¡Ha llegado carta!: lo que escribieron Luksic, Angelini y Matte sobre la nueva Constitución

Los líderes de los grandes grupos -más los timoneles de algunas empresas, como Carozzi, Santander e ILC-, trataron el proceso constituyente en sus tradicionales misivas a los accionistas. Confían en el proceso, advierten riesgos y se comprometen a participar. La mayoría de las otras empresas optó por no tratar el tema en sus memorias.




Es una tradición de todos los años. Los presidentes de las sociedades anónimas más grandes del país estampan sus reflexiones en la carta a los accionistas de las empresas que encabezan, en las memorias del año anterior. Lo hacen en el primer cuatrimestre de cada año, poco antes de las juntas ordinarias de accionistas. Son textos a veces estándar en los que resumen el ejercicio pasado, destacan cifras y la evolución de sus negocios. Todas las cartas de este año contienen de una u otra manera el año de la pandemia. Fue el tema insoslayable.

Esta vez, algunos empresarios emplearon también abordaron un tema que será más propio de este año: la nueva Constitución que será debatida por la convención constituyente que se elegirá en mayo. Lo hicieron las cabezas actuales de los grandes grupos económicos, como Andrónico Luksic, Roberto Angelini y Bernardo Matte. También presidentes de otras compañías.

La gran mayoría, sin embargo, no trató el tema constitucional en las misivas a los socios de sus empresas. Salvador Said no lo mencionó en las memorias de Parque Arauco y Scotiabank, tampoco lo hizo Carlo Solari, presidente de Falabella, ni Heike Paulmann en su primera carta en el interinato de su padre Horst Paulmann. Tampoco retailers como Ripley, SMU o Mall Plaza.

Alfonso Larraín, timonel de Concha y Toro, gastó su carta en el memorable año de la mayor viña local pese al Covid, Andrés Navarro se concentró en el desarrollo de Sonda y las grandes multinacionales también pasaron de largo por el tema constitucional: el grupo Enel, Aguas Andinas, controlada por el grupo francés Suez, y Chilquinta Energía, controlada desde la primera mitad de 2020 por la china State Grid.

Mención aparte para dos compañías. SQM, que no tiene carta ni de su presidente, Alberto Salas, ni de su gerente general, Ricardo Ramos, desde ya tiempo. Y Latam Airlines, que esta vez solo trajo un mensaje del gerente general, Roberto Alvo, y no de Ignacio Cueto, su presidente.

A continuación, los que sí opinaron. Las cabezas de tres grandes grupos, el dueño de Carozzi, un banquero y un dirigente gremial.

1. Andrónico Luksic: “Un desafío no exento de riesgos”

La cabeza del mayor grupo empresarial local dedicó palabras para el desafío constituyente en dos memorias de empresas que preside: la cervecera CCU y el holding Quiñenco. En la primera de sus cartas, Andrónico Luksic Craig espera que el proceso para redactar una nueva Constitución “sea efectivamente un punto de unión y no de división, en un ambiente de respeto por las diferencias y de interés genuino por el bien común. Estoy convencido que, con ese espíritu, podremos salir fortalecidos como sociedad de este desafiante momento y nos podremos reencontrar muy pronto, sanos y en paz”, dijo a los socios de CCU.

Esta semana se publicó la memoria 2020 de Quiñenco. Y se explayó aún más sobre “un proceso inédito en nuestra historia”. “Se trata de un desafío enorme, no exento de los riesgos e incertidumbres propios de un espacio de deliberación destinado a normar nuestra vida en sociedad”, escribió antes de insistir en su anhelo de vencer prejuicios, confrontar visiones con respeto y que el “resultado sea efectivamente un texto que nos una”.

Luksic ejemplificó así la relevancia del proceso. “Los 155 constituyentes que sean electos tendrán en sus manos el futuro de Chile”. Luego insistió: “Esperamos que actúen con responsabilidad y disposición al diálogo, que no teman a los acuerdos y debatan escuchando, aportando ideas constructivas y tomando las mejores decisiones. Que sean capaces de rescatar lo que ha permitido al país avanzar y que hagan los cambios necesarios para reflejar a la sociedad de hoy, más horizontal y participativa, contribuyendo al entendimiento, la estabilidad y prosperidad, dentro de un contexto de plena libertad. Que den espacio al emprendimiento, la inversión y el crecimiento, fundamentales para disminuir las desigualdades, para que nadie se quede atrás y Chile encuentre soluciones a problemas sociales de larga data”.

2. Roberto Angelini: “Invitamos a abordarlo con empatía”

El presidente de AntarChile y Empresas Copec espera que en el camino del proceso constituyente se regeneren confianzas y los consensos. “En momentos en que nuestro país se embarca en un debate profundo acerca de su nueva institucionalidad, invitamos a todos a abordarlo con empatía, y esperamos que como chilenos podamos identificar y consensuar las bases fundantes de nuestra convivencia futura”, escribió.

Angelini cree que la historia reciente debe llenar de orgullo a los chilenos: se ha reducido la pobreza, se ha mejorado el alcance de la educación y se han ampliado las posibilidades laborales. “Pero también es cierto que una parte importante de la población permanece en situaciones frágiles, y que, además, este mismo impulso de desarrollo ha ido generando nuevas necesidades, un mayor afán por seguir mejorando la calidad de vida, una natural demanda por fuentes adicionales de bienestar y seguridad”.

El también presidente de Corpesca espera, además, que en la discusión constitucional otorgue “espacio suficiente a aquellas voces expertas que podrán iluminar el rumbo en materias que son inherentemente complejas”. El empresario pide seguir adelante con lo que ha funcionado bien y abrirse a “cuestionar nuestros paradigmas, a repensar nuestras certezas”.

3. Bernardo Matte: “Abordar las brechas que se hicieron evidentes”

Es el tercero de los hermanos Matte Larraín, controladores de Empresas CMPC, Colbún y Bicecorp, entre otras compañías. Su hermana Patricia no participa en las empresas, Eliodoro dejó las compañías abiertas a Bolsa y Bernardo Matte se mantiene en varias mesas. “Como país viviremos por los próximos dos años el proceso de redacción de una nueva constitución, donde por primera vez en nuestra historia, la ciudadanía estará representada a través de una Convención Constitucional, que será elegida en el mes de abril de 2021”, expresó Bernardo Matte en su carta a los accionistas de Bicecorp, controladora del Banco Bice. “Esperamos que se generen los espacios de diálogo político necesarios para la fluidez de este proceso, de tal manera de abordar las brechas y desafíos que se hicieron evidentes durante el último tiempo”.

Los ejecutivos de las empresas de los Matte también abordaron el desafío constitucional. El presidente de Empresas CMPC, Luis Felipe Gazitúa, hizo expresa reserva de su intención por participar en el proceso constituyente. “Queremos ser actores propositivos en el futuro debate constitucional, siempre desde nuestra esfera, experiencia y compromiso, sin interferir en las decisiones políticas, pero sí exponiendo lo que consideramos cambios trascendentales para nuestro futuro”, apuntó. “Estamos sentando las bases de la convivencia y el desarrollo de nuestro país por muchos años”.

4. Gonzalo Bofill: “La ley del péndulo no es la receta”

“La nueva Constitución debe consagrar un camino para un futuro mejor para todos, en el que nadie se quede atrás, inclusivo, que propicie la búsqueda del bien común; debe conducirnos a una sociedad libre y responsable, a un país donde se respete el Estado de Derecho, el orden público y la legalidad, donde existan adecuados mecanismos de control democrático”, manifestó en su carta a los accionistas el presidente de Empresas Carozzi, Gonzalo Bofill. “Los empresarios tenemos la responsabilidad de participar y contribuir en un proceso tan trascendental como este para nuestro país”, agregó.

Bofill propone repensar la Constitución, pero, sobre todo, dice, “tendremos que acordar cómo cuidar nuestra democracia, cómo crear una consciencia ciudadana tal, que al Parlamento lleguen representantes que antepongan el bien de Chile por sobre la popularidad pasajera”.

Sus palabras, sin embargo, fueron más enfáticas que el resto: “La ley del péndulo no es la receta, hay que construir evitando destruir los pilares que generaron cambios fundamentales que permitieron transformar a Chile en el país con el mejor ingreso per cápita de Latinoamérica. El rol de los privados en este proceso ha sido determinante y espero que la polarización ideológica que estamos viviendo no evite reconocer que la subsidiariedad del Estado, la propiedad privada, el libre emprendimiento y la igualdad de todas las personas en dignidad y derechos, han sido claves”

5. Sergio Torretti: “Queremos ser parte activa”

El presidente de Inversiones La Construcción (ILC), Sergio Torretti, recuerda que la discusión constitucional marcó 2020 y que también lo hará en 2021 y 2022. “Vemos en este proceso una oportunidad de apuntar efectivamente a un desarrollo más sostenible e inclusivo en el largo plazo, sin perder todo lo avanzado en las últimas décadas, en una convención que integre diversas miradas y, una vez más, ponga sobre la mesa el diálogo y la cooperación en el centro de nuestro desarrollo futuro”, escribió en su mensaje a los accionistas.

La sociedad que preside controla, entre otras compañías, la AFP Habitat, Confuturo, Consalud, Banco Internacional y Red Salud. “Sabemos que la seguridad social es un tema de profundo interés, por lo mismo queremos ser parte activa de esta conversación, aportando con nuestra experiencia desde el sector privado”.

6. Claudio Melandri: “Contar con reglas del juego estables”

Fui quizá la única multinacional presente en Chile que abordó, a través de su máximo ejecutivo en el país, el cambio constitucional. Claudio Melandri, country head en Chile del banco español, dice que el país ha tenido, en las últimas décadas, uno de los progresos económicos y sociales más sobresalientes a nivel internacional en las últimas décadas. “Si no perdemos de vista esta realidad, el debate constitucional que está en desarrollo será una oportunidad para visualizar un país donde todos puedan prosperar”, afirmó. Al igual que sus pares, Melandri insinuó se mostró optimista. “Confiamos en que quienes resulten electos para redactar una nueva Constitución asumirán esta tarea con responsabilidad, aquilatando la importancia de contar con reglas del juego estables; una institucionalidad fiscal y monetaria sólida y seria; y apostando por una dinámica que genere confianza a la inversión, palanca clave del crecimiento económico y el empleo, que son prioritarias para comenzar a dejar atrás las secuelas de la mayor crisis económica que hemos vivido en décadas”, anotó el ejecutivo chileno que el año pasado cumplió 30 años en el Santander.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.