Dónde comprar buenos helados en Santiago (y cómo hacer alguno en casa)

heladeria, helados, datos, celíacos, diabéticos, veganos, alérgicos, verano, frescura, frutas, la firenze, el taller, gelato xocolat, patagonia schokoland

Comerlos en casa, disfrutarlos en una heladería o prepararlos en nuestra propia cocina. Todo eso y más ofrecen los helados para estos calurosos días de verano.



¿Habrá alguien al que no le gusten los helados? Es probable. Siempre hay amargos por ahí. Sin embargo, la gran mayoría de las personas —niños, jóvenes, viejos; todos— no se resisten a un barquillo o un vasito con su sabor favorito. También hay otros que prefieren comprar un pote grande y comerlos en casa viendo televisión. Y están los que consumen este producto pero solamente si cumple con ciertos requerimientos, como que no tenga azúcar o ingredientes de origen animal. Para todo eso, afortunadamente, hay una buena oferta y un sólido mercado.

A la manera tradicional

A diferencia de varios otros productos alimenticios, asociados al consumo y disfrute en la privacidad del hogar, para muchas personas tomar un helado involucrará siempre una salida. O mejor dicho, un verdadero ritual, de ir hasta la heladería, elegir el sabor o combinación deseada, consumirlo ahí mismo o, si se prefiere, caminando por las calles aledañas. Todo esto, claro está, dentro de lo que se puede por estos días de confinamientos, mascarillas y distancia social.

Así las cosas, para quienes gustan de “salir a tomar helado”, buenas alternativas en Santiago hay muchas. De muestra, tres opciones. La primera, el clásico Sebastián de la calle Andrés de Fuenzalida, en Providencia, a un costado del Drugstore. Diminuta pero acogedora, esta heladería tiene una excelente variedad de sabores, la mayoría bien tradicionales. Ojo: el de tiramisú debe ser el mejor de su tipo en Santiago y su delivery cubre desde Chicureo al norte hasta La Granja en el sur, y desde Lo Barnechea al este hasta Maipú al oeste.

Pack 3 potes de helados Sebastián de 490 ml


La segunda alternativa es Moritz Eis, una cadena de origen serbio que llegó hace años a Chile de la mano de Douglas Tompkins. Con varios locales en la zona oriente de Santiago, y también uno en Maitencillo, la especialidad acá son los helados cien por ciento naturales y de una cremosidad de verdad exquisita, lo que hace que su simple helado de frutilla sea realmente imperdible.

Pack 3 helados Moritz 500 ml (con conos de regalo)


La última alternativa es Oggi, una heladería de estilo italiano ubicada en la calle Holanda, y que está pronta a cumplir, con mucho éxito, dos años de funcionamiento. Y se entiende, porque sus helados son buenísimos. Tanto así, que sabores como el pistacho o la nocciola (de avellanas tostadas) ya tienen su bien ganada fama.

Helado Oggi 500 ml


En la comodidad del hogar

En tiempos de pandemia, nos hemos acostumbrado a pedir diversos productos alimenticios a domicilio, lo que ha hecho diversificar la oferta de manera importante. Y justamente, entre las novedades se encuentran los delivery de helados, que si bien ya existían hasta antes de marzo de este año, no tenían la variedad ni la calidad que hay ahora. Dos ejemplos de este nuevo escenario en Santiago son Don Celestino y muuMami.

El primero es una heladería cien por ciento online —con pedidos al Whatsapp +56982591934—, con reparto de miércoles a domingo en toda la zona oriente —y un poco más—, con una oferta de helados de crema y agua muy buena. Entre los más recomendables, o en realidad los que más me han gustado, están el de pistacho y sobre todo el de mango, fresquísimo para estos días de tanto calor.

La otra opción de helados a domicilio de alta calidad es muuMami, la hamburguesería que ha armado el restaurante Boragó, del chef Rodolfo Guzmán, para aguantar esta temporada de restricciones en el ámbito gastronómico. Y claro, siendo helados de los creadores de una de las cocinas más reputadas de Latinoamérica, la cosa es potente. Helados cien por ciento naturales, con materias primas seleccionadas y unos sabores que de verdad sorprenden. Está, por ejemplo el helado de frutilla blanca, el de chirimoya con limón de pica y rica rica, el de vainilla trufada o el de manjar de campo. Este último, realmente único y espectacular. Porque helado de manjar hay en todas partes, pero el de muuMami es otra cosa.

Helado muuMami de chirimoya, limón de pica y rica rica


La variedad del supermercado

No tendrán productos de verdad artesanales ni un lugar para sentarse a tomar tranquilamente un helado, pero lo cierto es que la cantidad de variantes que se pueden encontrar en los supermercados hoy en día es más que surtida.

Helado Bresler Carte D’Or almendrado 1 litro


Desde cosas tan elementales como la cassata de tres sabores hasta los famosísimos helados estadounidenses Ben&Jerry’s, además de clásicos como el postre almendrado o incluso joyitas como los helados de la marca Great Value, de los supermercados Líder, muy buenos y a excelentes precios, que es lo mejor que tiene el retail. Sobre todo si se compra en grandes cantidades.

Helado Great Value Cookies & Cream 1,4 litros


Es cierto, no es lo mismo que ir a una heladería, pero cuando se tiene a un montón de niños en casa —más encima aburridos por el encierro—, cualquier helado del supermercado les salvará la tarde y de paso a nosotros el bolsillo.

Helado Savory Cassata Brick 1 litro


Helado Ben & Jerry’s cheesecake de vainilla 453 ml


Para altas exigencias

La variedad de helados existentes en el mercado santiaguino ya no se queda solamente en los sabores y va mucho más allá. Por ejemplo, hace un buen rato es posible conseguir buenos helados sin azúcar añadida, los cuales son cien por ciento seguros para ser consumidos por personas con diabetes. En este segmento destaca lo que hace Gelato Xocolat, con sabores como chocolate, mango o arándanos, que al probarlos no se extraña para nada el azúcar.

Helado Xocolat 500 ml


Otro ejemplo de variedad específica es la dieta keto, tan famosa por estos días. ¿Puede alguien que está siguiendo este régimen de alimentación consumir helados? La respuesta es sí, siempre y cuando encuentre un helado certificado como keto. La buena noticia es que estos helados existen y los fabrica la heladería El Taller, ofreciendo una buena variedad de sabores que cumplen con todo lo que esta dieta pide.

Pote helado El Taller Keto


Por último, otra cosa que está muy de moda es no consumir nada de origen animal, lo cual se hace complicado cuando hablamos de helados de leche. Sin embargo, ya hay una buena oferta de helados cien por ciento veganos en el mercado, como por ejemplo los que ofrece NotCo, y que justamente se llaman NotIceCream. El de vainilla-caramelo-almendra está muy bueno, y no le falta nada de origen animal porque sabe riquísimo.

Helado NOTICECREAM vainilla-caramelo-almendras 345 g


Preparado en casa

No es tan común, pero también existe la posibilidad de preparar nuestros propios helados en casa. Una receta muy, pero muy fácil es la del sorbete de sandía. Para realizarlo solo es necesario rellenar la mitad del vaso de una licuadora con cubos de sandía sin pepas y previamente congelados. Se les agrega la ralladura de un limón y luego se procesa todo, para finalmente servirlo, armando pequeñas bolitas con un par de cucharas.

Otra opción bastante similar y simple es congelar cuatro plátanos bien maduros (negros por fuera) y luego pasarlos por la licuadora con un toque de miel de palma o manjar, dependiendo de lo dulce que lo deseen. Una vez procesado, se arman pequeñas bolitas y se sirve. Ahora bien, si se entusiasman haciendo helados podrán pensar en comprarse una máquina casera y simplemente echar a volar la imaginación, combinado todo tipo de sabores e ingredientes. Ojo que los modelos son cada día más compactos, fáciles de usar y han bajado bastante de precio.

Máquina de helados Oster


*Los precios de los productos de este artículo están actualizados al 5 de enero de 2021. Los valores y disponibilidad pueden cambiar.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.