Siniestralidad de las isapres sube en el primer trimestre y llega a su mayor nivel en más de un año

A marzo las isapres abiertas destinaron el 92,6% de sus ingresos a entregar prestaciones y al pago de licencias médicas a afiliados, según cifras de la Superintendencia de Salud. Esto es un incremento de 0,9 puntos porcentuales en doce meses, y representa el mayor nivel desde diciembre de 2022. Consalud es la que registra la mayor siniestralidad (98%), y luego Cruz Blanca (96,5%).


El año pasado las isapres lograron reducir la siniestralidad de forma significativa si se compara con lo registrado en este ítem en 2021 y 2022, cuando estuvo en máximos.

El peak lo marcaron en septiembre de 2021 y de 2022, al cierre de ambos trimestres, terminaron con una siniestralidad de 98,4%. Eso significa que el 98,4% del total de ingresos que recibieron las isapres a esa fecha lo destinaron a entregar prestaciones y al pago de licencias médicas a afiliados. Por eso mismo es que las isapres registraron pérdidas en ese periodo.

Pero desde entonces, la siniestralidad que hay en la cartera de las isapres ha empezado a ceder. De hecho, en el trimestre terminado en junio de 2023, la siniestralidad llegó a 90,3%, su menor nivel desde septiembre de 2020, momento en que hubo una siniestralidad más baja de lo usual producto de las restricciones de movilidad que generó la pandemia.

Sin embargo, desde el cierre del primer semestre de 2023 y hasta ahora, la siniestralidad ha vuelto a subir, aunque de manera pausada. Esto, considerando que al cierre del año pasado el 91,3% del total de ingresos que recibieron las isapres a esa fecha, lo destinaron a entregar prestaciones y al pago de licencias médicas a afiliados.

En tanto, al cierre del primer trimestre de este año, destinaron el 92,6% de sus ingresos con ese fin, según cifras que consolida la Superintendencia de Salud en su sitio web. Esto es un incremento de 0,9 puntos porcentuales en doce meses, y representa el mayor nivel desde diciembre de 2022.

Al cierre del primer trimestre, la isapre que marca la mayor siniestralidad es Consalud, con un 98%. Le sigue Cruz Blanca con un 96,5% a marzo. Luego Nueva Masvida con 94%. Más atrás se posicionan en un empate técnica Banmédica y Esencial, ambas con 90%. A continuación se ubica Colmena con 89,5%, y por último Vida Tres con 87,2.

Resultados

Esto va en línea con el resultado que obtuvieron las isapres al primer trimestre, el cual fue dispar, pues hubo cuatro aseguradoras que anotaron mermas, y otras tres marcaron ganancias. Justamente las isapres con mayor siniestralidad fueron las que registraron las mayores pérdidas.

Consalud lideró los números rojos con $7.303 millones a marzo, lo que se compara con los $67 millones que perdió en el primer trimestre de 2023. Justamente la isapre controlada por ILC, brazo de inversiones de la Cámara Chilena de la Construcción, fue la más afectada con el fallo de la Corte Suprema que en agosto del año pasado anuló el último incremento del precio por Garantías Explícitas en Salud (GES) que hicieron las aseguradoras de salud privadas, golpe en los ingresos que empezaron a ver las isapres desde enero de este año.

A marzo, Consalud reportó una baja interanual de 23% en sus ingresos, totalizando $152.082 millones. Esto ocurrió porque fue la isapre que tuvo que hacer la mayor rebaja del precio GES al cierre del año pasado, puesto que había subido su precio GES desde las 7,14 UF anuales que tenía en el proceso 2019–2022, a 16,68 UF anuales en octubre de 2022. Pero luego del fallo de la Suprema, en diciembre de 2023 tuvo que ajustar esa prima a 7,22 UF anual, lo que significa una baja de 56,7%.

Entre las isapres con mayores pérdidas a marzo, le siguió Cruz Blanca con mermas por $6.525 millones, profundizando el saldo negativo de $4.569 millones que había anotado en igual periodo de 2023. Nueva Masvida se ubicó en el tercer lugar de números rojos, con pérdidas por $4.775 millones a marzo, versus las ganancias por $2.670 millones que anotó en el primer trimestre de 2023.

El cuarto lugar en mermas se lo llevó Esencial, la aseguradora de salud del Grupo Alemana que fue creada en 2022, marcó pérdidas por $1.921 millones en el primer trimestre, lo que se compara con los $1.237 millones que anotó en número rojos en igual periodo de 2023.

Al ver el resultado total, las isapres abiertas casi cuadruplicaron las pérdidas en el primer trimestre de este año, en comparación con lo registrado en igual periodo del año anterior. Esto, porque a marzo de 2024 acumularon mermas por $13.078 millones, versus los $3.389 millones que perdieron en el primer trimestre de 2023. Además, este resultado implica que las isapres anotaron los mayores números rojos trimestrales desde los tres meses terminados en septiembre de 2022.

Esto ocurrió porque los ingresos de las aseguradoras a marzo disminuyeron 11% interanual, totalizando $884.095 millones, y se da pese a que en el primer trimestre las isapres bajaron en 10% el costo de ventas hasta $818.380 millones, además de disminuir en 7,7% los gastos de administración hasta los $93.033 millones.

En todo caso, hubo tres aseguradoras con utilidades. La isapre que más ganó fue Banmédica, con $4.000 millones en el primer trimestre, lo que se compara con el saldo negativo que anotó a marzo de 2023 por $1.583 millones. Luego se ubicó Vida Tres con un resultado positivo por $2.324 millones a marzo, una caída de 4,9% en sus ganancias. Mientras que en el tercer lugar se situó Colmena, con utilidades por $1.121 millones a marzo, lo que se compara con los $1.047 millones que perdió en el primer trimestre de 2023.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.