UDI pone en duda el plazo de noviembre y tensiona el acuerdo por la nueva Constitución en su recta final

Mientras el oficialismo y La Moneda buscan apurar la negociación constituyente para cerrarla esta semana, el timonel del gremialismo, Javier Macaya, aseguró que no firmará nada que se asemeje a la fracasada experiencia de la Convención. La oposición está afinando la posibilidad de llegar a la reunión de este martes con más insumos para destrabar el nudo del mecanismo y el sector podría subir su cifra de 50 convencionales si se le entrega más atribuciones a los expertos, en vez de solo limitarlos a un rol no vinculante.


Esta semana iba a ser clave para cerrar el acuerdo por la nueva Constitución. Para todos los partidos que están sentados en la mesa negociadora, noviembre era el plazo fatal para estampar sus firmas en el acuerdo que dará continuidad al proceso constituyente.

Sin embargo, lo que hasta la semana pasada era una certeza, este lunes se transformó en un mar de dudas. Y quien enredó el asunto fue la UDI. El primero que dio la señal fue el diputado -y uno de los principales negociadores del gremialismo- Guillermo Ramírez.

“Los plazos autoimpuestos provienen más bien de la izquierda. El tema del tiempo no nos puede hacer firmar un mal acuerdo. Si finalmente esto dura un poco más, bueno, habrá que esperar más hasta llegar a un buen acuerdo. Nosotros estamos sentados en la mesa de negociación porque queremos que continúe el proceso constituyente, pero siempre en el entendido de que el proceso que firmemos tiene que ser diametralmente distinto a la primera Convención que fracasó y hoy día estamos un poco lejos de eso”, dijo Ramírez en T13 Radio.

Horas después, el propio timonel de la UDI, Javier Macaya, remarcó el punto. “Si apurarse significa hacer las cosas mal y cometer los errores que se cometieron en el proceso anterior, yo prefiero no tomar un acuerdo en noviembre”, comentó.

En esa misma línea, el senador agregó: “Yo no descarto que por el maximalismo de la izquierda y el voluntarismo de repetir exactamente el ejercicio que fracasó el 4 de septiembre pasado se trate de repetir todo igual. Hablar de cien personas no es muy diferente de hablar de 155 en un momento donde las preocupaciones que tenemos en materia de seguridad y economía son superimportantes. Nosotros tenemos un compromiso en esta materia, lo sostenemos, pero hay que hacer las cosas bien. Si te tienes que tomar un poco más de tiempo para hacer las cosas bien, nosotros no lo descartamos”.

La arremetida de la UDI se explica principalmente por la contrapropuesta que hizo el oficialismo y la DC la semana pasada. Cuando la alianza de gobierno les presentó su opción de tener un órgano de 99 personas, en las filas gremialistas se instaló el pesimismo de cerrar el acuerdo en el corto plazo.

Esto, porque consideran que la alternativa no se hace cargo de lo que ellos han insistido que debe ser un intransable: alejarse lo más posible de la fracasada experiencia de la Convención. Como aún en la UDI consideran que están muy lejos de eso, en la directiva plantean que es muy complejo que puedan acercar las posiciones en solo nueve días, que es lo que queda para que termine noviembre.

Además, agregan que el único elemento que apura a cerrar el acuerdo en noviembre es la eventualidad de que en abril se reabra la discusión por un nuevo retiro previsional y que haya elección de convencionales. Esto último, comentan las mismas fuentes, aún no está cerrado y tampoco hay claridad de que haya que hacer comicios para elegir a los futuros redactores. En ese escenario, la presión por cerrar en noviembre perdería fuerza.

La jugada, por ahora, solo está radicada en la UDI. En RN, en tanto, siguen haciendo todos sus esfuerzos por cerrar el asunto en noviembre. “Yo confío en que vamos a ser capaces de poner todo de nuestra parte para llegar a un buen acuerdo en el mes de noviembre. Obviamente nadie quiere un mal acuerdo. ¿Qué es un buen acuerdo? Uno que garantice la presencia de los que saben, es decir los expertos. Uno que tiene bases sólidas que les dé tranquilidad a los chilenos. Uno que tiene legitimidad democrática. Eso es precisamente lo que estamos trabajando y esperamos tener anuncios esta semana”, dijo el secretario general de RN, Diego Schalper.

Independiente de la presión de la UDI, hay otros hechos que ponen en duda que esta semana se firme el acuerdo. A fines de esta semana Macaya, Schalper y el presidente de RN, Francisco Chahuán, se van de viaje a Uruguay para participar de una actividad de la Unión de Partidos Latinoamericanos (UPLA). Además, la presidenta del PS, Paulina Vodanovic, viajará a España para participar de una reunión de la Internacional Socialista.

La preocupación del oficialismo

La mañana de ayer, en tanto, hacia el final del comité político ampliado, los partidos de gobierno se dieron algunos minutos para discutir el estado de las tratativas por un nuevo proceso constitucional.

Sin los ministros y ministras presentes -aseguran fuentes de la alianza de gobierno- se conversó del escenario tensionado y a contra reloj de los diálogos que sostienen con la oposición. Aunque hay matices sobre cuánto ceder -en términos de tamaño del órgano, el gran “nudo” de la negociación- la mayoría coincidió en que un eventual acuerdo debe cerrarse a más tardar a fines de esta semana.

Frente a la arremetida de la UDI, los timoneles oficialistas rechazaron dilatar más las conversaciones. “El tiempo para llegar a acuerdo se acaba, yo creo, esta semana. De lo contrario, podemos estar jugando un rol de boicot por parte de algunos sectores”, planteó Juan Ignacio Latorre (RD).

La jefa del PS, Paulina Vodanovic, recalcó que “nosotros ya hicimos la propuesta y esperamos que Chile Vamos nos conteste cuál es su posición”. Mientras que el líder del PR, Leonardo Cubillos, matizó respecto a sus pares y señaló que “ojalá” sea en noviembre, pero si no, “más vale lento, pero seguro”.

Esa misma celeridad pidió el Presidente Gabriel Boric antes de su regreso a Chile, en su visita a Tailandia, donde llamó a no seguir dilatando los acuerdos. “No esperemos otra crisis para preguntarnos de nuevo cómo lo hacemos. Adelantémonos, anticipémonos”, señaló el Mandatario.

Con todo, y sin atisbos de postergar la cita -hasta el cierre de esta edición-, los partidos deberían encontrarse nuevamente este martes en la sede del legislativo en Valparaíso. En la alianza de gobierno coinciden en que el escenario está tenso y que si siguen aplazando el tema, aumentan las posibilidades de que la mesa se quiebre y fracase el acuerdo.

Durante la tarde de este lunes la derecha estuvo afinando la posibilidad de llegar a esa cita con más insumos para destrabar el nudo de la cantidad de convencionales. Todo dependerá, aseguran en Chile Vamos, de las señales que entregue Socialismo Democrático. Ayer, en un seminario organizado por Idea País, Schalper aseguró que “el acuerdo tiene que ser más al estilo del Socialismo Democrático y no tanto al estilo de Apruebo Dignidad” y agregó que “yo creo que por ahí puede pasar que lleguemos a acuerdo”.

Sus palabras apuntan a que en Socialismo Democrático sí estarían disponibles a bajar de los 100 convencionales y acercarse, por ejemplo, a los 78 que propuso el PPD hace semanas. Además también estarían dispuestos a darle mayor poder a los expertos. Hasta ahora la alianza de gobierno propone que los expertos solo tendrán un rol no vinculante. La oposición podría subir de sus 50 convencionales, si se le entrega un rol vinculante al comité de expertos en la redacción del anteproyecto.

En la misma actividad de Idea País, Macaya reiteró su postura sobre los plazos. Sin embargo agregó que el tema constitucional no puede mezclarse con el calendario electoral municipal que parte en 2024. “Esto tiene que estar despachado a más tardar en diciembre de 2023″, agregó el senador dando pistas de cuáles serían los tiempos del eventual proceso constituyente 2.0. Finalmente Macaya comentó que el punto está en “construir un ejercicio que se diferencie en formas y fondos del ejercicio que fracasó” -haciendo referencia a la Convención Constitucional- y que la derecha “no cometerá el mismo error de meter este tema en el cajón”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Revisa en nuestro video de la semana, cuál es su origen, cuáles son sus características y cuál es el posible futuro de la pandemia debido a su masificación.