigna que “la distribución más probable en esta región es que el FA, los regionalistas y el PC elija uno, la lista de Chile Vamos otro y el tercero la centroizquierda”.

Siguiendo desde el norte hacia el sur, en Atacama Auth vaticina que “la lista más votada debiera ser la que cuenta con la presencia del PS y la DC, que elegiría un escaño, el FA, PC, regionalistas y Chile Vamos disputarían intensamente el segundo”.

En Coquimbo, se lee en el documento, “lo previsible en esta región es que el PC y FA elija uno, Chile Vamos otro y la Centroizquierda el tercero”. Por su parte, en la región de Valparaíso el exdiputado cree que “lo más probable es que las cuatro primeras listas -izquierda, Chile Vamos, centroizquierda y republicanos- elijan un representante cada una y el quinto lo disputen la lista de izquierda con la de Chile Vamos”.

Pepe Auth
Pepe Auth

Al llegar a la región de O’Higgins, el reporte del exrepresentante de la Cámara concluye que “la centroizquierda elige un representante, Chile Vamos otro y la lista de Izquierda el tercero”. En esa misma línea, en el Maule “Chile Vamos elige dos escaños y disputa el tercero de la derecha con Republicanos, mientras que la centroizquierda elige uno y el quinto escaño lo pelean todos, aunque podría ir a la lista de izquierda si supera el 14% de los votos”.

Respecto de Ñuble, Auth calcula que “Chile Vamos tiene asegurado un escaño y pelea por el segundo con la lista de centroizquierda”. Mientras que en Biobío, “Chile Vamos y la centroizquierda deberían elegir un representante cada uno y el tercero lo disputarán la lista de izquierda y los Republicanos”.

En La Araucanía -una zona que es considerada como un bastión para la derecha-, “Chile Vamos elige dos representantes y Republicanos uno, disputándose ambos un escaño adicional. La lista de centroizquierda elegiría uno”.

Para la región de Los Ríos, el exdiputado proyecta que “las tres primeras listas debieran ser la de Chile Vamos, la centroizquierda y la del FA-PC, eligiendo un representante cada una”. Mientras, en Los Lagos “la centroizquierda y Chile Vamos eligen uno cada uno y el tercero puede ser para cualquiera de estas dos listas, Republicanos o FA-PC”.

Llegando a la zona austral, el exparlamentario simula que en Aysén “Chile Vamos debiera elegir uno y la lista de centroizquierda el segundo” y en Magallanes el reporte consigna que “si no hubiera participación de los Bianchi, Chile Vamos elegiría uno y el segundo lo disputarían intensamente el FA-PC con la lista de centroizquierda”.

Finalmente, en la Región Metropolitana el análisis plantea lo siguiente: “Las cuatro primeras listas debieran elegir un representante: Chile Vamos, FA-PC, Republicanos y centroizquierda, disputándose el quinto escaño entre Chile Vamos y la lista de izquierda”.

De esta manera la distribución total quedaría según lo muestra la siguiente tabla:

PactoTotal escaños
Chile Vamos18 a 21
Republicanos6 a 8
Centroizquierda14 a 16
FA - PC - Regionalistas8 a 10

Nadie se queda con los 3/5

Luego de toda esta distribución, Auth -quien es conocido por hacer este tipo de cálculos electorales- concluye que la cantidad de candidatos escogidos por los principales conglomerados no variaría significativamente si es que estos van en una o dos listas. “La diferencia en el número de electos por sector político no es particularmente relevante respecto del escenario de dos listas, una del oficialismo y otra de la oposición”, asevera.

Para profundizar en esa idea, hace referencia a la posibilidad de que algún sector político pueda conseguir los 3/5, que es el quórum necesario para aprobar normas en el futuro Consejo Constitucional. “En ningún caso un sector político -ni el oficialismo ni la oposición- podrá conseguir por sí solo los tres quintos exigidos para aprobar el texto constitucional sin acuerdo de al menos un contingente de su contraparte política”, afirma el exdiputado del PPD.

La simulación de Auth llega justo cuando los partidos están en intensas negociaciones para armar sus listas de candidatos. En el oficialismo hay un arduo debate en el Socialismo Democrático para resolver si compiten solos con la DC o si optan por ir en una lista única con Apruebo Dignidad.

En ese tira y afloja, el PPD ya decidió que no irá junto con el Frente Amplio y el PC. Por su parte el PS tiene una dura pelea interna entre quienes quieren mantener el domicilio en la centroziquierda o cruzar el río e irse con Apruebo Dignidad.

Desde el punto de vista electoral, mi hipótesis es que en caso de que el gobierno tenga éxito en forzar la presentación de una sola lista, el beneficio que produce la concentración de votos se vería neutralizado o derechamente anulado por la disminución de votación que produciría convertir la elección en un plebiscito a la gestión del gobierno, competir con menos del 25% del total de candidaturas y ahuyentar a una parte de los electores tanto de izquierda como de centro por razones exactamente opuestas pero complementarias en su resultado”, añade Auth.

Toda la simulación de Auth está amarrada a los candidatos que logren inscribir los partidos. “En la elección de consejeros, en cambio, como se eligen dos o o tres en 12 de las 16 regiones, la trayectoria, reconocimiento y performance de campaña de cada candidatura puede hacer la diferencia, así como la calidad y variedad de los elencos de cada una de las listas”, plantea el documento.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Poner en práctica un ritmo pausado a la hora de comer, ayuda al cerebro a asimilar la ingesta de alimento y calmar el apetito.